sábado, 6 de mayo de 2017

LO BUENO DE IR A UNOS PREMIOS Y GANAR




Ir a unos premios importantes mola mucho, pero ganar ya es la monda lironda. Yo pensaba que estas cosas siempre le pasaban a otros, ¡pero resulta que esta vez he ganado yo! (Un poquito de terapia propia para autoconvencerme). El año pasado te contaba lo bueno de ir a unos premios y NO ganar y este año, para mi sorpresa, puedo contarte lo bueno de ir a unos premios y ganar. Los premios 20 blogs del 20 minutos.



Fui arrastrada por mi hermana y mi marido.

-¡Que no, que no me presento más! Que ganar es muy difícil y no quiero ser más pesada con los votos. Ya me da una vergüenza horrorosa
-¡Que sí, que te tienes que presentar y punto!

Unas semanas más tarde ahí estaba yo sentada en la gala pensando en el "te lo dije" de mi hermana y mi marido. Pues sí, me lo dijisteis y os habéis marcado el "te lo dije" de vuestra vida.

El día de la Gala yo me lo tomé todo con mucha calma. Estábamos a 5 horas y media de viaje hasta Madrid. Pero, oye, que a mi me da tiempo a ir media mañana a la escuela. Me levanté, metí lo primero que pillé en la maleta y me fui al cole. Soy tan feliz en la escuela Montessori que me cuesta mucho perderme un sólo día allí.

No pensaba yo en grandes preparativos porque ya había estado el año pasado y sabía que podías pasar desapercibida entre la gente, sentarte en la butaca sin pena ni gloria e irte para casa.
Mi marido, que es muy de ir con tiempo a los sitios, ya estaba un poquito atacado a última hora de la mañana con mi afán por aprovechar tanto los días. "¡Marta, que no vamos a llegar!"

No sin antes perdernos un rato por Madrid llegamos a nuestro apartamento con el tiempo demasiado justo para maquearnos. Cuando no vives en Madrid llegas allí y te sientes como Paco Martinez Soria en la ciudad. Nosotros somos muy de pueblo y es llegar a la capital y parece que no sabemos ni cruzar una calle. Nos faltaban las gallinas de la mano, vaya.





Yo estaba muy optimista. El peque se había dormido casi todo el viaje, así que pensé que estaría súper relajado para aguantar muy tranquilo el sarao hasta altas horas. ¡Qué ilusa soy!

En otras ocasiones el peque no había venido conmigo a las galas de premios. Cuando se enteró de que en la Gala de los premios Madresfera del año pasado estaba el Pollo Pepe casi no me vuelve a hablar. ¡Pero qué narices! Él es Pequefelicidad. Si alguien tiene que estar allí es él. 

Eran ya más de las siete y teníamos que acicalarnos un poco y llegar al sarao que comenzaba a las ocho. El peque no estaba muy por la labor de vestirse. Él tenía otros planes que eran mucho más divertidos. Correr desnudo por la habitación y saltar encima de las camas. Cuando llegas a un hotel y eres niño saltar en la cama es casi obligatorio y él no estaba por la labor de perdérselo.

Por un momento pensé que el plan de saltar desnudos encima de la cama podría ser mucho más divertido que la Gala, pero rápidamente me vino a la mente la kilometrada que habíamos hecho "¡Hay que ir sí o sí!"
El otro día en la formación Waldorf de Tamara Chubarobsky aprendí algunos recursos para bajar los picos de intensidad de los niños con canciones, rimas y juegos de dedos. A mi los recursos no se me apolillan en el armario, así que tres o cuatro canciones después la calma llegó, y respiré. El peque se vistió y pudimos irnos.

Nos íbamos en metro. Para la gente de Madrid el metro será un horror, pero para nosotros es toda una novedad. El peque montaba en metro por primera vez y flipó mucho al ver que había toda una ciudad subterránea. Ahí empecé a pensar que ya había merecido la pena el viaje a Madrid.



LLegamos al CaixaForum. Allí había mucha gente importante; prensa, políticos, gente del mundo de la comunicación... Todos se saludaban a la puerta del auditorio. Nosotros, que no conocíamos ni a Perry, nos pusimos allí en una esquinita  a ver pasar la vida. Dos minutos más tarde estábamos jugando con una lata de Coca-Cola aplastada que había por el suelo, saltándonos todo el protocolo.



Y fuimos pasando a la recepción. Había mucha gente. Esos son momentos en los que me parece casi necesario coger al peque en brazos. Que ver sólo culos desde su altura debe ser una sensación muy agobiante. Se decidió, entonces, a empezar a hacerme coletas, ponerme el pelo por la cara. Vamos, ¡todo muy glamuroso!




"Oye Marta ¿Ese no es Pablo Iglesias?" Me decía mi marido. "¡Ah pues sí!". "Mira, también está Cristina Cifuentes, y Albert Rivera, y..." El peque nos miraba con cara de circunstancia a la expectativa de que pudiese aparecer el Pollo Pepe en cualquier momento.



Unos minutos más tarde ya estábamos en la butaca. Una, que ya es previsora, pensó en la ubicación ideal para una gala de premios con un niño de tres años. Zona de pasillo en un lugar alto, donde pasemos desapercibidos. A mi peque siempre le entran ganas de hacer pipí en las situaciones más raras del mundo, pensé que levantar a medio auditorio en medio de la gala, quizá varias veces, no sería la mejor idea. Así que esa era la ubicación ideal.



Oscar Martínez y Lucía Villalón fueron los presentadores de la gala. Antes de que nos diese tiempo a acomodarnos en los asientos ya estaban anunciando nuestra categoría. Blogosfera. ¡Pim, pam! Sin paños calientes. Todo es al más puro estilo Oscars.
La categoría más inquietante. La de los blogs que no entran en ninguna categoría. Este es un llamamiento a los organizadores de estos premios. ¡Maternidad está pidiendo una categoría a gritos!


-Y los nominados son... El peque me agarró de la mano como si estuviésemos en la cima de una montaña rusa a punto de caer el vacío. Cuando dijeron Pequefelicidad entre los nominados y el blog salió en aquel pantallón me apretó fuerte la mano. "¡Mira mamá!" Como si acabara de darse cuenta de que nuestro pequeño espacio estaba ahí, en un lugar tan importante. ¡Qué emoción!
Ese apretón de manos y su entusiasmo fueron el único instante preciso en que pensé que sí, que esta vez sí.
-Y el ganador es... PEQUEFELICIDAD

"¡Ay! ¡Ay! Que ha dicho Pequefelicidad, que sí. Que me tengo que levantar.  ¿Por qué habremos elegido un lugar tan alto? (La ubicación, ahora, ya no me parecía tan ideal). Que bajo, que la gente aplaude, que está pasando."

Cuando estaba subiendo al escenario. Oscar Martinez, muy agudo, me dijo. "Claro, eres madre." "¡Sí! Ahí está mi peque", dije con toda la ilusión por saludarle y darle las gracias desde el escenario. Casi sin dejarme ni acabar la frase yo ya estaba flipando aún más con toda la situación "¡Ah, pues que venga también el peque! decía el  presentador "¿Dónde está?". Cuando miré hacia las gradas el peque ya estaba por mitad de la escalera bajando como un cohete.
Ahí estaba él disfrutando de su minuto de gloria en brazos de Oscar Martínez. Presentándose delante de toda esa gente importante y explicando que "Mi mamá hace muchos blogs" . Me han mandado fotos del momento. Con la típica cara de pánfila que se le puede poner a una madre que ve a su hijo en un escenario. Prometo que sólo hago un blog, a Dios gracias. Aunque él debe creer que, por el trabajo que da, hago dos o tres.  :)



¿Se puede tener más cara de pánfila?


Bajaba del escenario con mi niño, el diploma, el trofeo y el momento tan subrrealista que acababa de vivir. Una de esas situaciones en las que piensas ¿Esto está pasando?



Una vez de vuelta a la butaca el peque debió pensar que ahí ya estaba todo el pescado vendido y que había ya poco más que rascar. Él decidió empezar una fiesta particular en la butaca. Cogía el premio, lo ponía en el pasillo, lo escondía debajo de la butaca. "Vale, nos lo han dado, pero el premio no va a llegar a casa. Menos mal que hemos grabado un vídeo para el recuerdo". Se bajaba de la butaca, tocaba el número que había debajo. Nos pedía si nos podíamos levantar para ver nuestros números, volvía a subir, se agachaba para ver si el premio seguía en el mismo lugar.



Delante teníamos un señor, con poco pelo y poca cara de que le gustasen los niños, que no paraba de mirarnos de reojo y de murmurar. Mi marido miraba al señor y luego me miraba a mí. Yo miraba al niño, y al señor. Parecía que el tiempo se hubiese detenido. "¿Este año había sólo 20 categorías o han puesto 50 a última hora?".

A mi me daban ganas de tocarle en el hombro al buen señor y decirle. "Oiga, siento el ruido. Es un niño de tres años.Tenía que estar aquí, debía estar aquí, pero entienda que son las 23.00h, se ha hecho un viaje de casi 6 horas de coche y además ha venido y no está el Pollo Pepe" pero claro, no me atreví, así que aguantamos el tirón como pudimos.

En esas situaciones la creatividad es un plus "¿Ves a alguien con traje rosa? ¿Y a alguien que sea rubio? " 

Los grandes ganadores al mejor blog del año fueron los chicos del blog Amigos ingleses que se llevaron un premio de 5.000 Euros y la posibilidad de integrar la plantilla de 20 minutos. ¡Enhorabuena!

También hubo un monólogo de Raúl Pérez, que debió ser muy divertido, porque la gente se partía de risa, premios a muchos políticos y muchas cosas más. Pero de eso casi ni nos enteramos. Estábamos más pendientes de jugar a Veo Veo que de que Pablo Iglesias se hiciese un selfie con Albert Rivera.



Una vez fuera pillamos otra esquina y casi ni nos enteramos de los canapés, pero pudimos conocer a Jessica Gómez, hablamos con Arsenio Escolar, el director de 20 minutos, y con otros blogueros premiados.

El premio pesa una tonelada. Me di cuenta a medida que avanzaba la noche. El niño lo cogía, se lo daba a su padre, su padre me lo daba a mí, yo lo apoyaba en una mesa, y vuelta a empezar. Volvimos a casa con mucha satisfacción de que el  trabajo que hacemos cada día tenga un poquito más de visibilidad. También con ganas de haberle dicho a Arsenio Escolar que para el año que viene, en vez de Miguel Angel Revilla o Pablo Iglesias, lleven al Pollo Pepe.




Yo aproveché el Viernes en Madrid para visitar dos escuelas Montessori. Por la mañana viví el ambiente de Comunidad infantil de Madrid Montessori School. Fue muy bonito ver cómo trabajan los peques en una escuela que acoge a niños hasta los 12 años.
Por la tarde estuve en el ambiente de Montessori Canela y pude entrevistar a sus guías, que son encantadoras, y hacer muchas fotos para mostrarte su espacio inspirador prontito en el blog.
No hay mejor manera de celebrar el reconocimiento a un trabajo que trabajando por aquello que defiendes.





Aunque el premio sólo es algo simbólico para mi ha sido una experiencia preciosa. Me alegro de que mi familia haya podido vivirlo conmigo, porque ellos son parte de Pequefelicidad.


Gracias a todos los que me votasteis para poder llegar hasta ahí. ¡GRACIAS! Y gracias por todas las felicitaciones y mensajes bonitos que me han llegado desde el Jueves. 

Lo mejor de ir a unos premios y ganar es que ahora tengo la pila de energía cargada al 100% para seguir difundiendo aquello en lo que creo.
La esencia de ser niño.



GRACIAS POR HACERLO POSIBLE

PEQUEFELICIDAD 
MEJOR BLOG EN LA CATEGORÍA BLOGOSFERA EN LOS PREMIOS 20 BLOGS DE 20 MINUTOS 2017





Un abrazo virtual
Marta


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube

11 comentarios:

  1. "También con ganas de haberle dicho a Arsenio Escolar que para el año que viene, en vez de Miguel Angel Revilla o Pablo Iglesias, lleven al Pollo Pepe"

    Jejjeje que gran razón. Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el premio!!
    Muy merecido! personalmente ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por el premio!!
    Muy merecido! personalmente ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, tu familia esta orgullosa!!! Haces un gran trabajo

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas felicidades.Muy merecido.Disfrutalo mucho y enhorabuena!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades por el premio y por contarnos todo! Enhorabuena y gracias por enseñarme tanto, un abrazo enorme desde Albacete.

    ResponderEliminar
  7. Felicitaciones para tu hijo tambien es un ganador...saludos desde
    Chachapoyas Amazonas Peru....y me encanta tus experiencias gracias por compartir

    ResponderEliminar
  8. Felicidades!!!! Me encantas. Todo ese curro tiene que tener reconocimiento 😘

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito, me alegro infinito. Tu blog es TAN inspirador...! Creo que te lo mereces muchísimo, ENHORABUENA MARTA!!!!!

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  10. Felicidades! me encanta lo del pollo pepe ajajajaja XD
    me has dejado muy intrigada con las canciones aprendidas en la formación de Tamara Chubarobsky... yo también necesito recursos así!

    ResponderEliminar

Blogging tips