martes, 13 de septiembre de 2016

ANTES NO ES MEJOR



Las madres tenemos una extraña obsesión enfermiza por ver a nuestros hijos haciendo todo los primeros.
Es más, en algunos grupitos de madres sólo falta el podium para poder subir al bebé que caminó antes, al que dijo antes su primera palabra, al que aplaudió antes...

Y ya ni te cuento cuando los niños van creciendo. "Pues el mío ya sabe leer" "Pues el mío ya sabe todos los planetas" "Pues el mío...."
Cuando conozco a una madre nueva a veces estoy con los ojos como platos esperando LA PREGUNTA. Sí, LA PREGUNTA. ¿Sabes cuál es?



"¿Y qué edad tiene ahora?" ¡Ojo! Es una pregunta trampa, aunque no te haga comparaciones, no te fíes...Las está maquinando en su mente (Pues el mío a esa edad ya caminaba, pues el mío a esa edad ya comía sólo...) A veces crees que ha sido una pregunta inocente, pero al cabo de un rato ¡Zas! "Pues el mío tiene dos meses menos pero ahí lo tienes ya, andando solito..." ¡Toma gol!

Fuera de bromas... ¿Por qué creemos que antes es mejor? Y lo que es peor... ¿Por qué esa obsesión madrera por competir?

Cada niño es único, genuino, diferente... Si dejamos que el niño se desarrolle conforme a lo que dicta su naturaleza conseguiremos una plena integración cuerpo-mente. Un desarrollo completo e integrado que dejará que brille su talento y su esencia.



Cuando forzamos al niño, cuando le estimulamos para que adquiera conocimientos o habilidades para las que no está preparado, nos estamos saltando pasos. Estamos dando puntadas a destiempo.

UN EJERCICIO DE VISUALIZACIÓN PARA ENTENDERLO:


Quiero que hagamos juntos un ejercicio de visualización que te va a ayudar a entenderlo:

Eres un pintor y quieres reflejar un paisaje con un casa y un pantano.  Empiezas a pintar... ¿Qué es lo que estás pintando primero? (Tómate tu tiempo para pensarlo)

Yo, que estoy cerca de ti, voy a empezar pintando unos árboles, luego seguiré por el pantano y terminaré por la casa.

Es probable que tu hayas elegido empezar pintando la casa, o el cielo, o tal vez el pantano. Estoy segura de que si te hubiese dicho que pintases primero los árboles el cuadro no te hubiese quedado igual.  Perdería algo de tu esencia ¿No crees?

Del mismo modo que no te sientes cómodo si condiciono el orden, tampoco te vas a sentir cómodo si condiciono tu ritmo.

Tienes que terminar el cuadro en media hora

¿Qué has sentido? Lo que era algo natural, se convierte en una presión ¿Verdad? Es probable que si te condiciono así el cuadro no sea tan asombroso como podría serlo.

Además, que yo acabe el cuadro antes que tu no quiere decir que mi cuadro sea mejor que el tuyo ¿No crees?

Los niños están pintando lo que será el adulto del mañana. No debemos forzarles porque el cuadro perderá su esencia. Que lo hagan antes no quiere decir que sean adultos más completos e integrados.


¿POR QUÉ ANTES NO ES MEJOR?


Que un niño hable tres meses antes que otro no quiere decir absolutamente nada. Cada niño evoluciona en determinados aspectos a una velocidad diferente y eso no los convierte en más inteligentes o menos.

Es un error pensar que todos los niños deben seguir el mismo ritmo y que deben recibir una educación generalizada. Creo que ese es uno de los grandes motivos del fracaso de nuestro sistema educativo.

La Dra.Montessori explicó que en su desarrollo los niños atraviesan unos "periodos sensibles" ¿Qué quiere decir esto de los periodos sensibles? Es una predisposición temporal y limitada del niño por aprender algo. Puedes compararlo a una especie de luz natural que ilumina determinados aspectos, como por ejemplo el periodo sensible hacia el movimiento, hacia el lenguaje, hacia el orden...
Los periodos sensibles son temporales, no duran siempre, a veces unos se superponen con otros.
Durante el tiempo que dura el periodo sensible esa habilidad se ilumina y las demás permanecen en la sombra. Si nosotros queremos apresurarnos y enseñarle al niño algo que está en la penumbra en ese momento, es posible que lo aprenda de manera forzosa, pero quizá por el camino se perderá lo que debía haber adquirido de forma natural según sus sensibilidades temporales.

"No es tanto lo que aprende o no, si no lo que se deja por el camino natural de su desarrollo"

Si el niño no para de sacar y meter cosas y nosotros, como adultos, estamos obsesionados con enseñarle los colores, (porque el niño de la vecina de la misma edad ya se los sabe) le estaremos arrebatando "su momento", perderá la oportunidad natural de desarrollarse.
Lo que debemos hacer es facilitarle una tarea que, de verdad, le permita sacar y meter cosas. Se trata de focalizar su interés y dejar que lo siga.

Es posible que tú, que me estás leyendo, pienses que soy demasiado trascendente. Es cierto que todos somos adultos, que a muchos no nos han dado esa oportunidad de "ser" y oye, ¡aquí estamos! Y bien que nos va ¿No?
Pero quizá deberíamos plantearnos de dónde provienen algunas de nuestras frustraciones, de nuestros vicios, de nuestras carencias...

Un niño es como una planta. Si le facilitamos lo necesario para su desarrollo crecerá hermosa y brillante. Podemos adulterarla, utilizar químicos para que crezca más rápido... Pero no será lo mismo, ¡creeme!



Por eso, cuando te hablo de una actividad o de un material, odio la pregunta de "¿Para qué edad?" No podemos pensar que los niños son productos en serie y han de aprender a recortar cuando cumplan  3 años y dos meses. Cada niño sigue su ritmo, cada niño evoluciona más rápido en unos aspectos y más lento en otros. Para descifrar esta pregunta debes reflexionar sobre tu hijo. Estas son algunas preguntas que podrías hacerte para aprender a observarlo de forma objetiva:


  • ¿Le interesa realmente la actividad? 
  • ¿Presta atención a la tarea?
  • Desglosa todas las dificultades que plantea la actividad ¿Plantea varias dificultades que no domina el niño? ¿Controla habilidades parecidas más sencillas?
  • ¿Cuánto tiempo permanece con la actividad?
  • ¿Qué busca cuando se va a otros "quehaceres"? ¿Busca movimiento? ¿Busca comunicarse contigo? 


Seguir al niño no es forzarle, no es obsesionarnos con prepararle actividades y/o materiales. Seguir al niño es dejarle ser. Ofrecerle naturaleza, empatía, comprensión, observarle sin juicios, aprender a descifrar su sensibilidades, sus intereses, sus dificultades, acompañarle y guiarle en su camino.




ANTES NO ES MEJOR, LO QUE ES MEJOR ES...



  • Darles libertad y un ambiente preparado donde se puedan desarrollar a su ritmo
  • Que vayan haciendo conquistas naturalmente por sí mismos
  • Que conozcan las alegrías y el gozo de sus conquistas naturales
  • Que les dejemos crecer y ser
  • Que atendamos a sus intereses y sensibilidades
  • Que no se salten ninguna etapa de desarrollo natural
  • Que sientan que confiamos en ellos
  • Que se sientan valorados como personas y respetados
  • Que sientan que su persona vale tanto como la del adulto.




Quiero acabar con una cita de María Montessori que a mí me hizo reflexionar:

Es nuestra obligación hacia el niño darle un rayo de luz y seguir nuestro camino.
María Montessori


ANTES NO ES MEJOR



SI TU TAMBIÉN CREES QUE 
ANTES NO ES MEJOR
¡COMPÁRTELO!



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros pequeños grandes momentos diarios, algunos vídeos y también todo lo que nos inspira.
También nos encuentras en twitter, pinterest y Youtube

10 comentarios:

  1. Me ha encantado este post . Qué razón tienes . La verdad es que muchas mamás ( me incluyo a mí misma por supuesto) a veces nos frustramos con " mi niña todavía no hace eso " , y volvemos a casa del parque tristes y desilusionadas porque mi niña todavía no sabe subir las escaleras del tobogán , y otro niño de su edad lo hace con mucha soltura , por poner un ejemplo .Porque pensamos que no estimulamos lo suficiente a nuestros hijos , y luego se quedan atrás , y sin embargo , no es así en absoluto .
    Interesantísimos post , tus palabras me han devuelto la confianza y la tranquilidad en seguir los pasos de mi pequeña , a su ritmo , siempre acompañándola .
    Gracias .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito, y qué ilusión haber generado en ti esos sentimientos!

      Eliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo con tigo. Que manía que hay con comparar y no respetar el ritmo del niño. Con mi peque nos ha pasado y nos pasa pero por ir más rápido de lo que es habitual, empezó a gatear,andar, hablar ... todo siempre muy pronto. Y he tenido que oír críticas que isinuaban que ha sido tan precoz por que lo he sobreestimulado, cuando yo lo único que he hecho es dejarle hacer. No hay nada ni mejor ni peor, lo mejor para cada niño es seguir su ritmo y sobre todo no compararlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, a veces es mejor cambiar de tema directamente jejeje

      Eliminar
  3. Me habría venido genial una pegatina con esta frase para las vacaciones. En el pueblo de mi suegro la pregunta era:¿Y ya anda? Pues mira, no, no anda pero come sola, lanza la pelota, tiene un lenguaje gestual increible, mira cuentos sola,... pero andar no anda. Acabé un poco hasta las narices de comparaciones cuando ademas, en el caso de andar y hasta no hace tanto, era muy típico poner al niño en pie antes de que estuviese preparado y muchos de estos niños se ha visto hoy en día que tiene problemas de lateralidad (porque no se les permitió gatear) y de malformaciones en las piernas. En fin, que me voy a hacer un cartel con la frase, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por recordarnos estas verdades. Muchas veces me he frustrado por preparar actividades que a mi hijo no le atraían lo más mínimo. No son todos iguales, lo sabemos, pero seguimos comparando..... Me ha encantado este post.ahora a asentarlo en mi mente. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola que bien, hace unis dias una mami público un video de su hijo de 2 años y 9 meses el bebe estaba frente a un mapa y nombrando todos los paises del mundo y de inmediato me imagine en todas las mamas que corrieron a comprar un mapa jiji mis hijos de 9 y 12 miraron tambien y me dijeron que deberiamos hacer eso para su hermanito de 2 y 1 mes pero me siento irgullosa de pensar un poco como tu y darle su tiempo a mi bebe y mas o menos eso fue lo que les explique a ellos

    ResponderEliminar
  6. Nuestro peque va al colegio Montessori de Lyon, con l atemida "operación pañal" esperamos hasta que él etuviera preparado y nos lo pidiera. Fue uno de los últimos de su clase en quitarse el pañal pero lo consiguió (mañana y noche) en menos de una semana. Ahora, hay una niña de casi 4 años en su clase que aún lo lleva, y para todo el mundo es algo completamente normal. Cada niño lleva su ritmo, y si se respeta se consiguen cosas maravillosas y fascinantes rapidísimo.

    Un saludo

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Blogging tips