jueves, 23 de junio de 2016

ASÍ FABRICAMOS NUESTRA COCINITA DE EXTERIORES DIY




Al fin nos hemos puesto las pilas con nuestro proyecto COCINITA DE EXTERIOR DIY. Tengo que decir que nos lo hemos pasado genial eligiendo nuestro prototipo de cocinita ideal, buscando los materiales y construyendo juntos...
Así que hoy en la sección #unacasaparasoñar  os enseño una idea de juego simbólico sensorial para patios, terrazas y jardines que está haciendo las delicias de nuestro peque


Este tipo de proyectos son geniales para pasar tiempo en familia, que los peques ayuden y que valoren el esfuerzo que implica todo lo material que le rodea.

El verano es la estación por excelencia del juego exterior. Así que nos habíamos propuesto preparar una cocinita de exteriores para el peque en la terraza. Queríamos una cocinita de trote; donde pueda jugar, con agua, con tierra, con piedras, piñas...

Hace poquito te enseñé en el blog nuestro recopilatorio de ideas de Cocinitas de experimentación exteriores DIY. Utilizamos esta tormenta de ideas para crear nuestra propia cocinita ideal.

¿Qué requisitos queríamos que cumpliese?

-Utilizar elementos reciclados
-Elementos naturales   
-Espaciosa. 
-Que permitiese juego sensorial



Estoy muy contenta con el resultado, aunque tengo que decir que aún no la hemos terminado del todo. Nos falta colgar un tablón perchero para colgar utensilios y cazuelas, y preparar una repisa, para colocar platos y cazuelas. Habíamos cogido unos troncos pequeñitos que iban a ser las "vigas" de la repisa (para dar un aspecto más natural), pero no acaba de asentar eso bien del todo, así que tenemos que pensar otra solución. Prometo que cuando la finalicemos al 100% os enseñaré foto.

Quería enseñártela ya en el blog porque el verano está empezando y quizá te animes a construir tu propia cocinita de exteriores.

Los niños se lo pasaron genial con el proceso. Buscando los materiales, eligiendo su cocinita ideal y ayudando a construirla.

Tanto, que creo que me a tocar fabricar otra para mi sobri, que estaba que se le salían los ojos con la idea...

¡Ya la tenemos instalada!. Lo más trabajoso ha sido transportar los troncos, "¡Madre mía lo que pesa aquello!"
Aprovechamos una madera que tenían los tíos y reciclamos dos troncos como "patas" para nuestra cocinita.

Para la encimera  hemos usado una tabla de madera natural. Te recomiendo que busques una madera apropiada para exteriores. Nosotros nos liamos la manta a la cabeza y nos fuimos a Leroy Merlín a buscar los materiales y hemos cogido una madera normal natural. Porque cuando no se use pensamos cubrirla con un plástico, veremos a ver qué tal aguanta.
El tablero de madera (que hace las veces de encimera nos costó sólo 14 Euros). También compramos en Leroy Merlín un fregadero que pillamos en oferta de desestocaje a muy buen precio (19.90 Euros). Si tienes alguna cocina vieja puedes aprovechar cualquier fregadero viejo. Nosotros cogimos el más barato que encontramos, de estos un poquito desfasados con escurridor incluido, pero que viene fenomenal para que aguante todo el trote de agua...etc.


Bueno, ¿Quieres saber cómo la hice? 

Lo primero fue elegir dos troncos que fuesen de la misma altura y que, a su vez,  fuese una altura apropiada para el trabajo del peque. Una vez que los tenía me puse manos a la obra. ¡Oye!, que ni en bricomanía hacen un trabajo tan rápido como esta cocinita.

Lo primero que hice fue presentar el tablero sobre los troncos (En leroy Merlín pedí que me cortasen un poquito el tablero de largo. Lo hacen gratis, pero sólo hacen cortes laterales. No se complican en otro tipo de cortes)
Más o menos nosotros dejamos un largo de 1.70 metros. Tenemos bastante pared en la terraza, así que, por suerte, nos hemos podido permitir hacerla bastante espaciosa.

Una vez presentada, pusimos encima el fregadero e hicimos el dibujo del contorno con un lapicero para proceder a cortarlo.


Para empezar a cortar primero hice un agujerito en el medio con un taladro. A continuación, fuí cortando todo el contorno del fregadero con una sierra de calar.
Todo no iba a salir rodado...Cuando pensaba que todo era pan comido me dí cuenta de que el fregadero no entraba. ¡Oh Dios mio! Había marcado el contorno demasiado pequeño. Bueno, ¡Ahí estaba yo como si fuese Mc Guiver!  Volví a marcar de nuevo y, sierra en mano, corté otra vez un contorno más grande.



¡Ahora! Aquello ya quedaba perfecto. El encastre del fregadero fue lo que más tiempo me llevó. Después de eso, pensé que esas esquinas puntiagudas eran un auténtico peligro para mi pequeño explorador, así que con un plato redondeado marqué los contornos en redondo con un lapicero y los corté con la sierra de calar.

Para rematar un trabajo super profesional de la encimera lijé todos los bordes para que estén suavecitos y no representen peligro de corte para el peque.

Colocamos el fregadero encima e instalamos las tuberías, el soporte para el tapón... etc.

Para dejar fijo el fregadero, que no se mueva y no se cuele el agua puedes poner un hilo de silicona alrededor. Todavía no lo hemos hecho, pero lo haremos.

¡Ahora había que hacer los fogones! Busqué platos de distintas medidas, para que tuviese fogones de distintos tamaños. Marqué su contorno y los pinté con pintura acrilica negra, que es muy resistente para exteriores.
También marqué unos puntitos con un color rojizo para que simulase el fuego. ¡Todo muy realista!


Para los reguladores utlicé unos taquitos circulares que compré también en Leroy Merlin. (Venían unos cuantos en una bolsita).



Para sujetar la encimera a los troncos utilizamos un pegamento de estos que te podrían pegar a ti mismo colgado de una pared. Eso no se mueve ya más en la vida...

¿Qué nos queda pendiente por hacer?

Con el trozo de madera que nos sobró cuando me cortaron el tablero en el Leroy, vamos a hacer una repisa para poner platos, cazuelas... Con la sierra caladora le corté un poco el ancho y redondeé las esquinas. Ahora me queda buscar las "vigas". Teníamos unos troncos pero parece que eso no asienta demasiado, así que hay que buscar otra solución (Admito propuestas... ;) )

También teníamos unos percheros viejos del año catapún chispún. De esos que guardas "por si acaso..." Bueno, pues después de guardar toneladas de mierda por si acaso, al fin hemos utilizado una de esas reliquias.¡Ves, como esto no había que tirarlo!
Lo he pintado un poco y ahora sólo nos queda colgarlo de la pared.



¿Y qué tal el juego?

Tengo que decir que la cocinita ha sido un exitazo total en casa. El peque se pasa las tardes haciendo mezclas, sopas, y experimentando con su cocinita.


El primer día estuvo casi hasta las 12 de la noche haciendo cenas... (Esa es la satisfacción de un trabajo bien hecho...jejeje).


Tenemos que recuperar algunas cazuelas, espumaderas viejas... De esas que ya no se usan para completar su kit de cocinero.




¿Qué  utensilios de cocina le están dando juego?

-Estropajos viejos
-Colador
-Un biberón de estos que se usan para las salsas
-Cucharones de madera
-Sartenes viejas (teníamos tres para tirar y también las hemos reciclado)
-Platos de plástico
-Vasitos
-Embudo
-Pipetas






Cuencos, coladores, cacerolas, espumaderas... Todo lo que se te ocurra, cuantos más cacharritos más juego.

¿Qué elementos naturales usar para las comiditas y cómo organizarlos?

Bueno, a nosotros nos ha venido que ni pintada nuestra estación de materiales. La hicimos hace tiempo con un par de barras y cubetas de ikea. En ella podemos tener organizado siempre nuestros elementos naturales de juego;

-Piñas
-Palos
-Piedras
-Conchas
-Caracolas







También pueden trabajar con hierbajos, flores, hojas secas, tierra...
Incluso con garbanzos, pasta cocida, arroz, confeti, jabón...



Además, el agua es un imprescindible para una buena cocinita de exteriores. Nosotros tenemos un gran cubo de plástico debajo del fregadero, que es a donde va a parar el agua cuando el peque quita y pone el tapón.

Estamos barajando algún sistema para que pueda disponer del agua con autonomía fuera, sin tener que entrar al baño a rellenar, porque pone la casa perdida.




Ahora viene el briconsejo de jardinería... ¡Que no! ¡Es broma! Me he tomado el papel de presentadora de bricomanía muy en serio... jejeje


¡Estoy muy orgullosa del resultado!. El peque dice que me ha quedado preciosa. ¡Eso es lo importante! Para darle un toque de color pinté unos detallitos en un trocito de madera que nos sobró de la repisa (qué me gusta aprovechar todo...)  y lo colocamos paralelo al fregadero para que las salpicaduras del agua no vayan a la pared.




Eso es todo por hoy. Así fabricamos nuestra cocinita de exteriores. ¡Qué satisfacción cumplir lo que te propones!





¿Te animas a fabricar tu propia cocinita de exteriores? ¿Me das ideas para la repisa? ¿Cómo puedo mejorar mi cocinita? Todas las ideas, sugerencias y comentarios son bienvenidos.


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO POR FA


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter, pinterest
Y ahora también en You tube e  instagram

3 comentarios:

  1. ¡No puede ser más bonita! Menudo trabajo, pero luego verles disfrutarlo compensa todo ;) Me encantan esas cenas con piñas y piedras, se nota que se lo está pasando genial.
    Si tenéis una toma de manguera, podéis comprar una manguera con "ducha" al final y sujetarla donde el fregadero. El peque sólo tendrá que accionar la pistola cuando necesite agua. No sé si te sirve la idea ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre mía! Es ideal. Vaya currada, no le falta detalle.

    ResponderEliminar

Blogging tips