lunes, 9 de marzo de 2015

CÓMO AUMENTAR LA AUTONOMÍA DE TU PEQUE A TRAVÉS DE ACTIVIDADES COTIDIANAS



Hoy os voy a contar algunas de las tareas cotidianas en las que Rayito participa como uno más. Aunque tiene 18 meses nos ayuda a hacer muchas cosas, y eso a su vez a él mismo le sirve de estímulo, se siente realizado, se pone contento... es muy enriquecedor integrar a los peques en nuestras tareas cotidianas del día a día, y además aumenta su autonomía sin darnos cuenta.
No se trata de cargarles de responsabilidades que no son propias de su edad, si no de que participen como uno más, de confiar en sus capacidades, de dejar que se realicen...

El peque poco a poco irá aumentando su autonomía, parece que es muy fácil pero la realidad es que a veces no lo es tanto.

Si yo pongo la mesa tardo un minuto, si la pone el peque tardamos unos 10 o 15 minutos, corremos riesgos (se puede romper algún plato/algún vaso) y obviamente no quedará tan bien colocada. Pero a mí me compensa ver su cara de satisfacción cuando termina, él mismo se aplaude, salta, se pone contento. No cabe duda que para él ha sido un estímulo, una motivación.

Este es uno de nuestros dias con el peque; 

Vamos a mirar por un agujerito buscando todas las actividades de vida práctica en las que nos pueden ayudar los peques desde que nos levantamos.

Nosotros solemos madrugar, el peque no es de mucho dormir. Nos despierta dando unas palmaditas en la cara "mamaaaa, papaaaa...." y yo que soy una blandengue me derrito, ¡¡me encantan estos despertares!!
Toca cambio de pañal porque después de toda una noche... aquello pesa 2 kgs (al principio haciamos varios cambios de pañal en la noche, errores de padres primerizos). Estamos empezando a utilizar pijamas de pantalon y camiseta, en vez de pijamas enterizos ya que en breve vamos a empezar el largo proceso de despañalización. (Estamos pendientes de comprar un adaptador para el WC, el peque ya nos dice "mamaaa cacaaa", así que ¿por qué no empezar a intentarlo? ya os contaré).
Con pantalón y camiseta el peque puede bajarse él mismo los pantalones, y tiene la posibilidad de desvestirse, ya se quita pantalón y calcetines, sí vale, los quita con los dientes, pero los quita, que es lo importante.
*Otra idea para que sea más autónomo  aún usando pañal es usar pañales de tela o pañales tipo braguita, de esta manera él mismo los puede subir o bajar (nosotros probamos con los de tipo braguita pero había escapes y tuvimos que volver a los tradicionales).

Una vez que tiene el pañal limpito, le damos el pañal y le preguntamos; "Jose ¿donde se tira la caca?" y él ya se dirige a la basura, abre la puerta y deposita allí su pañal sucio. Lo mismo con la ropa sucia. Abre la lavadora y la mete (cualquier día elige ya el programa de lavado porque lo ha intentado ya varias veces.... y es que los botones y las luces tienen para él un magnetismo especial).

Una mañana da para mucho, juegos, tiro cosas, recojo.... Ya os conté algunas ideas para mantener el orden en casa y minimizar el caos aquí.


Si teneis que hacer las tareas de casa, dejar que el peque particípe en todo. Mi rayito va detrás de mí tooooodo el día, lo de jugar sólo como que no le va.
 Así que si hay que limpiar él quiere participar, tiene su propio set de limpieza (aúnque siempre le tira más el original de los mayores). De esta manera puede ir "colaborando" conmigo. Bueno voy a ser sincera, más que colaborar entorpece, pero él siente que colabora y ayuda a mamá, así que bienvenida sea "la ayuda".


Lo que sí trato es que cuando él prepara alguna avería significativa (que prepara muchas) me ayude siempre a limpiarla y recogerla, derrames, lentejas por el suelo, un día nos vació una botella de aceite en el suelo. Tiene que colaborar a limpiar cualquier estropicio.




Si hay que vestirse le animo a que coja su ropita, a que se ponga él mismo la cazadora, los zapatos...Esto es lo que me resulta más complicado, ya que a mi peque le chifla ir en pelotas, tal cual. Así que lo de ponerse ropa, y sobre todo ahora en invierno no lo lleva muy bien, así que más bien tenemos que hacer una lucha, y entre patada y patada, nos vestimos como podemos.




Bueno, llegó la hora de salir de casa, a dar un paseo, a jugar al parque a hacer la compra.... Rayito parece que tiene alergia a la sillita, se pone negro, y de ninguna manera quiere ir ahí. Creerme cuando os digo que es muyyyyy complicado meterle. Y sí, lo confieso, a veces, tengo que meterle a golpe de gusanito (son pequeñas negociaciones madre-hijo, que nadie se entere: sssshhh).
El caso que si vamos a ir cerca, a veces prescindimos del carro, a él le encanta ir viendo todo por la calle, y creo que lo disfruta, así que mientras no se canse, ¿por qué no?
Si vamos al super vamos diciendole lo que cogemos, nos ayuda a meterlo en el carro... Como veis no hacemos nada del otro mundo, todo cosas cotidianas. Se trata de buscar una participación del niño, en la medida de lo posible,  en todas las situaciones y no mantenerlo al margen.


Llegó la hora de comer, nos ayuda a poner la mesa. Estoy pendiente de fabricar un mantel para no tener que decirle donde va cada cosa, de este tipo.



Ya os he contado en algunos post todo lo que nos gusta cocinar juntos y los beneficios de la cocina en los niños. Podeis ver alguna recetellia que hemos hecho juntos aquí, aquí y aquí.  La cocina le encanta, experimenta, toca, huele, siente, es una fuente de estimulos impresionante, adora cocinar y ayudarme.




Estamos empezando a practicar; verter algunos líquidos, esto todavía se le complica mucho, porque derrama casi todo pero le encanta. Donde más lo prácticamos es en la bañera.


En la bañera tenemos todo tipo de cuencos, para apilar, para verter agua, rellenar, vaciar, y aúnque tiene otros juguetes, los cuencos, cazos y embudos,  es lo que más disfruta en el agua





Los trasvases en seco los tiene mucho más controlados, esto le ayuda con su concentración, con su motricidad fina, desarrolla fuerza en la mano al tener que trabajar con la pinza.


Trasvasamos de distintas maneras, con cuenos, pinzas blandas, más duras... algunas las domina mejor y otras peor... Otras veces, trasvasa a su manera, con las manos, pero es una actividad que le gusta, se concentra, y a mi me encanta observarle.
Aquí le podeis ver trasvasando pasta, pompones en una huevera y gomitas del pelo para separar según color.



En casa no tenemos animales, pero me gusta que desarrolle esa conciencia ética de cuidado de los seres vivos, ya os conté en este post los beneficios del contacto de los animales con los peques y algunas ideas para acercarles al mundo animal. A veces limpiamos nuestros animales




Otra actividad de vida práctica que hacemos de vez en cuando es cuidar las plantas, limpiar sus hojas, echarles agua...



Poquito a poco se nos va pasando el día, llega la noche  y la hora de cenar, hace tiempo que prescindimos de las papillas en las cenas, él va manejandose con los dedos o con los cubiertos (todavía está un poco pez con los cubiertos y como casi todo con sus manitas, aquí le veis con 10 meses cenando pescado por primera vez) el peque se lava los dientes, tiene un cepillito a su medida y en cuanto nos ve a nosotros enseguida quiere lavarselos él mismo.


El peque va participando en todas las tareas que hacemos, si no quiere participar no le obligamos, se trata de que no sea un expectador, si no que sea el protagonista, y os aseguro que se siente como tal, sin darnos cuenta, simplemente dejándole que colabore con nosotros en las pequeñas cosas del día a día.

¿Cuales son nuestros miedos? Que se manche, que se rompa algo, que no quedé bien hecho, que no sea capaz, que vayamos más lentos...

Yo estoy superando mis miedos poco a poco, confiando en mi peque, que cada día me sorprende más, os aseguro que los resultados son ínfinitamente más valiosos que lo que tenemos que perder.

¿Qué actividades de vida práctica hacen vuestro peques? ¿Os ayudan en casa?

4 comentarios:

  1. Me ha gusta mucho este post. Yo creo que antes se hacía más esto de integrar a los niños en las actividades de la vida diaria. Nosotros poco a poco estamos empezando:de momento vamos por el nivel:recados (llévale esto a papá, tráeme aquello). Tiene 15 meses.
    Lo de la cocina lo estamos pensando pero es que todavía me da un poco de miedo que se caiga del taburete y no tenemos el banco de seguridad (ni creo que lo tengamos, me parece mucho armatoste para lo pequeño que es nuestro piso).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito a poco Cristina, nosotros también empezamos haciendo pequeñas cositas y cada vez va participando en más actividades y tareas, respecto al tema cocina, yo no tengo banco de seguridad, para cocinar utilizamos una silla con respaldo y apoyabrazos, mi cocina hace una L así que le pongo justo donde hace esquina y del otro lado me pongo yo, así es bastante difícil que se caiga. Puede empezar a lo mejor a experimentar con harina, tocar ingredientes. Mi peque lo disfruta mucho.

      Eliminar
  2. Hola! Yo no es que tenga miedo a lo que le pueda pasar, es que mi hija (19 meses) simplemente no quiere colaborar sobretodo en la cocina, ella quiere estar en mis brazos para ver lo q hago pero a la vez prefiere q yo esté jugando con ella en el comedor... con lo q hay veces q tengo q "luchar" para que me permita preparar algo o recurrir a dibujos para q esté entretenida mientras preparo cosas q saltan o q necesito las 2 manos. Ella me ayuda a sacar las cosas de la bolsa de la compra, pero no para ponerlas en su sitio sinó para llevarlas a su rincon de juegos!! Lo q sí le encanta es barrer, ponerle comida a los gatos y luego incordiarlos mientras comen, "ayudarme" con la ropa sucia mientras pongo una lavadora... Estoy empezando a descubrir el metodo montessori y quiero intentar aplicarlo en casa pero aun necesito leer mucho para poder aplicarlo correctamente. Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  3. Uau!! Estoy pensando si mi peque de 17 meses aún no tiene tanto interés o es que le trato como más bebé de lo que es...porque veo a tu crio super espaviladooo!!! Hoy mismo le animaré a intervenir en más cositas de la casa :)

    ResponderEliminar

Blogging tips