martes, 28 de junio de 2016

10 MOTIVOS PARA IR DE CAMPING CON NIÑOS


Hace un par de semanas publicamos en el blog la primera parte de la Guía Nacional de Campings para familias. En unos pocos días publicaremos la segunda parte. Antes de nada, quiero darte 10 motivos de peso por los que deberías ir de camping con los niños este verano.







Si núnca has ido de camping en familia y quieres iniciarte en esta aventura estás de suerte. Es una de las formas low cost de viajar.  En Decathlon tienes tiendas de campaña para familias a partir de 90 Euros.
Yo consigo montarla (hay vídeos explicativos en YouTube) así que tu también podrías.



Hay algunas cosas para viajar en familia que harán la estancia más cómoda; mesa y sillas pleglables, nevera eléctrica, un camping gas para cocinar... Pero vamos, que suponiendo que no tengas absolutamente NADA no te gastarías más de 300 Euros en hacerte con todo el kit para viajar para siempre y tener una casita de tela móvil en cada lugar. Pronto publicaré en el blog un post con ideas para componer tu kit de viaje de camping por menos de 300 Euros (con los imprescindibles que considero básicos para que la experiencia en familia sea cómoda y exitosa)



Al margen de esto quiero animarte a viajar de camping en familia. Y lo dice alguien que antes era anti-camping. Vamos, que yo me imaginaba allí durmiendo en el suelo, comida por las hormigas, pasando frío... ¡Nada que ver!
Las tiendas aislan fenomenal, si tienes la tienda siempre cerrada no te entra ningún bicho, y hay colchones hinchables que son más cómodos que muchas camas de hotel...




Los campings están muy bien preparados. En la guía vas a encontrar los mejores de España para viajar con niños (pronto publicaremos zona centro y zona sur). Puedes consultar aquí los mejores campings de España en la Zona Norte; piscina, parque infantil, actividades para los niños, animación...  Una maravilla para desconectar cualquier finde a muy buen precio.








10 MOTIVOS PARA EMPEZAR A IR DE CAMPING EN FAMILIA

1. Porque los niños están en pleno contacto con la naturaleza las 24 horas y aprenden de ella. La naturaleza es el mejor aula para un niño. Ningún hotel puede ofrecerte una experiencia tan natural. Acampar es lo más parecido a vivir en la naturaleza. Los niños necesitan de ese contacto con la naturaleza y ofrecerles esa experiencia es darles la posibilidades de correr, de ensuciarse, de levantarse e ir corriendo a bañarse al río o al mar, de jugar en un charco cerca con otros niños mientras los mayores cenan, de descubrir una flor cuando se va a acostar...





2. Porque supone un concepto de vida sencillo. Eso supone aprender a valorar lo que nos rodea.


3. Porque en los campings los niños siempre hacen amigos. Por los campings familiares siempre hay niños correteando... La naturaleza es el lugar idoneo para sociabilizar. El hecho de no tener auténticas paredes hace que el camping se convierta en un lugar de hermandad en el que reina el buen ambiente, la ayuda, el compañerismo...



4. Porque es un buen alojamiento para conocer lugares naturales que tenemos cerca de casa, a los que núnca hemos ido. Hacer rutas de senderismo, a caballo... Algunas zonas y reservas naturales ofrecen una gran cantidad de ocio en familia. Los alojamientos rurales siempre suelen estar completos y cuando encontramos algo libre nos da pereza por el precio. Si viajas de camping esto no te va a pasar. Puedes aprovechar todos los findes para hacer escapadas y conocer lugares nuevos con tu casita portátil de tela.




5. Porque los niños aprenden a trabajar en equipo. Viajar de camping, como todo en la vida, tiene ventajas e inconvenientes. Es una forma de viajar barata, pero requiere algo de esfuerzo. Hay que montar la tienda, cocinar, fregar... Lo bueno es que los niños aprenden a ayudar en las tareas en equipo, ayudan a fregar los platos, aprenden a montar la tienda en equipo y todo lo que implica un esfuerzo conjunto.



6. Cocinar y comer al aire libre es uno de los pequeños placeres de la vida: Hacerte unas tostadas y desayunar con los primeros rayos de sol cuando amanece en plena naturaleza es algo que no tiene precio. Como dice mi cuñado; TODA la comida en el camping sabe mejor.




7. Porque nos permite conocer todo tipo de lugares sin demasiada antelación. El mundo es una escuela maravillosa. Lo que me gusta del camping es que un día antes puedes decidir irte a Valencia, al Valle del Jerte, a Asturias... Sólo necesitas iniciar el viaje y montar la tienda, sin estar demasiado pendiente de nada más. Cerca de cualquier ciudad hay un camping. Sólo necesitas informarte de los más recomendados para viajar con niños. En verano puedes planificar salidas a diferentes zonas todos los findes. Pocos bolsillos permiten esto si viajas de hotel.




8. Porque nos conecta con un estilo de crianza slow y consciente: En el camping vivimos alejados de las pantallas. Es más, aunque te lleves el móvil no le haces demasiado caso. La naturaleza te envuelve y te centras en disfrutar. Desconectas y conectas con los tuyos y con lo natural. Esto viene fenomenal para cargar pilas, aprender a valorar las pequeñas cosas del día a día y renovarnos.





9. Porque tienes una sensación de libertad inmensa: Levantarte con los primeros rayos de sol, con los ruidos de los pajarillos y de alguna cascada es una maravilla. Si eliges una buena zona para acampar puedes alejarte un poco de la zona de acampada y descubrir el amanecer.





10. El camping une: El trabajo en equipo, la conexión, la ausencia de tecnología, estar en comunidad al aire libre... Une a las familias, los niños vuelven felices, con la sensación de haber vivido auténticas aventuras en familia.






Verles disfrutar no tiene precio. Sólo por eso merece la pena probar la experiencia.

La naturaleza es el único lugar donde verdaderamente aflora la esencia de ser niño
Yo, que me consideraba una ratita de ciudad, me doy cuenta de que no puedes decir de este agua no beberé. Los campings de hoy día están súper preparados, tienen todo tipo de comodidades para hacer de la experiencia algo único y que no te tengas que preocupar demasiado de nada. Merece la pena probar la experiencia de viajar de camping en familia. Te aseguro que repetirás.






¿Has viajado alguna vez de camping con niños? ¿Qué te echa para atrás? ¿Te animas a probar? ¿Cuáles son tus motivos para viajar de camping en familia?






SI TE HA GUSTADO EL POST 
COMPÁRTELO



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram, donde verás a diario nuestros pequeños grandes momentos.
También estamos en twitter, pinterest y You Tube

4 comentarios:

  1. Me encanta
    Yo como dices era anti camping y ahora que tengo un peque de 9 meses quiero intentarlo ya que creo que tienen que ser maravillosas esas vacaciones

    ResponderEliminar
  2. Genial post!! Se le he enseñado a miquerido y me ha dicho que está dispuesto a probarlo... Gracias! :)

    Feliz día!!

    ResponderEliminar
  3. Podrías decirnos los campings en los que has estado y tu valoración ( incluida la zona)? Nunca he estado en uno que no fuera bungalow y me apetece muchísimo por el peque y por mi, pero todo son dudas.veo tus fotos y enamoran los sentidos!!!!

    ResponderEliminar
  4. A partir de que edad podemos llevarlos. Mi bebé tiene 7 meses. Es posible a su edad¿

    ResponderEliminar

Blogging tips