martes, 29 de marzo de 2016

NO A LOS DEBERES.¿POR QUÉ SE DEBERÍAN ELIMINAR?




El otro día compartí una publicación en facebook manifestando mi opinión contraria a los deberes escolares de los niños. Se armó un gran revuelo, por eso hoy quiero aprovechar mi pequeño rinconcito para dar con calma mi opinión como madre y exponer los motivos por los que estoy en contra de los deberes escolares.

Pequefelicidad es la esencia de ser niños. Siempre trato de defender esta esencia y de protegerla con cada una de las cosas que publico, y eso es lo que quiero hacer hoy.







A raíz de la publicación que compartí en facebook tuve que leer comentarios como que el hecho de que los niños no tuviesen deberes los convertiría en unos "lerdos analfabetos".

Ese es el problema que tenemos en nuestro sistema educativo. Sólo visionamos la meta, y nos da igual el camino que recorran nuestros hijos. El problema es que ese camino es su infancia, su juventud, su vida...
El problema es que no tenemos en cuenta que nuestras necesidades como seres humanos debería ser lo prioritario, y que una vez satisfechas esas necesidades, habremos alcanzado una plenitud que nos permitirá aprender con ganas, con curiosidad, que tendremos una mente preparada para absorber información... No nos valoramos como personas, sólo pensamos en la competencia, en crear excelencia, a costa de lo que sea.

Pero la excelencia no llega cuando los niños están desmotivados, cuando los niños sólo piensan en salir a jugar y tienen que estar  sentados en una silla por obligación haciendo seis ejercicios de matemáticas, un resumen de lengua, leer un tema para ciencias Naturales y empezar a hacer una maqueta para tecnología...
Cuando aprender se convierte en algo estresante, con obligaciones y horarios impropios de la edad, cuando aprender imposibilita disfrutar del tiempo en familia... Aprender deja de ser una motivación para convertirse en una obligación (casi en un suplicio), en algo mecánico, para conseguir una nota.


Por supuesto, que el cambio del sistema educativo no son los deberes. Los deberes es una cosa más de las que deberíamos cambiar, pero sólo UNA COSA MÁS.

No soy de extremos, y con esto quiero decir que si en cursos más avanzados (no en primaria) los niños tienen que investigar algo en casa, o reforzar algún concepto del colegio, no lo veo mal, siempre que los profesores estén coordinados con la cantidad de tareas que mandan a sus alumnos y las racionalicen. Deberes que fomenten la investigación, que permitan dar rienda suelta a curiosidades de los niños, deberes que realmente sean motivadores, y les permitan complementar, afianzar y motivar el trabajo personal en casa.



El otro día un profesor en facebook  me comentaba que nadie le decía al médico cómo hacer su trabajo, ni al limpiador, ni al bombero... En ese punto discrepo. En la enseñanza, como en todos los campos, hay grandes profesionales, pero también profesionales desactualizados, que creen que su palabra es palabra de Dios.
Establecer debate, y tener una mirada crítica, a veces, ayuda a mejorar la sanidad, la enseñanza, la educación...
En el caso concreto de la educación queda mucho por hacer en nuestro país. El índice de fracaso y abandono escolar en España está muy por encima de la media europea, así que, quizá, sería conveniente preguntarnos por qué y tratar de cambiar lo que falla.
Estos son datos objetivos, y no necesito ser profesora, para tener el sentido común necesario que me permita darme cuenta de que los deberes, tal y como se conciben ahora mismo, son un lastre, más que un refuerzo.

La educación no es cosa de los profesores sólo, también es cosa de las familias. Ambos deben ir de la mano para llegar a buen puerto, si no estamos perdidos, Y LO ESTAMOS.

En nuestro país los niños están cargados de deberes monótonos y tediosos. En cursos de primaria los niños ya pasan de media de una a dos horas haciendo deberes a diario, y en cursos superiores la cosa ya es agobiante, si juntamos una media de dos o tres horas de deberes al día y el tiempo de estudio para los exámenes.

La excusa perfecta, por lo visto, es que los deberes crean, supuestamente, el hábito de estudio necesario para secundaria. Tal vez necesitaríamos también que los niños tuviesen un trabajo desde pequeños o responsabilidades como llevar una casa para crear ese "hábito"...
Más que hábito lo que crean es desmotivación, fatiga, desilusión, competencia insana...

Tal vez , el problema es que, muchas veces, los profesores mandan como deberes aquello que ni siquiera les da tiempo a ver en clase, o aquello que leen de corrido, o que ven a la velocidad del viento y los niños apuntan sin enterarse de nada... "Ahora 6 o 7 ejercicios y ¡problema resuelto!". No podemos pretender que hagan y asimilen en casa lo que no aprenden en clase, a costa de jornadas maratonianas. Al día siguiente llegan y hay que corregir ejercicios, pasar nervios por si no los tienes bien hechos, o si te sacan a la pizarra y se te ha olvidado hacer ese ejercicio en concreto...

A lo largo de mis años escolares he pasado por muchos profesores y puedo decir que en la mayoría de casos los deberes pretenden suplir las deficiencias de la jornada escolar. ESE ES EL AUTÉNTICO PROBLEMA.

Aunque pueda sonar utópico, deberíamos fijarnos en sistemas educativos como el finlandés, uno de los mejores del mundo, tal y como demuestran  sus alumnos. Un sistema en que los niños empiezan el cole más tarde, en concreto a los 7 años (y ¡¡¡sorpresa!!! niños sin hábitos de estudio muestran una inquietud desbordante por aprender, porque están preparados, motivados para ello). La educación en Finlandia es gratuita para todos  (incluidos libros, una comida caliente en el cole y material escolar). Apenas tienen deberes. Se preocupan de la calidad de la formación del profesorado por encima de todo (que ha de estar exquisitamente formado y actualizado). Investigan continuamente para mejorar la educación, dando la importancia que merece a la creatividad, la investigación...
Los niños no reciben notas, ni tienen exámenes hasta los 11 años...
No se fomenta la competitividad, si no el compañerismo. Los niños están acostumbrados a ayudarse entre ellos, a trabajar en equipo. La educación se personaliza. Los niños tienen los mismos profes durante varios años lo que les permite conocer más a sus alumnos y personalizar más. Los profesores preparan sus clases como parte de su jornada laboral, clases de calidad, donde se centran en el contenido y no en la evaluación. Los niños tienen menos horas lectivas con más descansos. A todo ello, sumamos las ayudas económicas que reciben las familias para conciliar y dedicar tiempo de calidad a sus hijos.

Por supuesto que la supresión de los deberes, por sí sóla, no va a mejorar nuestro sistema educativo, pero es un comienzo. Si no hacemos nada, está claro que nada va a cambiar nunca.
Los niños tienen derecho a jugar, tienen derecho a ser niños sin ser juzgados cada día. Lo que no es normal es que niños que acuden a la guardería ya reciban notas sobre si colorean dentro de la línea, si comparten, si pegan la pegatina  ¿Nos hemos vuelto locos?




Los niños son niños, y  aunque nos parezca lo contrario deben jugar y ser felices para tener un desarrollo óptimo. Está claro que la sociedad de hoy en día es pura competencia, pero cuanta más prisa tenemos por crear niños excelentes, más adolescentes "NINI"  (ni estudian ni trabajan) tenemos en nuestra sociedad.



¿Por que creo que se deberían eliminar los deberes en primaria y racionalizar en secundaria?


-Porque los niños ya pasan su "jornada laboral" sentados en el pupitre, jornadas en las que no tiene la libertad de movimiento que necesitan, y les pedimos que por la tarde continuen sentados haciéndo deberes. No es natural reprimir esa necesidad de movimiento. No nos sorprendamos de tener niños sedentarios, lo estamos fomentando nosotros.

-Porque los deberes, tal y como están planteados hoy, son tediosos, aburridos, repetitivos, monótonos... 

-Porque el refuerzo y el esfuerzo debe hacerse en el propio aula con clases y contenidos de calidad, no en casa.

-Porque impiden tener tiempo de calidad en familia.

-Porque todas las familias no tienen oportunidad, por sus horarios laborales, de pasarse tres horas al día haciendo ejercicios y deberes con sus hijos, y por supuesto, de hacer proyectos y maquetas para competir por ser la más espectacular. Maquetas en las que los niños participan muy poco más bien nada. Es injusto para los niños y crean desventajas para algunos, puesto que sus notas dependen de ellos.

-Porque la carga excesiva de tareas en niños pequeños crea fatiga, cansancio, desmotivación y estrés.

-Porque los niños tienen derecho a jugar.

-Porque les impide dar rienda suelta a otros intereses que puedan tener como deportes, museos, visitar exposiciones, expresión artística, cocina... Si los niños quieren combinar estos intereses con los deberes se someten a horarios prácticamente militares.

-Porque fomentan la competitividad insana entre los niños. Los deberes (y las notas) acusan las desigualdades. Para fomentar el interés real por aprender el niño debe competir consigo mismo, no con los demás. 



Siempre va a haber niños que, a pesar de todas las dificultades, sigan teniendo amor por aprender. Cuando digo dificultades hablo de los horarios militares y clases tediosas, los deberes imposibles de digerir, los exámenes, las notas, la presión, la competitividad que genera mal ambiente en el colegio...
Pero tenemos que intentar fomentar ese amor por aprender, no entorpecerlo.




Mi reflexión final


Quizá los "lerdos analfabetos" seamos nosotros mismos que no somos capaces de ver las necesidades que tienen los niños, no somos capaces de ver lo que necesitan para un desarrollo óptimo. Los niños necesitan ser niños, jugar, saltar, pisar charcos, visitar museos, tocar, experimentar, curiosear, vivir...





Esta es mi opinión sobre los deberes. No es sólo la mía, afortunadamente, cada vez más familias se están dando cuenta de ello. Afortunadamente el debate se está empezando a llevar a los medios, y cada vez hay más firmas que solicitan suprimir los deberes en primaria  y racionalizar los deberes en cursos superiores.

Si quieres puedes firmar tu petición para que racionalicen los deberes aquí
Firma aquí para que supriman los deberes de los niños de 6 a 12 años



La educación no es cosa sólo de los profesores, las familias nos tenemos que concienciar de ello. Así que, sí, aunque no sea profesora PUEDO OPINAR,  porque afortunadamente hay libertad de expresión. Seguiré defendiendo desde mi pequeño espacio la esencia de ser niños, porque eso es Pequefelicidad.



#STOPDEBERESESCOLARES


SI ESTÁS EN CONTRA DE LOS DEBERES

COMPARTE ESTE POST

 

Entre todos, podemos cambiar el mundo.

Empecemos por el tipo de educación que reciben nuestros hijos

 

 

Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter, pinterest.
Ahora también en You tube e instagram




22 comentarios:

  1. Hola! He leído tu post con gran interés! Soy profe de primaria y comparto en gran medida tu punto de vista. Suprimir los deberes en toda la primaria me parece un tanto excesivo. Creo que lo que deberíamos hacer los docentes es mandar tareas que sean motivadoras, enriquecedoras y que dejen tiempo para el juego, la creatividad, el descanso, la familia... ¿Por qué no pedir a los alumnos que vean un vídeo en concreto, apunten sus ideas y comentarlo en clase al día siguiente?¿Por qué no pedirles que inventen un juego, que hagan un puzle, que lean algo que les guste...? Tenemos mucho trabajo por delante y tengo la esperanza de que poco a poco conseguiremos mejorar la educación si escuchamos más a los niños y a las familias. Las leyes educativas lamentablemente no ayudan pero como docente tienes el poder de cambiar tu metodología, solo hay que querer!!
    Gracias por tu blog, no soy madre aún, pero como maestra me ayuda mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como lo planteas tu, no lo vería nada mal. Siempre que las tareas no ocupasen más de una media hora más o menos.
      Los deberes que se plantean hoy en día son una extensión de lo que hacen en clase, y son tediosos... Ese es el problema.
      Tu aportación me gusta mucho y me parece muy interesante

      Eliminar
  2. Yo como Profe de secundaria y madre de un niño de 6 años en 1- primaria,veo que él sistema no funciona. Mi hijo odia las fichas para escribir y todo el día sentado... Muchos días no quiere ir y lo mejor del cole es el recreo, qué triste! Siempre se lo había oído a mis alumnos adolescentes y pensé q era la edad! Pero que te lo diga tu propio hijo tan pequeño!!!!
    Claro, ahora entiendo el pasotismo de los adolescentes. Simplemente están hartos. Yo cada vez mando menos deberes y comparativamente se mandan muchos más en primaria que en secundaria. Conozco niños de 3- primaria y padres que están HORAS haciendo deberes por las tardes ... Totalmente de locos. Desde que soy madre y como docente, creo que la etapa infantil y primaria necesitan urgentemente un cambio. Es la base y sobre eso, luego secundaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que también los profes tengan esta visión. El problema NO son los profesores, el problema es el sistema educativo, hay muchas cosas que deberían cambiar y mejorar. Empezando por los deberes. Pero nuestro ansía por competir no nos deja ver más allá. Pensamos que porque los niños estén recluidos en casa de 4 a 9 van a ser grandes directores de empresa. La infancia se pasa, se pasa la juventud... Y no nos importa!

      Eliminar
  3. Yo como Profe de secundaria y madre de un niño de 6 años en 1- primaria,veo que él sistema no funciona. Mi hijo odia las fichas para escribir y todo el día sentado... Muchos días no quiere ir y lo mejor del cole es el recreo, qué triste! Siempre se lo había oído a mis alumnos adolescentes y pensé q era la edad! Pero que te lo diga tu propio hijo tan pequeño!!!!
    Claro, ahora entiendo el pasotismo de los adolescentes. Simplemente están hartos. Yo cada vez mando menos deberes y comparativamente se mandan muchos más en primaria que en secundaria. Conozco niños de 3- primaria y padres que están HORAS haciendo deberes por las tardes ... Totalmente de locos. Desde que soy madre y como docente, creo que la etapa infantil y primaria necesitan urgentemente un cambio. Es la base y sobre eso, luego secundaria.

    ResponderEliminar
  4. Estudios de neuroeducación avalan los planteamientos de este post. Todos, padres, educadores, comunidad científica, legisladores, debiéramos de remar en la misma dirección

    ResponderEliminar
  5. Por fiiiiinnnn, alguién que comparte mi punto de vista...y soy profe de secundaria! Ayer, mi indigno oir a une pobre madre de alumno pedir disculpándose a mi colega de letras que si por favor podía dar más plazo para los deberes más largos...su hijo llevaba 3 semanas sin ir a su entrenamiento a la piscina!!! En qué mundo vivimos? En qué sector trabajas para tener un análisis tan fino? Muchos de mis colegas son incapaces de...observar!!! Y claro que sí, la Educación es cosa de todos!!!! Gra-cias por este apasionante blog que me tiene...enganchada! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! El análisis no tiene que ver con mi sector laboral si no con la sensibilidad que se despertó en mí a raíz de mi maternidad. Actualmente me estoy formando como guía Montessori para etapa 0-3 y asistente 3-6 ami

      Eliminar
    2. Yo también quiero lanzarme. Sabes si existe algún curso AMI a distancia? Gracias.

      Eliminar
  6. Bravo!!! Pusiste en palabras ideas que he tenido desde hace tiempo, fui maestra, soy de México, y vivo decepcionada de nuestro sistema escolar; Yo también estoy en contra de los deberes escolares, pero la sociedad sigue pensando que mientras más tareas, mejor es el maestro; Esperemos que muy pronto esta mentalidad sea erradicada y podamos enfocar nuestra energía en cosas verdaderamente importantes. Gracias por tu post. Una vez más Soy tu fan!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Marta.
    Comparto completamente todo lo que expones en esta entrada. No puedo estar más de acuerdo. Soy maestra de educación infantil y tengo que reconocer que mi opinión respecto al tema ha ido evolucionando con los años. Ahora lo tengo muy claro,y así se lo hago saber a los padres en las Tutorías y reuniones,dándoles alternativas varias para que a partir de materiales,juegos y actividades manipulativas que les permitan aprender y experimentar a través de los sentidos,puedan desarrollar las capacidades en las diferentes áreas de aprendizaje con ilusión y motivación en el proceso. A algunos padres les cuesta,siguen pidiendo recomendaciones de cuadernos de repaso para las vacaciones. Pero cuando se lo explico, lo entienden y lo aceptan. La verdad es que siempre me he sentido muy respetada y valorada por las familias en mi clase. Que no por el resto de la sociedad...
    Por otro lado,la sociedad carga cada vez de más responsabilidades a la escuela. Aún no tienen claro que la educación de un niño,empieza en el núcleo familiar. Y que escuela y familia debemos caminar en la misma dirección,cogidas de la mano,nunca enfrentadas, ya que tenemos un importante objetivo común.
    Por último, veo indispensable la formación, motivación e ilusión del profesorado. Yo pasé algunos años quejándome mucho de los cambios del sistema educativo,de los recortes, del retroceso de la escuela pública, de las pocas ayudas,apoyos y reconocimiento social recibido...Hasta que cambié mi mirada cuando comprendí que hay una serie de factores en mi trabajo que yo no puedo controlar. Y dirigí todos mis esfuerzos a cambiar desde dentro,desde mi aula, en la medida de mis posibilidades lo que estuviera en mi mano. Empecé a replantearme muchas de las cosas que hacía hasta entonces. He cambiado parte de mi metodología...y sigo conociendo y experimentando con nuevos juegos y materiales. Y estoy encantada con la respuesta de los niños. Cuando están enfermos o incluso en vacaciones, me dicen los padres que están deseando volver. Y se que no es fácil(lo vivo en primera persona),pero no imposible. Y desde dentro podemos cambiar mucho las cosas. En ese camino,debemos buscar siempre que nuestro alumnos crezcan felices. Así es como se llama mi Blog,que os invito a leer: creciendofelicescampanar.blogspot.con.es
    Tu Blog me sirve de gran apoyo Marta para mi práctica en el aula como maestra y mi experiencia diaria como madre. Gracias una vez más por tu dedicación. Cuando expones tu opinión tan abiertamente, es fácil que haya gente que opine y critique, a veces,de forma hiriente. Pero somos muchos los que te apoyamos y agradecemos tu gran esfuerzo y labor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consuelo, ojalá hubiese más opiniones y maestros como tú, el cambio tiene que empezar en algún sitio y aunque se que no lo tenéis fácil también se que hay pequeñas cosas que podéis hacer diferente para dar un gran cambio. Te admiro!!! Eres un gran ejemplo

      Eliminar
  8. http://creciendofelicescampanar.blogspot.com.es/2015/06/deberes-para-el-verano.html?m=0

    ResponderEliminar
  9. Al docente que te dijo que nadie le decía cómo hacer su trabajo a un médico o limpiador o bombero.. pero es que la educación es OBLIGATORIA, no como ir al médico (a los que personalmente, cada día cuestiono más) y sí, si hay gente que dice cómo hacer el trabajo, en todos hay unas normas y/o protocolos, que han de cambiarse si no funcionan.. como es el caso de los deberes.
    Mi peque empezará este próximo curso infantil.. me veo peleándome con todo el mundo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo y yo... El mio también tiene que entrar y en mi ciudad no hay ningún cole que encaje con lo que me gustaría. Así que es un tema que también me toca muy de cerca. Pelearemos lo que podamos

      Eliminar
    2. Y yo y yo... El mio también tiene que entrar y en mi ciudad no hay ningún cole que encaje con lo que me gustaría. Así que es un tema que también me toca muy de cerca. Pelearemos lo que podamos

      Eliminar
  10. Marta:

    No puedo añadir ni una palabra, has expuesto ABSOLUTAMENTE TODO lo que yo creo, coincidimos 100%. De hecho en el futuro colegio del pipiolillo, me gustaría que no existieran los deberes (lo veo difícil).

    Te dejo enlace a un post que aunque no es exactamente lo mismo, sí lo es, y que también me encantó sobre el tema (no le escribí yo): http://elrincondemixka.com/2016/03/18/horas-extraordinarias-cuantas-metes/

    Comparto en mi facebook personal y en twitter. Ojalá entre todos podamos cambiar algo!

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  11. Gracias de verdad, voy a leer el enlace ;)

    ResponderEliminar
  12. Hay mucho fracaso escolar, conozco mucha gente que ha "fracasado", incluida yo misma y la verdad que es desolador. Son más los fracasados que los que siguen sus cursos y nadie se preocupa por cambiar nada ni por mejorar. Así seguiremos destrozando vidas de futuros adultos y podrá aumentar el número. ¿Pero eso a alguien le importa?

    Si hay gente que luego no puede hacer más que barrer o limpiar da igual, tiene que hacer pero no piensan que esa persona trabaja mucho y gana poco y que no le llega ni para el pan. Y sobretod que todos merecemos oportunidades.

    ResponderEliminar
  13. Soy practicante de psicologia y me toco remplazar dos veces en la semana la profesora y la verdad fue una experiencia extraordinaria por dos motivos el primero que es un colegio que educa niños con habilidades diferentes y el segundo que el colegio tiene como metodología educativa la de montesu lo que me permitió mucha facilidad para poder armar una clase y mandar tareas dos veces en la semana muy originales y muy sencillas, desde como lei en un post anterior de una profesora "converzar con los papis sobre la profesión de la imagen" "traer un disfraz de profesión oficio que le llame la atención al niño porque jugaremos con ellos" buscar acerrin y pegar en la madera del carpintero" y otras mas por citar algunas, en un colegio muy tradicional que busca que el joven ya en secundaria ingrese de frente a la universidad con muchos casos en su currícula esta tarea hubiera sido muy tediosa con horas y horas de mucha tarea.

    ResponderEliminar

Blogging tips