lunes, 25 de mayo de 2015

ARCILLA: Fabricamos cacharritos de cocina y fósiles





A “Rayito” le gusta mucho todo lo que sea pringarse, tocar, las texturas… (supongo que como a casi todos los niños) pero él si está en la playa y le das a elegir entre arena y agua, lo tiene claro, arena, arena y más arena.
Por eso procuro ofrecerle muchas actividades sensoriales, aprovecho ese foco de atención para que descubra y aprenda otras cosas.

La plasti la llevamos trabajando desde que tenía 12 meses. Por cierto, tenemos que renovar provisiones. En su día nos hicimos con una de Giotto bebé, (no tóxica), que tengo que decir que nos ha dado un resultado maravilloso, el peque ha jugado con ella hasta la saciedad, pero ahora ya se ha puesto dura y toca renovarla.

El otro día se me ocurrió que, tal vez, podríamos empezar a trabajar con arcilla. Hay unos paquetes de  "Jovi" que son geniales, es una pasta de modelaje muy parecida a lo que es la arcilla, vienen en unos paquetes individuales que son ideales para hacer uno o dos cacharritos, es algo diferente, porque cuando el peque la está trabajando podemos mojarla un poco para moldear mejor y va soltando color, las manos se impregnan, va cambiando de color a medida que se seca… Y lo mejor de todo nos quedan unos cacharritos caseros preciosos. (Bueno, preciosos a nuestra manera claro… jejeje)


Esta actividad es genial para hacerla al aire libre. Nosotros hicimos la actividad en pareja con  primita.


Me gusta que las presentaciones de las actividades sean bonitas, vistosas, para que llame más la atención de los peques.


En este caso, les dejé preparada en su cocinita de exterior (ya os he contado que es un viejo banquito de madera, que les encanta) los materiales. Como es una actividad creativa yo propongo y ellos disponen.



Presenté a cada uno su masita, con piedritas, flores, hojas, piedras más grandes, palitos de distintas formas para que dibujaran.




Primero hicieron unos fósiles, con elementos naturales, estampando todo lo que pillaban.



Y al final acabamos  haciendo entre todos unos cacharritos para su “cocinita”, ellos mismos los pusieron a secar.



Los peques tienen una imaginación más allá de lo que nosotros podamos llegar a alcanzar y su creatividad no tiene límites, nosotros, como adultos, ya tenemos muchas ideas que nos limitan, pero lo maravilloso de los niños es que su creatividad es pura y pueden ver la magia en todos lados, donde nosotros vemos un viejo banquito de madera, ellos ven una maravillosa cocinita de exterior. Eso me fascina.



Esta pasta de modelar de Jovi la podéis encontrar en tiendas de manualidades, en grandes superficies tipo Carrefour… Es barata y como experiencia es genial para que los peques experimenten con otro tipo de textura y vean el resultado de su “trabajo”.




Os animo a crear vuestros propios cacharritos
¿Qué masas soléis utilizar vosotros? ¿me dais alguna recomendación de plastilina?




2 comentarios:

Blogging tips