martes, 21 de marzo de 2017

TILLY CREÍA QUE... Un libro que expone las realidades contradictorias que ven los niños en su entorno



Hoy quiero hablarte de un libro muy especial que recibimos hace unas semanitas en casa. Se titula "Tilly creía que..." y es de la editorial Gato Sueco.
Este libro, en cuestión, tiene un enfoque muy realista. Expone al lector, con la mirada de una niña, crudas realidades que seguramente irá viendo en el mundo a medida que crezca.
Realidades que chocan con su alma pura y con su mente que busca el orden.
Los adultos creamos con nuestro ejemplo un mundo muy caótico, en muchas ocasiones.  Es muy conveniente tener un instrumento como este para exponerle, desde su mirada, realidades que puede encontrarse. Él podrá transformarlas con su ejemplo, como modela el cuento al final.





Los niños tienen que soportar y ver casi a diario muchas incongruencias en el mundo adulto que desmontan su orden.
Adultos que pasamos por delante de los indigentes sin inmutarnos, dejadez, desidia, padres ausentes, extraescolares obligatorias... Son algunos de los ejemplos que llenan de contradicciones su mente.
¿En qué mundo loco vivimos? Realmente el mundo está muy loco, no sabemos priorizar, y nos contaminamos a medida que crecemos. Queremos valores de bondad, honestidad y superación para nuestros hijos, pero modelamos justo lo contrario.
¿Qué valores queremos para ellos y qué ejemplo les damos? Son cuestiones sobre las que deberíamos reflexionar muy en serio.



Tener niños cerca es una ventana de oportunidad para crecer como persona. Ellos son los mejores maestros. Su alma es pura y tener ese brillo cerca es realmente un privilegio.

"Tilly creía que..." Es un cuento con mucho texto. No lo recomendaría para niños menores de 6 o 7 años por su extensión. En casa lo hemos leído por fragmentos y tengo que decir que sí que le ha gustado mucho al peque. Las ilustraciones son muy chulas, con mucho detalle y color.

Tilly es la protagonista de este cuento. Ella cree que hay que compartir con los demás, pero sin embargo ve que su mamá pasa por delante de un mendigo y ni se detiene, ni lo mira.



Tilly cree que en natación todos los niños lo pasan bien, pero sin embargo ve que hay niños tristes, que no quieren estar. Niños a los que sus padres no han preparado el bañador porque lo olvidaron.
Tilly creía que los padres siempre se acordaban de todo.



Tilly creía que todos los niños tenían papás y mamás, pero en casa de su amiga no los hay. No tiene mamá y su papá siempre está fuera. Su casa está llena de cosas sin embargo, pero no tiene lo que más anhela.



Tilly creía que los niños no podían ir solos a comprar leche, pero la mamá de otra de sus anigas tiene otras ocupaciones. No tienen leche, la casa está sucia. Tilly creía que en la nevera siempre había leche...



Tilly va descubriendo muchas realidades que la dejan perpleja y confundida. Los niños van desmontando su orden a medida que crecen. Van despertando y encontrándose con realidades contradictorias que les hacen confundirse. Estas realidades crudas a veces generan en ellos inseguridad, aislamiento, rebelión, mal comportamiento. Conocerlas y entenderlas, desde su mirada, les ayudará a poder enfrentarse a ellas con criterio.



Estas realidades son las que los adultos decidimos. Las que creamos. El mundo podría ser más bonito si lo mirásemos con ojos de niño.
En la última hoja brilla la magia de los niños, que se comportan como verdaderos maestros.
Todos los niños del cole acuden con chocolate caliente a compartir una fiesta fría con el mendigo que ignoraba su mamá.Quiero dejarte el último texto, que a mí me emocionó:

"Uno podría creer que no hay nadie fuera pasando frío. Pero el chico del periódico sigue sentado en su sitio. ¡Qué bien! Los niños el invitan a todo lo que tienen. Será como una fiesta.
Después todos hablan de las fiestas frías y otras cosas naturales. Tilly creía que a los mayores no les gustaban los panqueques con azúcar y mermelada enrollados en forma de salchicha.
Pero, por suerte, uno no puede saberlo todo."




¿Qué te ha parecido este cuento? 

SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube






 
 
 
 










1 comentario:

  1. Me parece un libro genial, justamente nosotros acorde a Montessori tratamos de cada contar la realidad a nuestros hijos en todo lo posible y solo hemos visto un aumento de madurez, de racionalidad y se lógica.

    Sobre la última hoja tan emocionante del libro solo puedo decir que es maravillosa, cada vez tenemos el corazón más frío y no pensamos en los que más nos necesitan, los sintecho, que por mucho que ignoremos su situación nunca se sabe si un día estaremos por deshaucios, los despidos, por desgracias económicas, en ests vida nunca se sabe, es enriquecedor ponerse en la piel del otro e intentar sentir cómo se siente para tener más humanidad y no olvidarse del menos agraciado.

    ResponderEliminar

Blogging tips