miércoles, 27 de mayo de 2015

MITOS Y REALIDADES DE LA LACTANCIA MATERNA PROLONGADA


Hoy vamos a hablar de lactancia materna prolongada ¿te apuntas?. Vamos a desmontar algunos mitos sobre la lactancia materna prolongada, os cuento lo que ha supuesto para mí seguir con el pecho todo este tiempo, y lo positivo de dar el pecho más allá del año de vida del bebé.




Si antes de ser mami me llegan a decir que con 21 meses que tiene mi peque íbamos a seguir  con la teta me hubiese llevado las manos a la cabeza ¿Quéeee? ¿2 años dando teta? (y lo que queda…). y es que nos falta información,
  
Los comienzos de la lactancia no fueron fáciles, y es que un bebé de alta demanda núnca lo pone fácil, si a un coctel de hormonas revolucionadas añades un bebé que se desgañita cuando te separas medio segundo de él, el resultado es una mami primeriza insegura y desanimada.


Cuando nace un bebé, nace una madre.


El primer año lo fuimos pasando medio flotando, con muuuchas horas a la teta y pocas horas de sueño. No me importaba no dormir lo suficiente, físicamente lo llevaba bastante bien pero mentalmente es bastante duro. Es imposible conocer la fortaleza que podemos llegar a tener, y es que, un hijo, nos hace fuertes en todos los sentidos. Conseguí descansar cuando realmente me mentalicé de que no podía seguir rompiéndome la cabeza pensando en los motivos por los que no dormía mi niño.  
Simplemente lo acepté mentalmente, me despreocupé del reloj, me relajé, y las cosas empezaron a ir mejor. El tema de las noches rumberas hay que tomárselo con mucho amor y mucho humor.

En mi cabeza me había fijado seguir con la teta hasta que el peque cumpliese un año. Pero recuerdo que cuando tenía 11 meses pensé ¿Qué? ¿Cómo? ¿En serio? Ahora que todo empezaba a funcionar, después de superar tantas dificultades… ¿Por qué voy a abandonar ahora? Y siendo completamente sincera conmigo misma el principal motivo no estaba ni en mí ni en el pequeño, si no en el entorno.


Durante los primeros meses eres una super heroína por dar la teta, pero después vas pasando de super heroína a super bicho raro…


Que ninguno de estos mitos te haga tirar la toalla, en contra de tu voluntad:

MITOS DE LA LACTANCIA PROLONGADA



-A PARTIR DEL AÑO LA LECHE MATERNA NO ALIMENTA: Hasta donde llega mi sentido común no hay ninguna varita mágica para quitar el valor nutritivo de la leche materna a partir de una determinada fecha, es más, la leche materna tiene incluso algunas pocas calorías más que la leche de vaca. Cierto es que la leche no tiene la misma composición cuando un bebé tiene 3 semanas que cuando tiene 12 meses, pero la leche sigue teniendo un valor nutritivo fundamental, que complementa la dieta del bebé.


-PRÁCTICAMENTE YA NO HAY LECHE, NO SE PRODUCE: Totalmente falso, el bebé obtendrá tanta leche como demande. Él mismo regula su producción. Mientras el bebé siga tomando leche, el pecho seguirá produciendo acorde a lo que se le pida. El cuerpo humano es fascinante, sólo hace falta confiar en nosotras mismas.

-DIFICULTA LA SOCIABILIZACIÓN DEL NIÑO: Dicen que a medida que el niño va siendo más mayor, crea un vínculo tal con la teta, que dificulta la sociabilización del pequeño.  No  veo ningún fundamento en este argumento. Mi pequeño era inseguro, con mucha necesidad de contacto, de apego... Creo que el haberle negado ese refugio de calor, no hubiera hecho más que acentuar esos miedos e inseguridades (estoy hablando de mi caso particular, con nuestras circunstancias). Hoy, con 21 meses, es un niño seguro, extrovertido, sociable.  El pequeño ha aprendido poco a poco, con mucha paciencia, que tiene su refugio, que no tiene por qué temer nada, y creo que eso le ha ayudado poco a poco a ganar seguridad y a relacionarse sin  miedos con familia y amigos.


-LA TETA CUANDO PASAN DEL AÑO ES PURO VICIO: ¿Y qué? Ojalá todos los vicios fuesen así de sanos. No creo que el amor sea un vicio, no creo que el consuelo sea un vicio, no crea que el relax sea un vicio, y no creo que el alimento o la hidratación sean un vicio. Y si lo son ¿Qué pasa? Cuando llego del trabajo, mi peque me dice “tetete tetete”… que en su idioma es “pechete, pechete…”, (a veces no me da tiempo casi ni a quitarme la cazadora) y es que es la mejor fórmula que tenemos de reconectar, después de horas separados. Se engancha, respira aliviado, incluso se le caen los ojitos, en un estado de relax, (ya esta aquí mi mamá, debe pensar), me mira a los ojos, le hago bromas, me sonríe, me acaricia el pelo, le canto una canción… Ojalá el tiempo se paralizase en esos instantes, son momentos mágicos (¿Vicio? En fin…).  Es muy probable que el peque cada vez necesite menos la teta como alimento, ya que toma otros alimentos que cubren, en buena parte, sus necesidades nutricionales, pero es que la teta no es sólo alimento. 

-HASTA QUE NO DEJEN LA TETA NO VAN A DESCANSAR BIEN DE NOCHE: No podría corroborar, en base a mi experiencia si dejar la teta por la noche va a hacer que el niño descanse mejor, por una sencilla razón;  NO he hecho la prueba (hacemos colecho, os hablé aquí del tema, y damos teta a demanda. Es perfectamente posible continuar con la lactancia, aun teniendo que trabajar a jornada completa, querer es poder, si quieres saber como lo hicimos nosotros  aquí os lo conté). Lo que si puedo corroborar es que respondiendo a sus necesidades y a sus reclamos voy viendo avances muy poquito a poco, tenemos semanas de retrocesos, pero también veo que las noches buenas cada vez son más. Lo único necesario es paciencia y saber ver los avances del niño (que van muy poquito a poco).

-DAR TETA DURANTE TANTO TIEMPO CONTRIBUYE A MALCRIAR AL NIÑO: Aquí entramos en el eterno debate de la crianza con apego. Creo en una crianza sana, empática. Donde el niño aprende a través de lo que absorve de su entorno, y del ejemplo que ve a su alrededor, me importa que el niño aprenda unos valores, y una educación, pero también me importa cómo lo aprende  (por ejemplo; no creo que para enseñarle a dormir haya que dejarle llorando 1 hora, el camino también importa, no sólo el resultado final). Ya que las experiencias de aprendizaje son las que forjan a su vez la personalidad del niño. Creo que la teta responde a una necesidad del niño. A medida que el peque va siendo más mayor, va comprendiendo más mensajes, y podemos entrar a establecer sencillos razonamientos para que vea las consecuencias naturales de sus actos. 
Por ejemplo; "si ahora tomas más teta, mamá no podrá arreglarse y no podremos salir a la calle. ¿Te apetece que nos vistamos para salir?". 
Eso es un sencillo ejemplo, si actuamos con nuestros hijos de manera sana y coherente probablemente su comportamiento se vuelva igual de sano y coherente. La teta es amor y por dar amor no  malcríamos, creo que habría que ir mucho más allá.

-UNA VEZ QUE AL NIÑO LE SALEN LOS DIENTES TE VA A MORDER: Faaalso, para los niños su teta es tan valiosa y sagrada que jamás la harían daño conscientemente. Puede que alguna vez puedan querer jugar y mordisqueen, pero si drásticamente se les dice que hacen daño, rápidamente lo entenderán. Este juego lo pueden hacer incluso sin dientes, con las encías. Os aseguro que los peques tienen muchísimo cuidado.




A parte de estos y otros mitos a cerca de la lactancia materna prolongada probablemente muchos comentarios del entorno te harán dudar sobre si continuar o no  (el otro día, sin ir más lejos, me preguntaron si pensaba dar el pecho a mi hijo hasta que fuese a la mili). Sinceramente, aunque se que era un comentario en tono de broma, hizo que me sintiese violenta, ya que, en ese momento, el pequeño estaba tomando el pecho, y no era en un sitio público).
 Ojalá se normalizará la lactancia materna, y pudiésemos eliminar la palabra “prolongada”, que creo que sobra. No estamos prolongando nada, simplemente estamos siguiendo el curso natural.  
 Quizá si hubiera más información sobre los beneficios de la lactancia materna podría decir sin pudor que mi peque con casi dos años sigue tomando pecho y me siento orgullosa, (el entorno hace que prácticamente nos tengamos que sentir avergonzadas)

¿Hasta cuando?



Mi consejo sería;  Continuad con la lactancia materna hasta que tu y el peque queráis.


LO MEJOR DE LA LACTANCIA MATERNA PROLONGADA


La lactancia después del año ha sido maravillosa. Los dos estamos adaptados completamente, hemos superado todos los obstáculos iniciales, y nos entendemos con sólo mirarnos, ya todo va rodado. Nos permite tener momentos de auténtica conexión y amor, nos reconecta en segundos. Al peque le sirve de consuelo ante cualquier situación de miedo, una caída… Es mágica. Le proporciona al peque hidratación, nutrientes,  y sobre todo ayuda a su sistema inmunitario (aun inmaduro) a defenderse. En épocas en las que el niño está malito y no quiere comer ha sido su alimento, su hidratación. Le ha ayudado a recuperarse de la mejor manera. Le ayuda a relajarse para dormir. Hay gente que ve extraño que un bebé tome teta cuando ya habla o camina, pero a mi me parece maravilloso, ya que mi peque me lo puede pedir cuando lo necesita, incluso puede acercarse, por sí mismo, al pecho. Es un momento madre-hijo que no tiene comparación. Para mí, es el vínculo de amor más fuerte que una madre puede tener con un hijo, por eso disfruto cada segundo.  Cuando veo a mi peque mirarme desde su “pechete” y suspirar relajado mientras acaricia mi mano, me olvido de todas las críticas. 

Ojalá pudiese parar el tiempo en esos momentos para sentir ese vínculo de amor tan especial para siempre.


Quedan una horas para votar en los premios madresfera.  Estamos nominados en la categoría de educación. Si quieres ayudarme con tu voto, sólo te pido que me dediques unos segunditos. No se tarda nada, de verdad, y me haría muy feliz. ¿Me votas por fi? Sólo tienes que pinchar en este enlace y luego entrar en tu email para validar el voto. Ayúdame a lograr este sueño, estamos cerquita.






Si quieres ayudarme a normalizar la lactancia materna “prolongada”, si te gusta lo que lees,  COMPARTE ESTE POST.


¿Hasta qué edad tomaron teta vuestros peques? ¿Qué es lo mejor para tí de la lactancia materna prolongada? ¿Me contáis vuestras experiencias con la lactancia?

12 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado!

    Mi niña aún me pide teta, y se la doy cada vez que me la pide. Acaba de cumplir dos años y "teta" es la palabra que mejor dice, ¡hasta sueña con ella! jajaja.

    ¿Hasta cuando? Hasta que ella deje de pedírmela. Y si alguien tiene algún problema con eso, es su problema, no el mío :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tenemos una palabra un poco clave, que es pechete, el peque no la pronuncia demasiado bien, dice petete, o tetete, así cuando por la calle le dan sus pataletas de teta al menos la gente no me mira extrañada... jejejeje

      Eliminar
  2. el mio sigue tomando su tetita cuando puedo y me la pide :) y ya está a 10 días de hacer 29 mesotes!! para mi toda una hazaña, no tenía expectativas de duración, me marcaba la LME hasta los 6 meses como una victoria y gracias.. ahora cuando surge el tema (bueno, el ahora es relativo, jejeje) defiendo mi lactancia con uñas y dientes... mis mejores frases: cuando me dicen si le seguiré dando cuando tenga novia/se case digo: si a ella no le molesta, no tengo inconveniente, pero dudo que prefiera los pellejos de mami...- y la más contundente: aún le das teta?? si, y mientras quiera y yo pueda lo haré.. si a mi marido no le molesta, a nadie más le importa.. es entre mi hijo y yo... amor de madre jeje <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay veces que por mí caracter, me he quedado acobardada pero sí me hubiese quedado con ganas de soltar cualquiera de esas dos contestaciones

      Eliminar
  3. oh... siempre hay gente que comentarà sobre esos mitos... no sé si alimenta o no pero seguro que calma y crea un vincula muy especial. yo no tenîa muy claro lo de la lactancia al principio, fue todo fluîdo y, aunque allà en su dîa me propuse que l odejara a lo largo de los 2 anyos, ahora tiene casi 4 y medio y sigue tomando para dormer o de madrugada. eso sî, esta vez el lîmite, si ella no decide antes, sera cuando se le caiga su primer diente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué rápido pasa el tiempo!! enhorabuena por esa lactancia tan bonita!! si ambos estais agusto es lo importante

      Eliminar
  4. Me encanta! me siento muy identificada con casi todo lo que dices. 16 meses de lactancia feliz 😊

    ResponderEliminar
  5. mi niña tiene 20 meses y sigue tomando el pecho, todos me dicen que hasta cuando que ya es grande pero no soy capaz de quitarsela, ella es tan feliz cuando toma la teta.

    ResponderEliminar
  6. Mi bebe tiene 17 meses y seguimos con la lactancia a demanda durante el día, por la noche se la quité hace 2 meses porque estaba horas enganchado y me comenzaba a desesperar. Pero a partir d las 6 de la mañana teta abierta de nuevo. Ya empiezo a recibir comentarios de alguna mujer mayor del tipo: la teta ya no alimenta, deberias dejar de darle ya teta... pero ahora no me callo, y de buen humor digo ya no se piensa como antes, ahora se cree q... o pues no tengo intencion de dejarlo d momento, mínimo hasta los dos... q igual cojo mañana y decido parar pero es mi decision y me da mucha rabia que la gente opine sobre algo que no les incumbe para nada. Redondo el artículo, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Muy bien dicho!
    Yo tenía claro que quería dar pecho a mi hijo mayor por lo menos hasta los seis meses aunque parte de mi entorno pensara que era una nueva Hippie ... Y superamos los cuatro años de lactancia!
    Ahora con la peque ( que ya tiene dos años) ya no dicen ni mu!
    Nosotros también tenemos palabras secretas para hablar de la teta, distintas con cada hijo!

    ResponderEliminar

Blogging tips