miércoles, 10 de febrero de 2016

CÓMO GESTIONAR LOS CELOS ANTE LA LLEGADA DE UN HERMANITO



Hoy vamos con la segunda entrega para gestionar la llegada de un hermanito.
En el primer post vimos un montón de ideas chulas para explicar  a los niños cómo se forma la vida, qué le está pasando a mamá, qué hay dentro de su barriguita, cuándo nacera el bebé... Puedes leerlo aquí.

Hoy quiero hablaros de la parte emocional de este proceso, de cómo puede afectar la llegada de un hermanito a un peque. Los celos, la inseguridad, encontrar su lugar en el nuevo núcleo familiar, aceptar la nueva situación, y su nuevo puesto de hermano mayor, no es nada fácil.
Habrá niños que estén encantados de la vida y felices con la llegada de un hermanito, y otros, que comiencen a tener miedos, dudas, inseguridades.

Ni los adultos, ni los niños, exteriorizamos y canalizamos todos nuestros sentimientos. De modo que, a veces, no es fácil detectar esas preocupaciones, o esas dudas que inquietan al niño.



¿Cómo detectar si a mi hijo le está afectando emocionalmente esta situación?


-Puedes notar un cambio en su apetito
-Un cambio en el sueño. Quizá antes no se despertaba, y ahora lo hace con más frecuencia.
-Quizá comience a tener, de nuevo, más dependencia de papá o mamá.
-Puedes notar algún retroceso en su evolución (se vuelve a hacer pipí, o vuelve a querer chupete...)
-Rabietas más frecuentes
-Puede que, por el contrario, muestre algo de rechazo hacia nosotros, y esté más esquivo y aislado.

A cada ser humano nos afectan las cosas de una forma, y las exteriorizamos de distintas maneras. Así que, si coincidiendo con la noticia, o con el proceso de embarazo, notas un cambio en su patrón de comportamiento habitual, puedes plantearte que quizá la buena noticia le esté trastocando un pelín.

Tenemos que ser empáticos con el niño, y ponernos en su lugar. Es normal que esta noticia le genere dudas, miedos, inseguridades, e incluso, celos.
Pero eso se soluciona con una buena dosis de cariño, tiempo de calidad, comprensión, paciencia, y sobre todo, mucha comunicación.

Voy a darte 10 tips que quizá puedan ayudaros a normalizar y canalizar estos miedos, celos, e inseguridades en alegría, amor, y ternura hacia el nuevo miembro de la familia:



1. CUENTOS QUE AYUDEN A GESTIONAR SUS EMOCIONES CON RESPECTO A LA LLEGADA DEL NUEVO HERMANITO:
Hay algunos cuentos que le pueden ayudar a sentirse identificado, y a naturalizar la situación y entenderla. Te dejo algunos títulos que me parecen apropiados.

Cuando estoy celoso (Sentimientos)
En casa tenemos algún título de esta colección de SM sobre sentimientos, y al peque le encantan. Un cuento ideal para ayudarle a comprender lo que le está pasando.
Cuando estoy celoso (Sentimientos)

 Cuando nace un hermanito: Guía para los hermanos mayores (Duendelibros para niños)
Los pequeños duendes ayudan a gestionar sus sentimientos con respecto a la llegada del nuevo hermanito.

Cuando nace un hermanito: Guía para los hermanos mayores (Duendelibros para niños)

 HOLA BEBE
El día del parto es muy  especial, y este libro es ideal para reflejárselo a los peques.

HOLA BEBE


Mi primer hermanito
Los niños pueden ver cómo Ana cuida a su hermanito, y familiarizarse con situaciones cotidianas que se producirán con la llegada del nuevo bebé.

Mi primer hermanito


 Soy un Hermano Mayor
Este es ideal para que los peques comprendan su nuevo papel de hermano mayor

Soy un Hermano Mayor
 ¡Vas A Ser El Hermano Mayor!
Un libro ideal para explicar al niño lo que pasará cuando nazca el hermanito, y que a pesar de que todo será diferente, será un cambio positivo.

¡Vas A Ser El Hermano Mayor!


 Un bebé en casa de la ratoncita Rita
La familia crece, y llega un nuevo ratoncito a ella ¿Pero dónde está?

Un bebé en casa de la ratoncita Rita
 Laura tiene un hermanito
Esta colección de cuentos de Nacho y Laura le gustan mucho a mi peque. Por eso te lo enlazo, tienen unos dibujos muy vivos, y un colorido que capta mucho su atención.

Laura tiene un hermanito


2. QUE EL NIÑO PARTICIPE EN TODOS LOS PREPARATIVOS DE LA LLEGADA DEL BEBÉ:
(Que vaya a elegir los muebles, la ropita, que le prepare algún regalito personal incluso, puedes hacer alguna manualidad junto con él para el bebe...). Esto le ayudará a sentirse parte protagonista de este nuevo acontecimiento familiar

3. DEJA QUE TE ACOMPAÑE AL GINECÓLOGO:
Deja que el niño te acompañe al ginecólogo, y pueda ver de primera mano, las ecografías en pantalla, cómo se mueve el bebé, y si te animas a una eco 4D, seguro que será algo muy especial. Esto puede ir generando sentimientos de ilusión en él.
 


4. PREGUNTA, EMPATIZA Y CHARLA (MUCHO) CON ÉL:
 Esto es fundamental, tanto en la etapa de embarazo, como en la llegada del bebé a casa. Habla mucho con el peque, preguntale por sus sentimientos respecto al bebé. Anticípale cómo van a ser las cosas cuando nazca el bebé, para que no se lleve sorpresas. Muéstrale que le vas a querer igual. Soluciona cualquier duda que te pregunte.

5. DIBUJOS: 
Los niños se expresan muy bien dibujando. Deja que haga un dibujo de la familia con el bebé y pide que te lo explique. Seguro que sacarás mucha información sobre cómo se siente. Si todavía no dibuja con claridad, si no que garabatea, déjale también que se exprese a su manera. Te sorprenderá lo que te explica de un garabato.



6. UN MUÑECO BEBÉ PARA JUEGO SIMBÓLICO: 
Una buena forma de canalizar sentimientos es asignarle un muñeco para que "aprenda" a cuidarle cómo tendréis que hacer cuando llegue el nuevo hermanito. Puedes enseñarle a cambiar el pañal, a peinarle, a vestirle...


7. PREPARALE ALGO ESPECIAL PARA EL DÍA DEL PARTO (QUE TAMBIÉN SE SIENTA ESPECIAL ESE DÍA): 

Si en el rato del parto el peque se va a quedar con los tíos, abuelos...etc. Ten preparada una mochila especial para él. Apunta cuál es su comida favorita para que sus cuidadores intenten prepararsela. Mete sus cuentos preferidos. Prepárale algo que sepas que le va a hacer ilusión (un juego, una actividad...), mete algún objeto especial para ambos, o mete un pijama especial para ese día. Cualquier detallito que le haga sentirse un poquito especial.
Además, cuándo visite el hospital, puedes tener algo especial allí para él. Algo que sepas que le hará ilusión (no tiene por qué ser material).



8. EXPLICALE CÓMO, Y DÉJALE QUE MIRE, TOQUE, Y PARTICIPE EN LOS CUIDADOS DEL BEBÉ:
Poder acariciar al bebé, y ayudarte en su cuidado, despertará en él ese sentimiento de protección que tienen los hermanos mayores... Además, le harás sentirse útil, motivado, y partícipe.

9. TIEMPO EXCLUSIVO DE CALIDAD:
Los bebés absorven muuucho todo el tiempo, pero trata de buscar algún ratito al día para dedicar, en exclusiva, al peque. Leer un cuento, jugar juntos, charlar, cocinar...



10. NO ES MOMENTO PARA CAMBIOS: 
Si estabas pensando en trasladar al niño/a de la habitación coincidiendo con la llegada del nuevo hermanito, mi humilde opinión es que no es el mejor momento para hacer cambios, sobre todo para que el  peque no se sienta desplazado por el nuevo bebé.  Idem de lo mismo con otros aspectos como destetar, quitar el pañal...  Deja que todo siga su curso, como hasta ahora, no fuerces el ritmo del niño porque venga otro hermanito.
Con un poco de ingenio, puedes encontrar alguna solución y convertir la habitación en un dormitorio familiar. Aquí tienes un montón de ideas, e inspiración.


Fuente: www.wanderingtheworldbellow.com


11. CONSERVA, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, SUS RUTINAS:
Trata de que el niño siga conservando sus rutinas de horarios, de sueño, comidas, hábitos...  Eso será un punto a favor para ayudar a normalizar el cambio.

12. RESPETA SUS SENTIMIENTOS, SUS LLAMADAS DE ATENCIÓN... PONLE MUCHO AMOR, Y MUCHA PACIENCIA:

El posparto es un momento delicado emocionalmente para la mamá. Las hormonas están a flor de piel, y tenemos una mezcla de sentimientos que son difíciles de controlar. En la medida de lo posible (támpoco vamos a pedir peras al olmo), trata de tener paciencia con el bebé, de comprender sus reacciones, y pensar qué son fruto de una situación interna complicada para él. Si quiere regresar al chupete, dáselo, si quiere volver al pañal, pónselo... Es cuestión de tiempo, de amor, y de paciencia...
Seguramente antes de que te des cuenta, os adaptáreis a la nueva situación. Los cambios no son fáciles para los adultos, y menos para los niños, pero es cuestión de tiempo. ;)



¡ÁNIMO MAMÁ, VAS A HACERLO BIEN!
SI ALGO HE APRENDIDO DE LA MATERNIDAD, ES QUE TENEMOS MUCHA MÁS FORTALEZA DE LA QUE NUNCA HUBIÉSEMOS IMAGINADO




SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO

Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter y pinterest.
Y ahora también en YOUTUBE, e instagram

2 comentarios:

  1. Mi red social preferida es instagram! Pero no he encontrado el enlace para seguirte :(

    Creo que son unos consejos geniales!

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Yo acabo de leer ahora el post sobre el "para cuando", al que he llegado a través de los enlaces desde este post, jeje. Comento aquí porque no sé si te enteras de los comentarios en posts antiguos, jeje. Veo que el "para cuando el hermanito" es un dilema super típico. A mí me pone nerviosa que mucha gente dice que lo mejor para que jueguen y se lleven bien es que se lleven 2 años y me tranquiliza saber que tú y tu hermana os llevabais 4 y la relación es tan estrecha. A mi más que las preguntas de para cuando el hermano, que no les hago mucho caso, me ha estresado un poco el hecho de que amigas con bebés de la edad del mío se han empezado a quedar embarazadas (ya van tres, más una que tuvo un aborto) y reconozco que eso hace que sienta como que a mí también me va tocando... Pero bueno, haré como tú y esperaré a sentir que es el momento, que seguro que pasará ;)

    ResponderEliminar

Blogging tips