jueves, 3 de agosto de 2017

GABINETE DE BOTÁNICA MONTESSORI




El Gabinete de Botánica Montessori es uno de los materiales más bonitos del área de ciencia y cultura en Montessori. Es un material chulísimo para que los niños tengan un acercamiento manipulativo a la botánica. Puede ser el punto de partida para un aprendizaje basado en la experiencia, siguiendo un proceso que siempre va de lo concreto a lo abstracto.






¿QUÉ ES EL GABINETE DE BOTÁNICA?

Es un mueble con hojas encajables con pomo, compuesto por cuatro cajones dentro de los cuales hay:

-6 tipos distintos de hojas encajables con botón en cada cajón.


Con el cajón suelen acompañarse tres juegos de tarjetas con diferentes grosores de contorno que corresponden con las hojas que hay en el gabinete.



¿CÓMO SE PRESENTA EL GABINETE GEOMÉTRICO?

-Invitamos al niño a trabajar con el gabinete de botánica. "Vamos a trabajar con el armario de hojas".

-Le pedimos que lleve la  bandeja de demostración (nosotros hemos reciclado la que teníamos del gabinete geométrico ya que en este mueble no hay bandeja de demostración) a la mesa colocándolo en el centro de la mesa con tres hojas que difieran bastante en su forma.

-Nos sentamos a la derecha del niño.

-Levantamos ahora el encajable con el pulgar y el dedo índice de la hoja situada en el extremo izquierdo de la bandeja de demostración.

-Colocamos suavemente las hojas en las casillas vacías.

-Ahora con las yemas de los dedos índice y corazón pasamos nuestros dedos por el contorno de la hoja que se mantiene sujeta por la mano izquierda. (En sentido antihorario, comenzando desde el extremo inferior).

-Con los mismos dedos trazamos el contorno con las yemas del espacio vacío dejado por la hoja al levantarla.

-Con nuestro gesto expresamos al niño que sentimos la misma forma asintiendo y sonriendo.
-Colocamos de nuevo la hoja en su encajable.

-Repetimos el proceso para las otras hojas de la bandeja de demostración.


*Nota: Cuando presentes en casa siempre te recomiendo que practiques previamente tu sólo/a  y luego, una vez afianzada la presentación, se la hagas al niño. No importa si no sigues los pasos al pie de la letra. Lo importante es que se sigas los principios básicos de las presentaciones Montessori:

-Movimientos desgranados, limpios, cuidadosos y naturales.
-Contacto visual con el niño en los puntos de especial interés de la presentación.
-Silencio para focalizar la atención del niño.
-Orden lógico de acciones.
-Ciclo de trabajo en tres partes; sacamos el material, realizamos el trabajo, recogemos de nuevo
-Presenta con el corazón.





Con hojas cuya forma dificulta pasar las yemas podemos utilizar un pequeño palito desde el que podremos ir bordeando el contorno.

El niño comenzaría trabajando en esta presentación inicial.
En días posteriores puede trabajar con otras hojas hasta experimentar con todas las del mueble.
A continuación puede trabajar con dos cajones de forma simultánea. Posteriormente podría trabajar con tres o más cajones de forma simultánea.




¿DE QUÉ OTRAS FORMAS PUEDE USAR EL GABINETE?

-Puede utilizarlo, por ejemplo, para relacionar las hojas con sus tarjetas de contornos. Nosotros aún no las tenemos.

-Puedo utilizarlo para relacionarlo con hojas reales.


-Puedo buscar esas formas de hojas en un libro de botánica. Este es el libro-joya Mundo natural que te enseñé en este post.



-Puedo coger un encajable de hoja que sea familiar en el entorno del niño y salir con él a la naturaleza en busca de una hoja igual.

-Puedo dibujar los contornos de las hojas y colorearlos con diferentes técnicas  y colores típicos de la estación en que nos encontremos (bastoncillos, esponjas, pincel).

-Puedo hablar al niño de los nombres de esas hojas, una vez domine las presentaciones iniciales, con la lección en tres tiempos.

-Puedo coger una hoja familiar en el entorno del niño y buscar un lugar donde se encuentre, salir a la naturaleza, ver cómo es su árbol, hablar de algunas características de su ciclo de vida.

-Puedo hacer una gymkana utilizando hojas.


Todos los materiales Montessori tienen una grandeza. Es la peculiaridad de poder ir evolucionando en su uso a medida que evoluciona el niño. En primer lugar los materiales trabajan en ordenar las experiencias del niño de forma concreta. Posteriormente, una vez que el niño ha construido en su mente ese orden, puede ir trabajando con ellos de forma más abstracta, puede ir profundizando y abstrayendo.  Por cierto, nuestro Gabinete de Botánica es de la tienda Montessori Vivo. (Si te gusta puedes encontrarlo aquí)

El adulto tiene que ser creativo (se trata de sacar el niño que llevamos dentro) y adaptarse a las situaciones y circunstancias. Aprovechar cada excursión, cada salida al jardín para dar luz a la curiosidad del niño. El aprendizaje sólido en el tiempo se construye a través de experiencias. Esa es la genialidad del material Montessori. Ordena, ofrece una experiencia concreta y sirve de punto de partida para abstraer y profundizar a partir de la repetición y el trabajo de concentración del niño.



¿Y SI NO TENGO EL GABINETE DE BOTÁNICA EN CASA?

Si en casa no dispones del gabinete de botánica puedes recoger diferentes hojas reales del jardín. Podrías plastificarlas y recortar sus contornos para que puedas usarlas con el tiempo sin que se estropeen. En un mural puedes dibujar los contornos de las hojas. Hay pinturas con relieve que pueden servirte para que el niño pueda tener la experiencia sensorial. Es un material casero que puedes construir fácilmente en una hora más o menos. 

Pon nombre al entorno natural del niño, habla de los colores de las hojas, compáralas, haz recogidas de hojas con una cesta, deja que las huela, que las pise, que juegue las hojas caídas. Cuéntale curiosidades y ve fomentando el amor por el entorno natural que le rodea.



Nosotros solemos escaparnos a menudo a la naturaleza. Hacer rutitas sencillas con ellos es tremendamente enriquecedor, además no hay mejor forma de conectar con los tuyos que desconectar del resto del mundo en la naturaleza. Puedes ver nuestros consejos básicos para hacer senderismo con niños aquí.





Viajar de camping es una experiencia preciosa para ellos.



UN EJERCICIO DE VIDA PRÁCTICA RELACIONADO

Te recomiendo que en casa tengas alguna planta de grandes hojas y que los niños puedan ocuparse tanto de regarla como de limpiar sus hojas con un algodoncito y un poquito de agua.  Es precioso verles al cargo de un ser vivo.




¿Qué te ha parecido el Gabinete de Botánica Montessori?


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO
POR FA



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips