jueves, 29 de septiembre de 2016

CÓMO Y POR QUÉ APRENDER A OBSERVAR A TU HIJO



LA IMPORTANCIA DE LA OBSERVACIÓN EN EL MÉTODO MONTESSORI


Hoy quiero hablarte de uno de los aspectos más importantes en la pedagogía Montessori: La observación.

"Pero bueno Marta... ¡Qué fácil! ¡Cualquiera sabe observar! ¿No?"  La respuesta es ¡No! Ni muchísimo menos. La observación es un ejercicio que requiere de una gran concentración y entrenamiento.

Creo que una de las mayores grandezas de la Dra. Montessori, precisamente, era su brillante capacidad de observación. Gracias a ella consiguió desvelar los secretos del alma infantil y desarrolló un Método que permitiese a los niños "vivir" tal y como marca su esencia, su naturaleza.



El Método Montessori es un Método científico basado, precisamente, en la observación del niño.

Una guía Montessori se entrena mucho y va realizando observaciones a distintos niveles de dificultad para aprender a observar adecuadamente a un niño.
En mi formación como guía empezamos observando objetos, después animales y por último personas.


¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE APRENDER A OBSERVAR A NUESTROS HIJOS?


Observamos para obtener respuestas. Para aprender a reconocer necesidades, intereses, periodos sensibles, dificultades e incluso sentimientos.
Si aprendemos a conocer y reconocer las etapas por las que va pasando el niño tendremos toda la información necesaria para dar una adecuada respuesta a sus necesidades.

Voy a ponerte un ejemplo de algo que me pasó con mi hijo:

Cuando comencé a hacer ejercicios de observación con mi hijo me di cuenta de algo que no había sabido ver hasta ese momento. En casa apenas teníamos puzzles de botón porque creía que a mi hijo no le interesaban o no le gustaban lo más mínimo pero ¡Estaba equivocada!
El niño tenía una dificultad que no sabía resolver y por eso se frustraba y no intentaba el puzzle. La dificultad era girar la pieza para que encajara en su lugar. 





Cuando no nos paramos a observar a nuestros hijos nosotros establecemos nuestras propias conclusiones llenas de tintes subjetivos. Estas conclusiones se suelen alejar bastante de la realidad.
Tenemos que observarle sin juicios para aprender a dar respuesta a sus sensibilidades e intereses y facilitar su desarrollo con un ambiente adecuado.

Para seguir al niño debemos saber qué camino escoge en cada momento, qué domina, qué le aburre, qué dificultades encuentra, qué le interesa...

"Una madre capaz de observar adecuadamente a su hijo tendrá una llave maestra hacia su corazón"


¿CÓMO OBSERVAR A UN NIÑO ADECUADAMENTE?


Hay una palabra clave en la observación que siempre debes tener en mente: OBJETIVIDAD
Todo lo que percibimos de nuestro entorno es procesado por nuestro pensamiento. En esos pensamientos nosotros maquillamos la realidad según nuestro estado de ánimo, nuestras circunstancias, nuestra predisposición... Debemos evitar ese procesado de datos y limitarnos a observar sin juicios, sin tintes sentimentales, sin valoraciones...

No debes dar nada por hecho, ni por supuesto. Se trata de recoger lo que vemos sin juicios.



4 TIPS PARA APRENDER A OBSERVAR A TU HIJO


1-Puedes coger papel y lápiz y crear un cuaderno de observaciones para iniciarte. En cada hoja puedes ir anotando la fecha y escribir exactamente lo que ves.

2-Observa a tu hijo sin ningún tipo de distracción durante 5 o 10 minutos un par de veces al día. (Apaga el móvil, la tele... Es importante que no interrumpas la observación y que dediques atención plena a ella)

3-Anota las circunstancias en las que se produce la observación y que podrían influir en el niño (o en nosotros mismos). Lugar, hora, estado de ánimo...

4-Anota lo que hace exactamente el niño: Qué toca, cómo, cuánto tiempo, sus movimientos...



CONCLUSIONES FUNDAMENTADAS:



Cuando tengas una docena de observaciones quizá puedas responder a estas preguntas de forma fundamentada:

-¿Qué le interesa? ¿Por qué?
-¿Qué dificultades tiene y en qué circunstancias?
-¿Qué le concentra?
-¿Qué domina?

Las guías Montessori siguen un registro detallado de cada niño de tal manera que si acuden a su diario pueden dar respuestas a estas preguntas.

Nosotros como padres o madres no tenemos las dificultades que puede tener un guía, que tiene que seguir a 20 niños. De modo que, realmente nosotros, como padres, no necesitaremos llevar un registro escrito. Pero si quieres aprender a observar este ejercicio puede ayudarte mucho en los comienzos.

Las conclusiones que establezcamos después de nuestras observaciones deben estar fundamentadas.

"Hoy el niño está contento y no para de moverse. La visita de su prima le tiene alterado y va de acá para allá. Grita para captar la atención"

Este es un ejemplo de una "mala observación" que contiene muchos tintes subjetivos.  ¿Quien determina que el niño está contento? ¿Quien dictamina que está alterado? ¿Y por qué por la visita de su prima? ¿Por qué crees que grita para captar la atención?
No es una buena observación. Está repleta de subjetividades, opiniones y pensamientos.

"El niño da tres vueltas alrededor de la mesa a paso ligero. Se detiene y dice en voz alta ¡Vamos allá!
Coge la ficha azul de su juego de construcción y la coloca en el lado izquierdo de la mesa. Encima pone una ficha roja. Se detiene. Mira hacia la zona de la cocina y da cuatro pasos hasta el pasillo. Vuelve a detenerse 2 segundos. Avanza hacia la cocina, abre una puerta del armario bajo."

Esta sería una observación objetiva. Podría incluso ser más precisa y dar más detalles objetivos de su acción, pero creo que si consigues hacer este tipo de observaciones llegarás a muchas conclusiones.

Un buen observador debe tener una gran capacidad de atención consciente. El Mindfulness es una técnica de meditación consciente que puede ayudarte. Si quieres iniciarte en este tipo de meditación quizá te ayuden estas aplicaciones móviles:

3 APPS GRATUÍTAS PARA APRENDER A REALIZAR MEDITACIÓN CONSCIENTE


Además, un buen observador debe tener una mirada empática y respetuosa hacia el niño. Debe ser paciente, humilde y sereno.

Cuando aprendemos a observar nos vamos dando cuenta de que muchas veces no respondemos adecuadamente a lo que el niño necesita y por este motivo se van produciendo conductas que nosotros calificamos como normales en la infancia pero realmente no lo son: los caprichos, la actividad difusa del niño, la ausencia de concentración constante...

Los niños tienen en su interior toda la información que necesitan para crecer y desarrollarse de forma completa. En nuestras manos está aprender a interpretar esa información para ayudar a la vida.



¿Te animas a realizar ejercicios de observación? ¿Qué puede resultarte más difícil?


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO
POR FA


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios y colgamos algunos vídeos. También todo lo que nos inspira.

Además estamos en twitter, pinterest y youtube


11 comentarios:

  1. Pero en qué momentos los niños hacen cosas observables sin reclamar nuestra atención? Porque en mi casa aunque no haya tele ni móvil, mi hijo de dos años y medio solo quiere hacer cosas conmigo. Entiendo que esto de la observación tiene que ser cuando hace cosas de forma autónoma e independiente. Sería mucho más difícil empezar a tomar notas o a sacar conclusiones si al tiempo hablas y juegas con él o ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es difícil observar cuando necesitan ese contacto continuo del que hablas. Cuando tienen trabajos interesantes que hacer y se consigue comenzar a tener destellos de concentración puede ser buen momento para empezar a practicar de esta forma. No obstante, aunque no apuntes, también puedes hacer observaciones mentales ;)

      Eliminar
  2. Yo lo veo ser difícil. Intentaré con antociones

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Tengo la misma duda que Marguitx..... Muchas gracias por tu ayuda

    ResponderEliminar
  5. Muchas GRACIAS por este post. Soy consciente de que es una de mis asignaturas pendientes, y eso que desde el principio me ha parecidoi una de las partes más importantes en la crianza de mi peque. A partir de mañana, lunes, voy a hacer una especie de diario con observaciones, a ver si logro llevarlo al día!

    Gracias por las ideas Marta :)

    Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María! Ya me contarás como va ese diario! Un abrazo!

      Eliminar
  6. Nuestro peque de 3 años va a un colegio MOntessori y esa es una de las cosas que nos dijeron en la reunión antes de comenzar las clases, que observemos, pero no de manera subjetiva, que veamos lo que realmente hay y no lo que queremos ver. Nosotros estamos encantadísimos con esta escuela, es aún mejor de lo que dicen los libros y guías. Gracias por el post, lo comparto!

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué maravilla y que bonito lo que cuentas. Es una suerte que pueda tener un lugar así para crecer y aprender!

      Eliminar
  7. Y que hiciste con el puzzle? Al mio le pasa lo mismo :)

    ResponderEliminar
  8. Por cierto me gusta mucho el blog!

    ResponderEliminar

Blogging tips