viernes, 11 de noviembre de 2016

TODOS LOS NIÑOS DEBERÍAN VISITAR LA BIBLIOTECA SEMANALMENTE: LOS MOTIVOS



Soy partidaria de un aprendizaje vivencial. De vivir experiencias que construyan recuerdos. El amor por la lectura es uno de los mejores regalos que podemos hacer a nuestros hijos. Por eso, creo que todos los niños deberían visitar la biblio semanalmente.

La biblioteca es un lugar que supura amor por los libros. Visitar la biblioteca es una experiencia genial para compartir momentos en familia con los libros como protagonistas.

Voy a darte los motivos por los que creo que los niños deberían tener menos deberes repetitivos y más tiempo para vivir experiencias, para cocinar, para hacer excursiones a la naturaleza, para pintar, para jugar libremente, para salir al parque, para sacar la bici, para visitar museos y exposiciones, para ir a la biblioteca... Esos deberían ser los auténticos deberes de los niños. Los niños aprenden jugando, para ellos trabajo y juego es lo mismo, por ello no debemos desnaturalizar la esencia de los niños a base de deberes sobre el papel y bajo el flexo... ¡Vivamos experiencias, juguemos, seamos felices aprendiendo!


¿POR QUÉ TODOS LOS NIÑOS DEBERÍAN IR SEMANALMENTE A LA BIBLIOTECA?


1-Calma: 
La biblioteca es un entorno de silencio y tranquilidad. Cuando el niño entra en este lugar asombrosamente se contagia de esta calma y comprende el valor del silencio y la serenidad.

2-La importancia de No interrumpir: 
Compartir un espacio de lectura con otras personas hace que el peque absorba de manera inconsciente el valor del respeto hacia los demás. Aprende la importancia de no interrumpir al que está concentrado.

3-Respeto por lo que nos rodea:  
Los libros han de ser tratados con gran cuidado y respeto pues otras personas tendrán que usarlos después. Los libros son tesoros y como tal han de ser tratados. Para fomentar el amor por la lectura debemos fomentar el amor por los libros. Si los niños aprenden desde pequeñitos a respetarlos y valorarlos como importantes tesoros con historia habrán plantado la semilla del amor por la lectura para siempre.



4-Paciencia y compañerismo: 
Los libros de la biblioteca son de todos. Normalmente hay un sólo libro de cada tipo, así que, en ocasiones, hay que esperar pacientemente a que otro niño termine. A veces, el libro que buscas está prestado y debes volver a buscarlo otro día. Además, los niños entienden que hay que devolver los libros en el plazo indicado para que otros niños puedan seguir disfrutando de ellos.

5-Compartimos el amor por la lectura: 
Cuando los niños son pequeñitos podemos pasar un ratito en la biblio leyendo cuentos en voz bajita juntos. Este es un momento de complicidad y serenidad incomparable.
Una vez que el niño es capaz de concentrarse con cuentos de imágenes o empieza a leer sus primeros libros nosotros podemos aprovechar ese ratito para leer nuestros propios libros. El ejemplo vale más que la palabra. Si queremos fomentar el amor por la lectura en el niño debemos empezar por cultivar este hábito, dar ejemplo leyendo y disfrutando de ello.







6-Variedad de estímulos: 
Aunque en casa tengamos una buena biblioteca nunca tendremos acceso a tener la misma variedad de libros que en una biblioteca municipal. Gracias a la variedad de cuentos y libros que se encuentran en la biblioteca el niño puede ir definiendo sus gustos y estableciendo sus preferencias literarias. Esto nos servirá para ir a tiro fijo cuando vayamos a una librería a elegir y comprar cuentos para casa.

7-El valor del orden:
En la biblioteca todos los libros y cuentos están ordenados. Todos tienen su lugar. El niño interioriza este orden y se acostumbra a dejar el cuento que terminó en su espacio y coger otro fijándose en su ubicación. Es importante dejar los cuentos dónde estaban porque si no otros niños no los encontrarán. Este hábito de recoger algo antes de sacar lo siguiente es de gran valor para extrapolar el orden al hogar, al juego, al trabajo...

8-Contacto con otras actividades culturales y literarias:
Desde las propias bibliotecas municipales es frecuente tener acceso a actividades culturales gratuitas (en muchos casos) muy enriquecedoras para pequeños y mayores; títeres, conciertos para niños, teatro, cuentacuentos...


Personalmente, os recomiendo que hagáis socios de la biblio a los peques en cuanto sea posible.
Y por supuesto, te aconsejo que visiteis la biblio semanalmente (o al menos siempre que sea posible).
Nosotros nos tomamos la visita a la biblio como una rutina más. En verano acudiamos por las mañanas cuando el sol ya empezaba a estar fuerte. Ahora que hace  frío y anochece pronto aprovechamos para ir por las tardes después del parque. Normalmente, dedicamos un día a la semana a visitar la biblio. Hay veces que sólo leemos uno o dos cuentos y otras veces leemos muuuuchos. Noto que en la biblio el peque tiene una concentración especial y es que la atmósfera invita a la lectura.
Te aconsejo que escojas una biblio cercana a tu hogar (siempre que tenga zona infantil) para que no os dé pereza ir y que todo sea muy accesible. Recuerda que, en ocasiones, tendrás que ir sólo para devolver el cuento en el plazo indicado, así que mejor que la biblioteca esté a mano.

Es genial ver cómo el niño encuentra la serenidad en este espacio y cómo recuerda los libros y las experiencias que vive en "La casa de los cuentos".

TRES CUENTOS QUE HEMOS LEÍDO ESTA SEMANA EN LA BIBLIO Y MERECEN LA PENA


Voy a aprovechar para enseñarte, los tres cuentos fascinantes que hemos leído esta semana en la biblioteca. Si pinchas en sus títulos puedes acceder al enlace de compra de amazon por si te apetece comprar alguno de ellos.

EL FABRICANTE DE HUMO
Un cuento que transmite muy bien a los niños el valor de la perseverancia. Boinoso pirulinez es un fabricante de boinas al que se le estropea su máquina de fabricación, pero la vida a veces te sorprende y finalmente es el humo de la fabrica el que acaba siendo famoso.
Saber adaptarse y aprovechar las oportunidades que te brindan las situaciones complicadas son enseñananzas valiosas que podemos extraer de este cuento.


EL FABRICANTE DE HUMO


¿QUIÉN COME A QUIÉN?
Este libro nos ha sorprendido y gustado a partes iguales. Un ejemplar maravilloso para comprender el proceso de la cadena alimentaria y las leyes de la naturaleza que conforman el círculo de la vida. Sus ilustraciones son sencillas en blanco y negro y en cada página incluye algunos datos curiosos sobre ciertos animales. ¡Maravilloso!

EL FABRICANTE DE HUMO


CARNAVAL:
Acaba de pasar Halloween y aunque en casa nos hemos disfrazado y lo hemos pasado genial en la fiesta del cole lo de los disfraces y las máscaras es algo que no acaba de convencer mucho al peque. Tiene bastante miedo y a pesar de que le explicamos que es gente común maquillada y vestida para la ocasión no acaba de convencerse. Este cuento es genial para perder el miedo a los disfraces y aprender a disfrutar de ello.

CARNAVAL




¿Y vosotros? ¿Con qué frecuencia visitais la biblioteca? ¿Qué te han parecido los motivos?

SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO 
POR FA



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, todo lo que nos inspira y algunos vídeos

Además estamos en twitter, pinterest, y Youtube

7 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo. Nosotros visitamos la biblioteca, si no semanalmente, cada 15 días como mucho. A mi hija le encanta y nos lo pasamos muy bien buscando y descubriendo nuevos cuentos.
    Nunca es demasiado pronto para empezar a inculcarles el amor por la lectura.

    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo María. Y además gratis!! Muchas gracias! Un abrazo

      Eliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo. Nosotros vamos a la biblioteca cada semana desde que el peque tiene un año y le encanta. Ahora que ha empezado el colé también trae libros de la biblioteca de allí. Es un apasionado de los libros. Creo que el amor por los libros que adquieren al ir a la biblioteca es uno de los mejores regalos que les podemos hacer.

    ResponderEliminar
  3. Cómo gran amante de los libros que soy... ¡Estoy de acuerdo! Sin embargo nosotros no vamos nunca, no la tenemos a mano... Y eso influye eh? ;)

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  4. Es tan lindo y provechoso ir a una biblioteca. Yo iba con mi pequeña que ahora ya tiene 13 años y tiene su propia biblioteca. Ella se acostumbró a esta linda afición de leer y lee y lee siempre. Tiene buen rendimiento escolar y un vocabulario variadísimo... es una trome... gracias bibliotecas... más si yo soy bibliotecóloga y trabajo promoviendo la importancia de las bibliotecas y la lectura...

    ResponderEliminar
  5. Hay gente de mi entorno que piensa que estoy loca, pero he empezado a ir a la biblioteca con mi peque de 11 meses. Es una biblioteca pequeña al lado de casa que sólo abre por las mañanas y aunque sólo estemos allí el tiempo de elegir cuento e irnos, creo que es importante que se familiarice con el silencio y el orden

    ResponderEliminar

Blogging tips