miércoles, 4 de marzo de 2015

10 TIPS PARA QUE TU BEBÉ AME LA LECTURA



Qué bonito es el gusto por la lectura, ¿no os parece?. Por las noches antes de ir a dormir Rayito y yo, nos sentamos en el sofá o en algunos de sus rincones prefes de lectura y leemos un cuento. Noto que agradece un montón ese ratito a solas, le encanta que le cuenten cuentos y tiene sus favoritos, cuando llega alguien a casa le lleva de la mano hacia el lugar de los cuentos para que le lean alguno de sus prefes. Poco a poco veo que le van interesando cada vez más.

Os voy a contar lo que hemos hecho y lo que estamos haciendo nosotros con el peque para inculcarle desde bien pequeñito este amor por la lectura:

 

10 TIPS PARA QUE TU BEBÉ AME LEER


1-EMPEZAR CUANTO ANTES: Desde que están en la barriguita podemos ya leerles en voz alta. Para relajarles, estimularles, que sientan nuestra voz cálida... Nunca es demasiado pronto.

2-LEERLE MUCHO: Cuando era pequeñito (con semanas) y conseguíamos que estuviera algún ratito despierto sin llorar; (no se daba mucho el caso) aprovechaba, y le leía unas tarjetas preciosas. Cada tarjeta tenía un pequeño cuento, unos cuentos muy cortitos claro (cada tarjeta es un cuento y vienen en una caja de hojalata con música de cuerda), daba cuerda a la caja y con la música de fondo leía la historia. Veía que le gustaba, que prestaba atención, que se reía, le tranquilizaba. Los cuentos se leían en un minuto (para un bebé tendremos que adaptar lecturas cortitas de escasos minutos),  y la caja la podía llevar a cualquier sitio, así que en cuanto teníamos oportunidad el papi o yo le leíamos un cuento. A día de hoy él nos pide que le leamos, y he de confesar que me encanta que lo haga.



3-SEGUIR SU RITMO: "Rayito" quiere ver todas las hojas enseguida y a veces no puedo acabar de leer el texto de una página y ya quiere que pase a la siguiente, cuando eso me pasa lo que hago es adaptar la historia, o hablarle sólo de las ilustraciones, e intento seguir su ritmo (no siempre es fácil).
A veces ni siquiera quiere acabar el cuento, ve las 5 primeras hojas y quiere cerrarlo. O quiere empezar por las hojas del medio. Mamá se lo adapta al gusto e inventamos cuentos de todo tipo con cada lectura.
No hay que forzarle, el peque tiene que disfrutar el cuento a su manera, si el cuento acaba convirtiéndose en una obligación al final dejará de ser divertido. Así que mucha imaginación; si hay que empezar el cuento por el final, pues se empieza. NO pasa nada. Y si un día, no quiere leer, no se le debería forzar.

4-PONER ENTUSIASMO: Para mi la lectura es algo mágico, puedes construir castillos en el aire, vencer a dragones, rescatar princesas, surcar los mares, recorrer el mundo, vivir cientos de historias apasionantes... Por eso, antes de leer el cuento hay que trasmitir al peque esa magia, haciéndole ver lo bonito y lo apasionante que es lo que vamos a hacer, hablarle con entusiasmo, poner énfasis a la lectura, hacer las distintas voces de los personajes, gesticular lo que vamos contando.... (muchas veces captan más cosas con el lenguaje no verbal)

5-LOS CUENTOS SON PEQUEÑOS TESOROS: Por eso hay que tratarlos como tal, como si fuesen tesoros. Hay que cuidarlos delante del niño, que vea como los tratamos con sumo cuidado, pasar delicadamente las páginas delante de ellos. Como si estuviéramos manipulando algo sumamente  delicado y frágil, de este modo les dará el valor que tienen. Aún así, alguna vez rayito ha tenido algún "accidente" con alguna página  y se le ha roto. En ese caso, hay que pegarla con el peque, que vea como lo reparamos cuidadosamente.


Aquí veis a la abuela leyendo un cuento  con el peque


6-RINCONES MÁGICOS DE LECTURA: Si creamos un pequeño rincón, en cualquier parte de la casa. Aunque sea pequeña, siempre se puede hacer algo chulo. Bastarán unos cojines, o unas alfombras, para que el peque esté cómodo, podéis usar telas, banderines, luces de navidad, cualquier cosa para crear su refugio mágico... (una vez más imaginación al poder) De esta manera el peque se sentirá a gusto, cómodo, se sentirá especial en ese rincón tan mágico, hecho especialmente para él. En el que sabe que puede "vivir" miles de historias apasionantes. Digamos que el rinconcito de lectura es otro plus de motivación. Estos son nuestros rincones mágicos de lectura en casa; del teepi indio ya os había hablado 




7-CUENTOS VISIBLES, ACCESIBLES Y ORDENADOS: Para que el peque tenga la iniciativa de ojear un cuento, el cuento tiene que ser accesible para él. Los cuentos deben situarse en estanterias bajitas, presentarse de manera atractiva, si pueden verse las portadas mejor que mejor...  De esta manera llamarán más su atención. Deben estar muy ordenaditos. Si los cuentos están amontonados unos encima de otros, cada uno colocado de una forma; en su cabeza perderán ese sentido de ser algo sumamente especial, por eso me parece que es tan importante el orden, el cuidado de los mismos y su presentación.


8-MEJOR CALIDAD QUE CANTIDAD: Nosotros tenemos una colección de unos 15/20 cuentos. En mi opinión prefiero rebuscar y coger cuentos especiales, cuentos que verdaderamente me lleguen, a invadir la casa de cuentos, porque tengo comprobado que los que realmente le gustan los mira y remira y no se cansa. Sin embargo a algunos no les hace ni caso. Más o menos, ya sé sus preferencias (aunque siempre me puede sorprender) así que hasta que no vemos uno que verdaderamente nos gusta no lo compramos. Todos los meses procuro buscar un nuevo cuento, un nuevo tesoro para ir ampliando poco a poco nuestra pequeña biblioteca. No obstante, hace unos meses nos hicimos socios de la biblioteca municipal (que nos pilla casi al ladito de casa) y podemos sacar cuentos y devolverlos gratuitamente siempre que nos apetezca para salir de la rutina de nuestros cuentos de cada día.

9-MIMITOS Y LECTURA: El momento de leerle un cuento me parece taaaaaan tierno. Le damos besitos, susurramos, le preguntamos, interactuamos... Noto que se siente especial, que se siente querido. En parte creo que por eso cada vez le gusta más, es su momento de ser protagonista, de sentirse super querido, de que mamá surque los mares junto a él, o de que papá y él rescaten una princesa...




10- TODOS A LEER: Si el peque ve que es el único de la casa que lee, y que los demás se divierten viendo la tele o haciendo otras cosas, probablemente le empiece a picar la curiosidad de ver tele o hacer aquello que vea. Hay que predicar con el ejemplo y empezar por leer nosotros.


AMAR LA LECTURA ES CAMBIAR HORAS DE ABURRIMIENTO POR HORAS DE AGRADABLE Y DELICIOSA COMPAÑIA

¿A vuestros peques les gustan los cuentos? ¿qué truquitos empleais para inculcarles el amor por la lectura?

9 comentarios:

  1. ¡Que bien explicado está! Nosotros creo que, salvo lo del orden, lo intentamos cumplir casi todos. Tenemos un estante para sus libros, a su altura pero no caben de forma que estén a la vista así que están a la manera "tradicional". Lo que hace por ahora es sacarlos todos y luego elegir uno, tendremos que pensar un sitio para ponerlos todos a la vista porque si no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno poco a poco, nosotros tenemos ese mueble que es bajito y muy largo y lo hemos improvisado como biblioteca, pero a ver si tenemos tiempo y le preparamos una con unas balditas o unos estantes a su medida... Pero bueno vamos "apañando" lo que podemos al menos para que estén accesibles que es lo primordial.!! Gracias por comentar Cristina

      Eliminar
  2. Muy buenos consejos, tengo un peque de 16 meses y me viene genial todas tus ideas del blog. ¡Me encantan! Una pregunta, ¿de donde es el velo blanca de la cama? El que cuelga, es precioso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Yaiza, jolin me hace un montón de ilusión tu comentario, de verdad. Muchas gracias!!! El dosel lo compré en Ikea, lo compré hace como un año y medio, no sé si seguirán vendiendolo.
    Me costó baratito, yo creo que sobre 12 Eur o así...
    Un Abrazooo!!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen post este. No obligarles y dejarles su ritmo es fundamental y que lo tengan a mano también. Para mi son las 2 cosas más importantes.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  5. hola ;) a nosotros también nos vendrán bien tus consejos , mi emma tiene 15 meses pero yo que soy una amante de la lectura y de los libros cuando estaba embaraza compre, a que sabe la luna y otros parecidos, pero claro emma ahora mismo no les presta mucha atencion y no se los dejo porque mayormente lo que hace es morderlos y pasar paginas, asi que por ahora estamos con libros de pastas duras con imagenes de frutas, colores y cosas así
    deseando poder empezar a disfrutar de verdad de la lectura con ella
    un saludo ;)

    ResponderEliminar
  6. Mi peque tiene 15 meses y le encanta los cuentos!! Desde los 12 meses le fui comprando cuentos preciosos y me gustan tanto que creo que se lo pego, jeje, a los 13 meses le hicimos un rincón de lectura con sus baldas a medida, colchón en el suelo y algún cojín y todos lo días va a su rincón a coger uno tras otro, aunque hemos tenido que arreglar alguna pagina la verdad que los trata con cuidado hasta los de hojas finas y las pasa muy bien las páginas!! A mk me encanta el momento de contarle cuentos y los intento escenificar y se lo pasa en grande y creo que eso se nota!!

    ResponderEliminar
  7. Hola!! desde cuando hay que leerles? si le leo cuando nace entenderá? ya en la pancita le leo, porque me ayuda también a conectar con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Yo creo que puedes leerles siempre que te apetecezca. Yo a mi peque le leía desde que era un bebé, y entonces no creo que se enterase de nada, pero el simple hecho de estar en mi regazo, escuchar mi voz, observar las páginas del cuento... Yo creo que le gustaba mucho y, de esa manera, se iba acostumbrando ya desde muy pequeño a la lectura. Tuvo una época en la que no quería leer porque solo quería gatear/andar/correr/saltar... Como dice Marta, entonces no tiene sentido forzarlo, las ganas de leer vuelven y con fuerzas :)
      ( mecachismama.wordpress.com )

      Eliminar

Blogging tips