miércoles, 20 de julio de 2016

EL JUEGO DE "CAMINAR POR LA LÍNEA" MONTESSORI ¿Qué es y para qué sirve?



Hoy quiero hablarte de uno de los juegos Montessori  típicos de vida práctica en Casa de Niños (3 a 6 años). Se trata del juego de "Caminar por la línea".
Es un ejercicio que la Doctora Montessori pensó para que los niños en la etapa de 3 a 6 añitos perfeccionasen y consolidasen sus movimientos.
Durante la etapa de 0 a 3 años los niños aprenden a moverse; aprenden a sujetar objetos, a sentarse, aprenden a reptar, a gatear y después a caminar.  Es una etapa sensible al movimiento. Sus movimientos van refinándose a medida que el niño practica y repite.
En la siguiente etapa de 3 a 6 es una etapa de perfeccionamiento. Los niños se interesan en hacer movimientos más precisos.

El desarrollo del movimiento y de la inteligencia van de la mano. Hay que pensar que todo movimiento tiene un fin (ponerse un pantalón, alcanzar un objeto, trasvasar...). La inteligencia está al servicio del movimiento y el movimiento al servicio de la inteligencia.

María Montessori creó un juego llamado "caminar por la línea" para que los niños consiguiesen fortalecer el control mental que dispone los movimientos. Con este ejercicio el niño consigue mejorar su equilibrio, perfeccionar su postura y su coordinación motora gruesa. Algo muy valioso.






La línea que se plasma en el suelo suele ser roja (para que destaque) y tiene forma de elipse. La línea idealmente debería sobresalir un poquito del pie del niño.  La elipse debe estar siempre desocupada y visible. (Es como un material más en el ambiente preparado del niño, que debe estar siempre preparado y perfecto para su uso). Los niños no deben pisar la línea si no la están usando, ni tampoco se deben poner objetos sobre ella
Se puede usar de forma individual o como juego grupal. Hay muchas posibilidades. En la línea se desarrollan distintos juegos y actividades grupales para que los niños aprendan sobre el respeto del turno, el orden, gracia y cortesía...
Esta línea tiene esta forma de elipse para que el niño sea consciente del cambio y el progreso en su recorrido. Si fuese un círculo no lo podría apreciar. Este cambio en la forma atrae la atención del niño. Al no tener esquinas ofrece la posibilidad de un movimiento fluido.
Normalmente la elipse se presenta a los peques nada más empezar en Casa de Niños y a medida que pasa el tiempo y evolucionan se van incrementando en dificultad los ejercicios. Junto con el juego del silencio, el juego de caminar por la línea está centrado específicamente en el control del movimiento.
(Puedes saber más sobre el juego del silencio pinchando aquí). Es un ejercicio que se practica casi a diario en Casa de niños.


¿Qué necesitas para hacer la elipse en casa?


-Cinta de carrocero: Creo que es lo más desengañado para casa, ya que no necesitamos pintar el suelo. La cinta se quita y se pone con facilidad. (La elipse debería permanecer fija siempre en el mismo sitio).   Elige un lugar en el que la línea destaque.
Truco: Para dibujarla puedes ayudarte de una tiza, marcar primeramente la elipse y posteriormente cubrir ese trazo con cinta de carrocero.
-Un vaso con agua
-Una campana
-Una cesta/cuenco pequeño con algún objeto en su interior


¿Dónde ubicar la elipse en casa?


Ten en cuenta que la elipse debe tener un tamaño suficiente. Así que donde tengas espacio. Nosotros la hemos ubicado en la terraza ¿Por qué? Porque ahora en verano estamos empezando a usarla y practicaremos con agua, así que si se derrama no hay que andar fregando.


¿Cómo usar la elipse?


EJERCICIO BÁSICO

-EN GRUPO
En los salones Montessori es frecuente que se use en grupo. El primer ejercicio consiste en pedir a los niños que si sitúen sobre la linea a la misma distancia unos de otros. Pondremos una música suave (puede ser música clásica) y  pediremos a los niños que caminen con normalidad mientras suene la música manteniendo la distancia con los compañeros.
Cuando la guía observa que se pierde la concentración para la música. Comentaremos sobre lo que ha significado el ejercicio para cada niño, cómo se han sentido... Después les invitamos a que practiquen siempre que quieran.

-INDIVIDUALMENTE
Nosotros en casa lo hacemos de forma individual. Ponemos música al peque, que empieza a caminar y cuando la música se detiene para. Sólo le pido al niño que camine sobre la línea.
No es tan fácil como puede parecer.



SEGUNDO EJERCICIO

La dinámica de presentación es igual que en el ejercicio básico. Cuando los niños dominan el primer ejercicio sobre la elipse se les invita a caminar con sus pies juntitos. Como lo harías si caminases por una cuerda suspendida. Con el talón pegando a los dedos del otro pie.
¡Intentalo en casa!, es mucho más complicado mantener el equilibrio.
Si el ejercicio se hace en grupo además tienen que recordar mantener las distancias con los compañeros.




TERCER EJERCICIO

Después de dominar los dos primeros ejercicios básicos, podemos añadir algunas extensiones o dificultades que lo harán todavía más interesante.

Por ejemplo:

-Caminar sosteniendo una campana que NO debería sonar

-Caminar sosteniendo un vaso de agua que NO se debería derramar



-Caminar sosteniendo un objeto con cada mano

-Caminar sosteniendo un recipiente en la cabeza con algún objeto o con agua.







Todos estos ejercicios, que resultan muy divertidos para los niños, ayudan a mejorar la consciencia sobre el movimiento, la postura, el equilibrio, la concentración y la coordinación.
Además, tener la posibilidad de realizarlos en grupo los enriquece aún más. Los niños pueden practicar por su cuenta siempre que quieran.


Caminar sobre una línea es un ejercicio totalmente natural para un niño. De hecho si te fijas, los peques siempre van buscando marcas en el suelo, bordillos, líneas que poder seguir para entrenar y perfeccionar el equilibrio.






Estos ejercicios son muy valiosos. El desarrollo de la mente va acompañado del desarrollo del movimiento. Así que entrenar la mente para ser conscientes del cuerpo y aprender a controlar los movimientos es algo que servirá al niño durante el resto de su vida.





¿Qué te ha parecido el ejercicio Montessori de caminar sobre la línea? ¿Lo conocías? ¿Te animas a probar en casa?


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO 
POR FA


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram, donde compartimos nuestros pequeños grandes momentos diarios. Solemos colgar también algunos vídeos.

Además, nos puedes encontrar en twitter, pinterest y youtube

4 comentarios:

  1. Qué interesante, no lo conocía! Me lo apunto para cuando mi peque crezca un poco. Gracias!!

    Feliz día

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Este y el del silencio me los he apuntado para hacer mindfullness con los niños. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Este y el del silencio me los he apuntado para hacer mindfullness con los niños. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  4. El trabajo con los niños es fantastico y teniendo varias alternativas se hace divertido tanto para niños como para adultos. Muy lindo e interesante

    ResponderEliminar

Blogging tips