viernes, 6 de marzo de 2015

LO QUE APRENDÍ DE MI BEBÉ DE ALTA DEMANDA




Ya os he comentado que mi peque es un bebé de alta demanda. Desde que nació ha sido un bebé muy intenso, un bebé que reclama mi contacto día y noche, que se sobreestimula con mucha facilidad, que no quiere jugar nunca sólo, que se pega a mamá como una lapa, los cambios le alteran mucho, un bebé imprevisible, difícil de calmar (si no es a la teta), un bebé que lo vive todo de manera muy intensa, le cuesta dormir y duerme ratitos muy cortos, la teta ha sido su lugar favorito desde que nació, haciendo tomas muy muuuuuuuy largas, y prácticamente su refugio exclusivo durante los 4 primeros meses de vida... además es muy activo, (golpea, tira cosas, corre para acá y para allá, me abraza, me muerde, me besa...) Un torbellino de energía supura por todos los poros de su piel....

Es lo que se conoce como:

UN BEBÉ DE ALTA DEMANDA.

En el blog http://www.crianzadealtademanda.com/blog   Tenéis cantidad de artículos e información  sobre la crianza en bebés de alta demanda.



Hace año y medio ni siquiera conocía este término, cuando leí por primera vez sobre los bebés de alta demanda supe enseguida que mi bebé era uno de ellos, ya que cumplía perfectamente con todas las características propias. Nadie me avisó de lo que era un bebé de alta demanda, ojalá lo hubiese sabido.

Durante este año y medio mi bebé y su alta demanda me han enseñado muchas cosas, y es que un año y medio con un bebé pegado a ti, con esa intensidad que le caracteriza dan para mucho;

Esto es lo que aprendí de mi bebé de alta demanda


El cuerpo tiene una fortaleza mayor de la que nos podamos imaginar: Después de pasar semanas sin pegar ojo, no podía entender por qué no me encontraba cansada físicamente, es asombroso el subidón de energía que te puede dar un hijo. La naturaleza es tan sabia. Con el paso de los meses hay un cansancio mental, pero tu cuerpo sigue aguantando el ritmo, es increíble.

Que los lloros de un bebé de alta demanda no son lloros: Eso son berridos directamente, mi peque lloraba como si le fuese la vida en ello, la gente nos miraba por la calle, si lloro, que sea con consistencia, no me voy a andar con medias tintas, que me oigan de aquí a la luna.

Aprendí a establecer prioridades: Sinceramente, en mis planes no entraba dar la teta en público, pero si tu bebé se esta desgañitando desconsolado, si hay que ir caminando hasta casa con el peque enganchado al pechete  pues se va, mi pudor me importa, pero ver a mi hijo desgañitarse me importa mucho más, así que ¡¡venga!! teta fuera en todo tipo de situaciones en público, comida, bares, restaurante, por la calle...

Aprendí a valorar cada segundo del día: Antes de ser mami pensaba que con el trabajo ya no tenía tiempo de nada, y después de tener al peque, he descubierto que puedo trabajar 8 horas, amamantar a mi peque durante muuucho rato, sacarme leche, llevarlo todo el día pegado a mi, e ingeniármelas para limpiar, preparar comidas,  atenderle, jugar con él, y recientemente hasta para escribir un blog...jeje,.como yo digo, el tiempo al final sale, hay tiempo para todo, para lo único que no me queda tiempo es para vaguear, así que cada segundo que tengo de relax son como unas "mini vacaciones"....

Que mientras se duerme no se vive: Esta frase me la decía de pequeña mi padre los domingos por las mañanas, cuando me despertaba, le recuerdo subiendo la persiana "vaaaamos, que mientras se duerme no se vive". Qué razón tenía. Mi peque se despierta a las 8 o antes, así que ahora incluso hago planes para levantarme antes de esa hora y poder ducharme y hacer mis cosas y así estar al 100% libre de ocupaciones para cuando se despierte él, porque sé que me absorbe todo el tiempo, aprovecho el día de sol a sol, y las noches... así que estos meses puedo decir que he vivido cada segundo de mi peque, con sus noches y sus días.

Aprendí a vivir intensamente: Esta lección he podido aprenderla con el paso de los meses, cada cosa que hace el peque la hace tan intensamente; comer, reír, llorar, dar palmas, mostrar cabreo....  Que se respira la vida en él. Pero al fin y al cabo la vida es eso, hay que vivirla de manera intensa, que nada nos deje indiferente. Exprimirla, mostrar nuestros sentimientos, reír, llorar, sentir... VIVIR

Que a mi alrededor todos los bebés son unos angelitos: Esto extrañamente también me pasa con el tema del sueño como ya os conté aquí, cuanto más intenso es mi bebé y peor duerme, más tranquilos y bonachones son los de alrededor, que son todos unos angelitos. Y es curioso, porque a veces me fijo en las mamis que van con sus capazos con bebés muy pequeños, y parecen tan tranquilas, dando un paseo por la calle. Yo que siempre iba a la carrera, o el peque berreando.... Tengo la esperanza de pensar que no soy la única y que no es oro todo lo que reluce ¿o si?

Que no me puedo guiar, ni me deben afectar los consejos externos: Y ya no hablo de familia/amigos, de gente que ni te conoce; Vamos a ver, señoras que van por la calle y se paran a decirte, "pobrecito que hambre tiene". POR FAVOR, omitan sus comentarios, porque en ese momento si no tuviese una pizca de vergüenza y de educación lo único que tendría ganas es de decirle; "mire señora, hambre no tiene, así que de pobrecito nada, que lleva 3 horas al pecho, hasta que hemos podido salir de casa, así que ahorrese esa mirada de "mira que mala madre que no le da de comer" que yo con usted no me he metido". Conozco a mi peque mejor que nadie, SOY SU MADRE, así que por favor, cualquier consejo en estos caso sobra.

Que puedo hacer mil cosas con mi bebé pegado a mi: Al final aprendes a ganar tiempo al día ¿que no saco un minuto ni para ducharme? pues vengaaa, cojo al peque y para dentro los dos a la ducha.  Desarrollas una especie de habilidad para tener atención en el peque y hacer todo lo demás, tu ingenio se agudiza de una manera sorprendente. Vamos que desarrollas unos superpoderes, como esos superheroes que tienen cuatro brazos, es algo parecido.

Es mejor no hacer planes, lo suyo es improvisar: Algo que caracteríza a los bebés de alta demanda es que son imprevisibles. Recuerdo que cuando el bebé tenía un par de semanas, una tarde durmió la siesta de 4 a 6, al día siguiente, yo super emocionada, ya tenía toda la tarde planificada, (que ilusa),  "en esas dos horas, hago esto, lo otro..." Recuedo que se durmió a las 4  y a las 4 y 5 minutos estaba despierto. A partir de ese día no recuedo muchas más siestas de dos horas hasta hace unos pocos meses.

Que quiero a mi bebé de alta demanda como es, con su intensidad y no lo cambio por nada: A veces llegué a pensar, jolin, porqué no me ha podido tocar uno de esos bebés tranquilos. Pero creo que si hubiese sido tranquilo no hubiese sido lo mismo. Lo quiero tal y como es. Ahora va detrás de mi por toda la casa; mamaaaaa, mamaaaaa..., me he acostumbrado a su dependencia, a su intensidad... Y ME ENCANTA, adoro a mi peque, y adoro que sea de alta demanda. Cuando se pone malito, y está tan calmadito, se me parte el alma, echo de menos su energía desbordante, y hasta sus pataditas cuando le cambio el pañal...me he acostumbrado a su ritmo,  y ya no lo cambio por nada. Ahora nos conocemos los dos fenomenal; sé lo que le pasa en cada momento y todo va sobre ruedas, los dos disfrutamos todo de manera intensa, he aprendido a vivir la vida cada segundo, a disfrutar cada pequeño detalle del día, a no dramatizar, a relativizar, a exprimir la vida, y todo eso me lo ha enseñado mi BEBÉ DE ALTA DEMANDA....





¿ALGUIEN TIENE UN PEQUE DE ALTA DEMANDA? ¿COMO OS LAS APAÑAIS? ¿A VOSOTRAS QUÉ OS HA ENSEÑADO?




24 comentarios:

  1. Muy bien dicho!! Estos niños son especiales...y los padres aún más, porque hay que saber entenderles...enhorabuena por tu blog. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu palabras Patri!!! Un Abrazo!!

      Eliminar
  2. Hola! Mi hijo no es de alta demanda pero en todo lo que tú aquí has descrito me he sentido indentificada, lo cierto es que con esto de la maternidad se cambia la perspectiva de muchas cosas, ¡sobre todo la percepción del tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí aúnque sea tranquilo, cada niño da de sí lo suyo... imaginate si además es absorvente 100%, la cosa se complica, la maternidad nos cambia todo de arriba a abajo!!! Un Abrazo Cristina!

      Eliminar
  3. Pues no son pocas las cosas que te ha enseñado tu bebé! Y además, desde mi punto de vista, bien importantes. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, la maternidad es un aprendizaje constante, un abrazo¡

      Eliminar
  4. Aiinssss que te había escrito un pedazo comentario y se me ha borrado jooooooo.
    Bueno casi había sido un post jaja. Te decía que el mio pequeño es alta demanda. Se lleva 20 meses con el mayor, hace los 4 años ahora en mayo y el primer año fue horrible. Me sentía incapaz de ser madre de los 2. De hecho el mayor tuvo un rechazo importante hacia mi. Fue muy complicado. Pero como bien dices no lo cambio por nada lo adoro y quiero que su intensidad no cambie nunca. Aunque es verdad que ahora que ya es mayor esas necesidad de mi la transforma en un enfado constante por su parte y en un intento de lucha hacia mí para tenerme retenida a su lado el máximo tiempo. Es complicado. El otro día en el parque, estaba en el tobogán y yo como a dos metros. Tuve que acercarme para que me tocara porque lo necesitaba. Me decía ven mamá tócame. Le toqué el brazo y ya le cambió la cara, suspiro y siguió a lo suyo.
    Y eso de que la gente se mete, pues sí, es una manía que tiene todo el mundo de meterse en la vida de los demás a opinar pero en fin mucha paciencia no nos queda otra.
    Un besazo guapa, como se me borre apago el ordena jajajjaaj

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog gracias a un post Montessori, pero me ha encantado, especialmente este post. Como madre de otra niña de Alta Demanda he de decirte que estoy 100% de acuerdo con todo lo q escribes, especialmente con los otros niños angelitos ¿Como puede un niño no llorar por nada nunca y la mia por todo siempre? jejejej y el otro punto q estoy especialmente de acuerdo es la gente q te da consejos gratuitos... estoy tan harta de frases como q la estoy malcriando, q nunca me la sacaré de la cama (gracias al colecho y la teta hemos conseguido dormir!! q no digo dormir del tirón), q lo q necesita la niña es una guardería q la espavile ¿Perdón??!?!?! y un sin fin de consejos a conocidos y desconocidos con los q hemos tenido la "suerte" de cruzarnos. Mucho ánimo y disfruta de tu peque q el tiempo pasa volando y en unos años hecharemos de menos todos estos momentos.

    ResponderEliminar
  6. Mi bebé, que ahora tiene 20 meses, también es un bebé de alta semana. No conocía ese término, pero leyendo tu post me he visto reflejada. Y yo tampoco lo cambio por un bebé tranquilo jejeje digo que es mi mini entrenador personal porque me ha puesto en forma y me ha devuelto la línea que perdí con el embarazo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho! Yo creo que Basmati no es de alta demanda, pero sí más demandante que los bebés de mis amigas... es muy intensa, siempre lo digo jeje

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado tu entrada... Y no... No eres la unica... Cuantas veces me he sentido así viendo bebes "tranquilitos" pensando "por que yo no pude pasear tranquilamente por la calle" , "por que cada minuto del día se la pasaba berreando", "por que era incapaz de dormir". Aun a día de hoy siento cierta envidia por esas mamas. Yo sentí que el primer año no disfrute, solo sobreviví... Ahora tiene casi año y medio y aunque tal y como cuentas tu es muy dependiente de mi y del pecho, todo ha mejorado y la cosa se lleva mejor.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu entrada... Y no... No eres la unica... Cuantas veces me he sentido así viendo bebes "tranquilitos" pensando "por que yo no pude pasear tranquilamente por la calle" , "por que cada minuto del día se la pasaba berreando", "por que era incapaz de dormir". Aun a día de hoy siento cierta envidia por esas mamas. Yo sentí que el primer año no disfrute, solo sobreviví... Ahora tiene casi año y medio y aunque tal y como cuentas tu es muy dependiente de mi y del pecho, todo ha mejorado y la cosa se lleva mejor.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu entrada... Y no... No eres la unica... Cuantas veces me he sentido así viendo bebes "tranquilitos" pensando "por que yo no pude pasear tranquilamente por la calle" , "por que cada minuto del día se la pasaba berreando", "por que era incapaz de dormir". Aun a día de hoy siento cierta envidia por esas mamas. Yo sentí que el primer año no disfrute, solo sobreviví... Ahora tiene casi año y medio y aunque tal y como cuentas tu es muy dependiente de mi y del pecho, todo ha mejorado y la cosa se lleva mejor.

    ResponderEliminar
  11. Ay! Cuanta verdad! Y no, no los cambiamos. Aunque en realidad... Nadie cambia a su bebé, jejejeje! Lo mejor del post que todos los demàs bebés parecen unos angelitos, ellos ahi, tan tranquilos! Jolin... Todas mis amigas mamás con bebés tranquls y sin entenderme eso fue lo peor, pq aunque nos sea igual lo q digan los demas son nuestrls amigos...
    Mil besitos a todas! Super mamàs!

    ResponderEliminar
  12. Ay! Cuanta verdad! Y no, no los cambiamos. Aunque en realidad... Nadie cambia a su bebé, jejejeje! Lo mejor del post que todos los demàs bebés parecen unos angelitos, ellos ahi, tan tranquilos! Jolin... Todas mis amigas mamás con bebés tranquls y sin entenderme eso fue lo peor, pq aunque nos sea igual lo q digan los demas son nuestrls amigos...
    Mil besitos a todas! Super mamàs!

    ResponderEliminar
  13. Gracias por este post... Necesitaba saber que hay otras familias como nosotros. No sabía que se había etiquetado con ese nombre, pero si que es cierto que me ha aliviado compartirlo con alguien! Tenía miedo de haber sido yo la causante de esa inestabilidad... He sido mamá canguro desde que nació, la he llevado (y la llevo) pegada todo el día... Siempre quiere que esté con ella ¿cuánto amor verdad? Me ha enseñado que soy más fuerte de lo que creía, que si crías de forma respetuosa para que crear un adulto que sepa cuestionarse las cosas y no sea conformista no puedes pretender tener un bebé tranquilo y callado... Su movimiento es vida, sus cantos la mejor melodía y llena de alegría nuestros días! Cuando está malita es cierto lo que dices, te da hasta cosa verla tan tranquila :) Gracias por compartir de verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola! Tengo un bebe de 16 meses y no se si es de alta demanda pero leyendote parece q hables del mio! Es un niño q solo le calma la teta! Nobsabe dormir sin ella, juega intensamente te pero conmigo, cualquier pequeño cambio le altera...vamos q creó q es un niño de alta demanda en toda regla y tampoco lo cambio por nada del mundo es mi pequeño torbellino q me hace vivir a mil por hora!

    ResponderEliminar
  15. Hola! Tengo un bebe de 16 meses y no se si es de alta demanda pero leyendote parece q hables del mio! Es un niño q solo le calma la teta! Nobsabe dormir sin ella, juega intensamente te pero conmigo, cualquier pequeño cambio le altera...vamos q creó q es un niño de alta demanda en toda regla y tampoco lo cambio por nada del mundo es mi pequeño torbellino q me hace vivir a mil por hora!

    ResponderEliminar
  16. Qué bonito post! Mi bebé no es de alta demanda, pero me encanta tu forma de describir tu vida con tu pequeño y tu filosofía. Así se afrontan las cosas!

    ResponderEliminar
  17. No había leído este post, y me he sentido muy identificada. Mi peque siempre ha sido muy muy intenso. Me he visto reflejada en cada parte del post, incluso añadiría alguna cosa más. No poder soltarlo ni para dormir y eso k duerme a mi lado, en brazos tanto de día como de noche, era imcapaz de dormír o comer en la calle (demasiadas cosas que ver), siempre en porteador ...
    También me ha llamado y me llama la atención los niños que se quedan tan tranquilos en el carro. Cuando el mío no lo ha querido usar nunca.
    De los peques se aprende mucho y queremos aprender

    ResponderEliminar
  18. Me acabo de encontrar con este post, un poco atrasadita desde su publicación, pero es tan cierto. Mi hija Manu, que cuando nación pensé iba a ser como yo de bebé, tranquila, ruiseña, entre otros rasgos míos. Fue casi lo opuesto. Hasta los tres meses lloraba por cualquier cosa. Después de eso ya lo superamos y nos comprendimos. Ahora que tiene 10 meses absorbe todo mi tiempo pero en respuesta me llena de felicidad. Claro, el dolor de espalda por el acompañamiento en sus primeros pasos son increíbles.

    ResponderEliminar
  19. Nosotros hicimos pleno, tenemos dos hijos, ambos de alta demanda. La mayor hoy tiene 3 años y sigue siendo una nena intensísima con necesidad de apego constante, sin embargo, siempre ha sido relativamente fácil "llevarla" con teta, muchísimas actividades que satisfagan su sed de estímulos y mucho mucho mucho amor. El peque es diferente, es complicadísimo satisfacerle: la teta no es suficiente, piel con piel no es suficiente, nada es suficiente. Él necesita salir a la calle y mirar cosas distintas todo el tiempo. Se tranquiliza observando las hojas de los árboles movidas por el viento o las olas reventando en la orilla, estando boca abajo mientras hace palanca con mis manos para poder "reptar" o estando boca arriba mientras se agarra a nuestros dedos para poder impulsarse y sentarse. Es ciertamente agotador, porque su aburrimiento se traduce no en lloro, sino en gritos. Me impacta ver esos carritos que pasean angelicales bebés dormidos, porque no recuerdo haber vivido nada parecido. A veces nos asusta pensar en cómo será cuando tenga 4 o 6 meses (sólo tiene 2), pero miramos a nuestra nena de 3 años tan inteligente y autónoma y nos damos cuenta de que la crianza de los niños de alta demanda es sin duda gratificante.

    ResponderEliminar
  20. Mi bebé es exactamente así! Ya tiene 8 meses y sigue sin dormir...y q inquieta durante el día! La pena es q dormir cuando ella duerme es imposible x el día xq tengo q atender al mayor. Muy bueno el postre...me reí mucho con lo de los comentarios de las señoras! Yo he llegado a decirles ADIÓS y dar una vuelta de 180 grados e irme. Ánimo chicas q lo necesitamos!

    ResponderEliminar

Blogging tips