martes, 24 de enero de 2017

10 COSAS QUE DEBERÍAN CAMBIAR YA EN NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO





Hay 10 cosas  (en realidad algunas más) que me chirrían mucho de nuestro actual Sistema Educativo y creo que no pueden esperar a ser cambiadas.
Vaya por delante que admiro a todos los profes que desempeñan su profesión con ilusión y ganas, y que muchas veces tienen que luchar contra viento y marea para defender una forma de educar. ¡Un aplauso para todos ellos!
Me veo en la obligación de utilizar este pequeño altavoz que me da el blog para reivindicar una educación pública diferente, donde los niños sean felices aprendiendo. Una educación que fomente la curiosidad, la cooperación, la creatividad y la participación.




1-TRATA A TODOS LOS NIÑOS COMO SI FUESEN PRODUCTOS EN SERIE
Nuestro actual sistema educativo trata a  los niños como si fuesen productos en serie.  Se da por hecho que todos los niños tienen que aprender lo mismo y al mismo tiempo. En función de ello son evaluados con exámenes estandarizados.

NO se tiene en cuenta el ritmo individual de cada ser humano
NO se tiene en cuenta la esencia personal de cada niño

Odio tener que pensar que mi pequeño puede sentirse inferior a otro porque aún no es capaz de sujetar bien el lápiz. En ese momento te conviertes en el último de la clase, porque una gran parte del trabajo consiste en colorear. ¿Por qué hay que aprender la diferencia entre grande y pequeño coloreando una ficha?
Da igual que los niños estén en otro periodo sensible, da igual que se estén ignorando otros talentos. Hay que seguir el programa. Completar las fichas y el temario.
Los niños no tienen la oportunidad de seguir su propio ritmo en la construcción de su aprendizaje y se pierden algunas de sus potencialidades por el camino.

2-ES MUY TRISTE QUE LOS COLEGIOS PRESUMAN DE LAS PIZARRAS DIGITALES COMO EL "GRAN AVANCE"
Me entristece ver cómo los colegios se enorgullecen de las pizarras digitales, pero no innovan dando más oportunidades a los niños de ser ellos mismos. Se fomenta poco la curiosidad, la experimentación y la manipulación.  Las aulas tienen la misma disposición que hace 50 años, salvo por la dichosa pizarra digital, que en absoluto creo que sea un plus.


3-LOS NIÑOS APRENDEN A OBEDECER CON UN SISTEMA DE PREMIOS Y CASTIGOS. NO SE FOMENTA UN PENSAMIENTO RAZONADOR Y CRÍTICO


4-HAY EXCESO DE CARGA DE TRABAJO (ABURRIDO) PARA CASA QUE PRETENDE SUPLIR, EN MUCHOS CASOS, LAS CARENCIAS DEL SISTEMA
Los niños pasan muchas horas sentados. Falta libertad de movimiento en el aula. Además, cuando llegan a casa tienen que seguir trabajando sobre el papel, siendo privados de vivir experiencias propias de su edad. Los deberes son repetitivos y monótonos.

5-EL APRENDIZAJE ES ABSTRACTO. SE MEMORIZA MUCHO, SE RECUERDA POCO
Los niños no tienen la oportunidad de aprender construyendo razonamientos, investigando, tocando, vivenciando... Los niños aprenden memorizando como meros espectadores pasivos. Algunos estudios demuestran que el 98% de lo que se memoriza se olvida en tan sólo 30 días.
Apuesto a que si hiciéramos entre los lectores de este artículo unas cuantas preguntas sobre ríos o cordilleras, que seguramente todos hemos estudiado, pocos serían capaces de dar respuestas acertadas.

6-LAS MAÑANAS EN EL COLE SON MONÓTONAS. EL NIÑO ES UN ESPECTADOR PASIVO. TIENE QUE HACER DETRÁS UN GRAN TRABAJO INDIVIDUAL PARA CONSEGUIR FIJAR CONCEPTOS
Si acudes a una charla que te interesa mucho probablemente consigas estar completamente receptivo durante el 80% del tiempo. Sin embargo, si el tema te interesa menos habría mucha posibilidad de que desconectes al cabo de unos 8 minutos. Cuando eres un espectador pasivo acabas desconectando casi de forma involuntaria. Eso supone que el niño tiene que dedicar, tras las horas de cole, mucho tiempo en casa para memorizar conceptos. Los horarios acaban siendo maratonianos e impropios de su edad, restando el tiempo necesario para jugar, hacer deporte, y vivir experiencias enriquecedoras en familia.

7-FOMENTA LA COMPETITIVIDAD Y NO LA COOPERACIÓN
Las notas a final de trimestre, las calificaciones en los exámenes, las puntuaciones de los trabajos, incluso los ejercicios en gimnasia. Todo se convierte en una competición que despierta sentimientos negativos en los niños, envidias, frustraciones e incluso discriminación y violencia.

8-LA MAYOR PARTE DEL APRENDIZAJE SE TRANSMITE A TRAVÉS DEL PAPEL. NO HAY EXPERIENCIAS, NO HAY VIVENCIAS
Los niños manipulan y tocan poco. El aprendizaje es totalmente pasivo y abstracto en muchas ocasiones (¿Alguien recuerda cómo aprendió la tabla de multiplicar? A mi me viene a la mente hasta la musiquilla de la tabla cantada).
Los niños pasan una gran parte de su infancia en el cole. Es una pena que no puedan vivenciar más y memorizar menos.

9-DEBERÍA HABER MÁS EXPRESIÓN CREATIVA; MÚSICA, ARTE...

10-EL PROFESOR DEBERÍA ESTAR CON LOS NIÑOS, NO SOBRE LOS NIÑOS
El profesor es quien marca los límites pero debería adoptar una posición más humilde ante ellos. Si queremos transmitir buenos valores a los niños debemos empezar por dar ejemplo.



Quiero aprovechar que empieza un nuevo año para reivindicar un cambio muy necesario en nuestra educación. El Sistema educativo debe evolucionar y debería hacerlo cuanto antes.








¿Qué cosas te chirrían de nuestro Sistema Educativo?



SI TU TAMBIÉN CREES QUE 
LOS NIÑOS MERECEN OTRO SISTEMA EDUCATIVO
COMPÁRTELO 
POR FA


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube

10 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Marta!Ojalá cambien las cosas....nuestros niños son el futuro. Hay que hacer un gran cambio social y educar para la paz

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta, siempre te leo. No tengo hijos pero espero formar una familia pronto y tu blog me inspira mucho. Desgraciadamente el sistema esta como esta porque interesamos más, siendo 'tontos' que listos. Los tontos no se cuestionan las cosas... Y estamos en un momento de la historia de la humanidad donde todos deberiamos cuestionarnos muuuuchas cosas. Gracias por tu granito de arena.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, Marta. Me da pena ver como las cosas siguen igual (de mal) cuando no sería tan dificil un cambio. Más bien este cambio sería de mentalidad, de enfoque... No es necesaria una gran inversión.

    En Navidad estuvimos viendo el que probablemente será el cole de mi peque y, la verdad, qué disgusto tan grande nos hemos llevado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo María. Estoy buscando colegio para mi hija, en septiembre tiene que empezar el segundo ciclo de infantil. Mi hijo de 14 necesita un cambio, urgente, la enseñanza tradicional le está arruinando la autoestima y le ha dejado sin ilusión.

      Miro, busco, pregunto.....No hay opciones, no las encuentro, solo presión académica, éxito basados en resultados, disciplina, estudio y sacrificio. Dónde dejamos la motivación? Quién tiene que motivar a los alumnos? Qué hay que hacer para que los alumnos tengan ganas de aprender, no solo de aprobar?

      Desanimada.

      Eliminar
  4. Los niños piden a gritos un cambio, el fracaso escolar alcanza ratios nunca imaginados, los problemas de TDAH, TGD, TEA se multiplican.

    Yo no termino de creer que el sistema esté manipulado para no educar pensamiento, si los actores que intervienen desearan un cambio se podría conseguir, pero hay actores dispuestos a implicarse e innovar, dispuestos a acompañar, y otros que se encuentran cómodos en el papel de siempre, enseñando lo mismo y de la misma manera desde hace más de 20 años.

    Experiencia personal de madre desesperada con el sistema.

    ResponderEliminar
  5. Nuestro hijo va a un colegio Montessori y la diferencia con el sisteman educativo "tradicional" es bestial. Es completamente lo contrario, el profesor no tiene mesa, se mueve de un niño a otro, las clases son muy grandes, con mesas formando grupos, el material es muy táctil, con materiales naturales, los niños se sientan donde quieren (si se quieren sentar), cada uno aprende a su ritmo, las edades van mezcladas... En fin, que es un esfuerzo para nosotros tener que llevarlo a ese colegio, pero creemos que merece la pena.

    Un saludo

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  6. Este año hemos apostamos por una educación con respeto y los niños van a Landabaso eskola. Besarkada bat eta zorionak a esos profesores que ponen todo su esfuerzo para que nuestros hijos lleguen a ser aquello que ellos mismos desean ser .

    ResponderEliminar
  7. (Para María y Eva principalmente)
    No sólo es el sistema el que está mal, también lo están quienes controlan el sistema (no solo educativo) y "educan" para la obediencia y no la curiosidad. Con 13 años (sí, 13) entendí que para tener buenas notas en el colegio sólo tengo que agachar la cabeza ante profesores y contenidos, y memorizar los temas una noche antes del examen, aunque sepa que no es adecuado. Por eso me gustaría cambiar la forma de aprender (no enseñar, aprender), pero va a ser difícil. Un pueblo ignorante es más fácil de controlar que un pueblo culto y que cuestiona, razona y piensa por sí mismo.
    Nota: No desesperen con lo que dije sobre memorizar los contenidos, así llegué dos veces a ser escolta de la bandera nacional en dos escuelas distintas...
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Muy de acuerdo con lo que dices.Da pena ver que el sistema político es lo que quiere gente obediente sin razonamiento crítico para poder engañarnos y manipularnos.

    ResponderEliminar
  9. Parcialmente de acuerdo. El sistema educativo ya no selecciona como en la EGB, la realidad de las aulas es muy diferente a la de los años 70. La diversidad es evidente, sobretodo en los colegios públicos, pero sobre todo tenemos que pelear con carencias básicas de nuestro alumnado: Hábitos, rutinas, conflictos emocionales, falta de estímulo sobre protección, exposición sin control a las nuevas tecnologías, medios audiovisuales y redes sociales...Si un progenitor se decide por el propio egoísmo, prefiere ser colega que padre o madre, al fin y al cabo, elude sus responsabilidades y delega en el colegio, es difícil que además expliquemos matemáticas de forma divertida. Pero lo hacemos. Siempre queda la posibilidad de meter a nuestro hijo/a en la isla de un colegio elitista, sin diversidad, apartado de la realidad y así perpetuar la fractura social. No nos olvidemos que exigimos a un maestro/a que sea capaz de potenciar las inteligencias múltiples de al menos 25 alumnos, todos a la vez, en el mismo espacio, y a la mayoría les cuesta hacerlo con 1 sólo hijo/a en el seno de su familia, sea lo diversa que sea. No es lo mismo apretar tuercas que acompañar a un alumno/a en su crecimiento personal. Hacemos un servicio impagable a la sociedad, pero, a pesar de contar lo mismo, vamos a trabajar con la misma ilusión que el primer día, nos formamos en nuestras horas libres y lo pagamos de nuestro sueldo. No puede ser de otra forma, los niños/as no perdonan y si no estás motivado "Se te comen por los pies". Innovemos los docentes, por supuesto, pero no deleguemos los aspectos básicos de la formación como personas de nuestros hijos/as en terceros. Es una irresponsabilidad

    ResponderEliminar

Blogging tips