lunes, 13 de marzo de 2017

CÓMO FOMENTAR LA PACIENCIA EN LOS NIÑOS SEGÚN MONTESSORI




Hoy quiero hablarte de uno de los temas más importantes que se trabajan en los ambientes Montessori: El fomento de la paciencia en los niños.

El ambiente preparado está dispuesto y pensado para trabajar este aspecto muy ligado a valores pacíficos. El adulto que acompaña al niño también trabaja desde diferentes prismas este valor.

Un ser humano paciente tendrá la templanza necesaria para saber ver, para valorar, para ir al son. La paciencia es clave en muchas situaciones de nuestra vida: a la hora de resolver problemas, a la hora de ir a trabajar, a la hora de hacer la compra, a la hora de tratar con niños, a la hora de gestionar nuestras relaciones, a la hora de planificar nuestro ocio...






¿Cómo fomentar la paciencia desde el ambiente preparado?



  • Un sólo material de cada tipo: 

En un ambiente Montessori hay un sólo material de cada tipo. Una sola torre rosa, una sola escalera marrón, una sola jarra de agua, un sólo carrito de empujar... Con esto se consigue que los niños aprendan a controlar ese impulso que tienen cuando ven a otro trabajando con un material en el que se han fijado. Tienen que esperar pacientemente a que el compañero termine para usarlo.


  • Materiales y ambientes tranquilos que inspiran concentración y ritmo slow: 

Los propios materiales ya fomentan ese ritmo lento. La guía presenta de forma individual y el niño espera para poder trabajar con el material una vez que termine la presentación, que se hace con un movimiento lento, limpio y cuidado.


  • La silla de espera:

Normalmente por el ambiente suele haber sillitas dispuestas en los laterales de las estanterías o al lado de ciertas mesas de trabajo. Esta es la silla de espera. Un lugar que el niño ocupará mientras su compañero termina con el material que él quiere usar.


  • El tapete:

El tapete, la mesa o la bandeja marcan y delimitan el lugar de trabajo de un niño. Aquel en el que nadie debe interrumpir. Si un niño está trabajando en algo y el compañero quiere usarlo puede observarle teniendo en cuenta que no puede traspasar esa barrera que supone el respeto al trabajo de otro y que está marcada físicamente por estos elementos.



¿Cómo fomentar la paciencia desde la posición del adulto?




  • Respetar los turnos de forma tajante:

En Montessori los turnos se respetan de forma tajante. Si un compañero quiere un material y hay dos esperando por el mismo, el adulto debería encargarse de que se respete el turno. Esto es importante para sembrar el valor de la justicia y la equidad (otra cosa bien distinta es que hubiera acuerdo entre ellos en ceder turnos, pero eso pasa menos frecuentemente).
Hay veces que cuando se trata de niños más intensos los adultos ceden ante todas sus exigencias y otros niños quedan relegados siempre al último lugar porque tienen más paciencia. Este respeto al turno siembra en los niños valores de igualdad, la paciencia, y la justicia.


  • La hora de la comida:

Esta es otra oportunidad maravillosa para sembrar el valor de la paciencia en los niños. Lo ideal es que haya un bol de comida en el centro para todos y que este se vaya pasando haciendo círculo. El niño deberá esperar a que le toque el turno como uno más. Además, deberá pedir las cosas de forma suave (fruta, por favor).
En Comunidad infantil los niños suelen almorzar juntos en una gran mesa en la que se reúnen. Se aprovecha este momento para hacer todo un ritual de canciones, rimas y agradecimientos para buscar su relajación a la hora de ingerir alimentos, algo importante para que aprendan a saborearlos.
La comida en el hogar es un momento ideal para trabajar "gracia y cortesía" con los niños. Algo que a veces se nos olvida debido a la falta de paciencia.


  • Enseñamos cómo tratar a los demás con paciencia:

Cuando hablamos de niños muy pequeñitos que todavía no gestionan bien sus emociones y no son dueños de su voluntad (antes de los tres añitos) podemos ver impulsos que nos hagan pensar que no tienen nada de paciencia. Es un proceso madurativo que tienen que pasar. Nuestra misión como adultos es enseñarles cómo tocar a los niños (de forma suave), cómo pedir las cosas, o cómo pasar cuando alguien nos estorba en el camino.


  • Enseñamos cómo pedir la atención del adulto:

Cuando un niño quiere la atención de un adulto la quiere YA. Normalmente son exigentes sin renuncias. Nuestra misión como adultos es irles mostrando que no pueden tener atención del mundo que les rodea siempre al 100% las 24 horas, porque todos somos seres humanos, y como tales tenemos limitaciones y necesidades. Por eso también les enseñamos cómo pedir la atención del adulto. "¿Me ayudas, por favor?" "Ahora estoy trabajando con tu hermano. En cuanto acabe estaré contigo, debes esperar."
(Siempre hay que tener en cuenta que le pediremos que espere cuando realmente no es posible atenderle, bien porque estamos trabajando con otro niño, y hay que respetar turnos, o bien porque estamos haciendo algo que nos requiere un compromiso inevitable. De lo contrario deberíamos atender su llamada)


  • El límite de NO interrumpir el trabajo:

Tanta en casa como en un ambiente Montessori deberíamos trabajar este aspecto. El respeto por el trabajo de las personas. No interrumpimos al amigo que está trabajando, no interrumpimos una presentación, no interrumpimos ningún trabajo. Nosotros no interrumpimos y nadie nos debería interrumpir a nosotros. Este respeto hacia el trabajo del otro fomenta la paciencia en el niño que deberá esperar para no interrumpir.


6 IDEAS PRÁCTICAS PARA FOMENTAR LA PACIENCIA EN CASA

1-Poner una silla de espera en la cocina: La cocina es un lugar en el que los niños deberían poder entrar libremente y participar ayudando en  la medida de sus posibilidades. A veces estamos haciendo cosas peligrosas no apropiadas para su edad. Para niños que ya controlan su voluntad podríamos tener una sillita de espera para que la utilicen mientras acabamos.


2-Trabajar la paciencia a la hora de la comida: Poniendo los recipientes con la comida en el centro y debiendo servirse cuando corresponda el turno, con los modales apropiados. Todos damos ejemplo.



3-Respetar siempre los turnos entre hermanos e incluso entre niño y adulto.
4-No tener cosas repetidas en las casas en las que hay varios niños.
5-Cultivar nuestra propia paciencia.
6-Trabajamos la paciencia a la hora de ir al parque en convivencia con otros peques. (Les tratamos suave y respetamos nuestro turno).



Para terminar el post quiero dejarte un par citas sobre la paciencia que a mí personalmente me hicieron reflexionar sobre el valor de la paciencia aplicado a mi relación con ellos:

"La paciencia es la más heroica de las virtudes, precisamente porque carece de toda apariencia de heroísmo. "
Giocomo Leopardi 

"La paciencia y el tempo hacen más que la fuerza y la violencia. "
Jean de la Fontaine




¿Y tú? ¿Cómo fomentas la paciencia en los niños?


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO
POR FA



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa que a veces soy yo la que pierde la paciencia pretendiendo que mi hija sea paciente. Parece enrevesado verdad? Intento respirar y recordar lo importante del camino, no la meta. Nos viene genial para bajar el ritmo frenético que me atrapa casi sin querer

    Por cierto muchas gracias por el post, super ilustrativo y práctico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. No lo es. Es un proceso que se retroalimenta

      Eliminar
  3. un post muy interesante, cultivar la paciencia me parece muy importante, gracias por las ideas.

    ResponderEliminar
  4. Qué difícil es conseguir que un niño tenga paciencia....! Al menos, mi peque, no tiene mucha. Algunas de las cosas que dices aquí las intentamos poner en práctica, y siempre le digo que la paciencia es la madre de todas las ciencias y él ya se lo ha aprendido, jejeje.

    Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje es un trabajo diario, al final tb un ejercicio para cultivar la nuestra propia

      Eliminar
  5. Tengo un niño de 4 años desde pequeñito trataba de enseñarle esperar su turno cuando lo llevaba a los locales de juegos, etc. y creo lo que influye tambien es cuando la mamá se desespera opierde la paciencia el niño obvserva.....Me encanto espero leer más ardticulos .

    ResponderEliminar
  6. En Montessori los turnos se respetan de forma tajante.

    Y¿cómo hace esto la pedagogía montessori? Y en concreto, cómo aplicarlo en casa con un hijo único o dos hermanos que se llevan tres años(y uno es un recien nacido)?

    Gracias.

    ResponderEliminar

Blogging tips