miércoles, 18 de octubre de 2017

RELOJES DE ARENA PARA NIÑOS. 7 USOS PARA FACILITAR EL DÍA A DÍA



Hoy quiero hablarte de un recurso sencillo pero muy práctico para fomentar la paciencia en los niños, facilitar la gestión del tiempo diaria y hacer más sencillas las transiciones de una actividad a otra. Se trata de un simple reloj de arena.

Es un recurso que en casa llevamos usando ya durante unos meses y hemos visto que funciona. Voy a contarte en qué situaciones lo he visto especialmente práctico y cómo lo usamos.

Estos son los relojes de arena que nosotros tenemos en casa. Son de colores. Cada color simboliza un tiempo por lo que el niño puede ir familiarizándose visualmente con lo que representa temporalmente cada color. Te dejo el enlace de compra a amazon de los relojes de arena que nosotros tenemos por si te apetece hacerte con unos:

Relojes de arena de colores de diferentes tiempos




  • CUANDO ESTOY TRABAJANDO EN CASA:

Cuando tienes un niño de alta demanda resulta complicado gestionar los tiempos de atención. Nuestro peque demanda aún mucha presencia. No sólo presencia física, sino también presencia emocional. Procuro que las tardes sean  íntegramente para él y trabajar a diario de noche o en las mañanas y/o madrugadas pero a veces tengo que contestar correos urgentes o hacer cosas que no pueden esperar. Puede que trabajar en casa parezca fácil pero es bastante complicado para un niño entender que estas ahí sin estar con él. Cuando estoy trabajando y el peque me demanda me funciona muy bien pedirle que vaya a por el reloj de arena de 10 minutos (se los pido por colores) y decirle que sólo me queda ese tiempo para terminar y dedicar tiempo especial para él. Mientras pasa el reloj le pido que espere o que escoja algo que hacer.



  • CUANDO ALGUIEN LLAMA POR TELÉFONO:

No sé al resto del común de los mortales (que son padres y madres) pero a mi me resulta bastante muy difícil hablar por teléfono cuando el peque está presente. Si es una llamada que puedo posponer la pospongo. Si es algo urgente procuro que sean conversaciones cortas. A pesar de todo es como si las fuerzas ocultas de la naturaleza se apoderasen de él y su energía se suele desbordar mientras yo miro con los ojos como platos la escena mientras interrumpo la conversación, me sube calor por el cuerpo y le pido que me de unos minutos. En nuestras reuniones familiares acordamos hace un tiempo que cuando sonase el teléfono el peque iría a por el reloj rojo, para saber cuánto queda para colgar. No es que sea mágico pero resulta bastante útil.


  • CUANDO COCINAMOS EN FAMILIA:

Los relojes de arena son herramientas geniales para que los niños tengan más autonomía en la cocina. De esta forma pueden controlar ellos mismos los tiempos  de cocina de los alimentos sin necesidad de que tu les estés diciendo todo el rato cuánto queda.


  • A LA HORA DE LAVARSE LOS DIENTES:

En el baño tenemos al lado de su cepillo el reloj de arena de 1 minuto para que el peque sepa cuánto tiempo debe cepillar sus dientes.


  • EN EL PARQUE O LA NATURALEZA:

Los relojitos que tenemos de colores son muy pequeñitos así que caben en cualquier parte. Cuando en el parque un niño te dice 5 minutos más creo que su mente debe pensar 5 horas más. Puedes llevar en el bolso un reloj de 5 minutos y mostrárselo para que visualice realmente en cuanto tiempo debemos irnos. Esto le hará más consciente de la medida del tiempo. Si no tengo reloj o lo he olvidado en casa siempre lo mido por las veces que quedan para tirarse del tobogán o escalar aquel árbol. Nunca hablamos de minutos porque ya he comprobado que su medida del tiempo y la del resto del  mundo difieren. Para mi hijo 5 minutos es una hora estándar.


  • PARA CAMBIAR DE ACTIVIDAD CUANDO NO QUEDA MÁS REMEDIO QUE ACOTAR LOS TIEMPOS:

Debemos gestionar el tiempo de acuerdo al tiempo que sabemos que necesitan los niños (que es bastante). Con niños hay que ir con muuucho tiempo para dejarles que sigan su ritmo. Siempre digo que las prisas son el peor enemigo de la crianza. No obstante, en ocasiones hay que acotar los tiempos impepinablemente. Si el peque está en la bañera jugando y hay que salir podemos indicarle con el reloj de arena que cuando este termine deberá salir para poder vestirse.

  • EN LAS MAÑANAS: 

Las mañanas a veces son un quebradero de cabeza para algunos padres. En casa la cosa fluye bastante bien últimamente ¿El secreto? Levantarnos con muuucho tiempo y utilizar unas rutinas y un cuadro visual de rutinas. que le recuerde, sin necesidad de dar órdenes, qué es lo que viene después. Cuando la cosa se complica en el momento antes de salir de casa solemos utilizar el reloj de 10 minutos o el de 5 minutos para indicar al peque cuanto falta para salir de casa y que pueda estar listo.


Es un recurso muy sencillito que puede ayudar mucho al adulto a gestionar el tiempo con los niños porque es una forma de poner imagen al tiempo. Visualizar el tiempo les permitirá ser más conscientes de él y aprender a gestionarlo de forma más autónoma.



No obstante, un reloj de arena no hace milagros. No puedes pretender usarlo para que se vistan y desayunen a diario en 20 minutos. El ritmo de los niños es LENTO. Si quieres desnaturalizar su ritmo no te va a funcionar. Si esa es tu expectativa te digo desde ya que no te molestes en empezar a usarlo porque NO te va a servir absolutamente de nada. Lo importante es aparcar prisas. Dedicar el tiempo que ellos necesitan y procurar no interrumpirles cuando están haciendo una tarea.

¿Qué te han parecido los relojes de arena como recurso para ayudar a los niños a gestionar los tiempos? ¿Te funcionan en otras situaciones?


SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube


11 comentarios:

  1. Hola,no lo tenemos en casa, en el cole hay en alguna ocasión que lo hemos utilizado.
    Lo tenía en la lista de deseos para comprar y me voy a poner a ello, me parece que en casa puede ayudar en algunos casos como propones...
    Muchas gracias por el post.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, me ha gustado mucho. ¿A partir de que edad crees que se puede empezar a utilizar?
    Muchas gracias por todo lo que compartes.

    ResponderEliminar
  3. bueno, ¡pero qué descubrimiento más bueno! ya he encargado unos, no te dig más!.. a ver si me funcionan con la doñita... ;)

    ResponderEliminar
  4. Estupenda idea! Creo que también lo voy a usar con mis alumnos de sexto primaria para alguna cosa concreta

    ResponderEliminar
  5. Estupenda idea! Creo que también lo voy a usar con mis alumnos de sexto primaria para alguna cosa concreta

    ResponderEliminar
  6. Nosotros tenemos uno de 3 minutos que nos ayuda a que el peque se vaya a la cama. Cuando le decimos que se vaya a dormir nos dice: "cuando se acabe toda la arena" y cuando se acaba se va a dormir sin quejarse (mucho) por lo que es una ayuda enorme

    ResponderEliminar
  7. Nosotros tenemos uno de 3 minutos que nos ayuda a que el peque se vaya a la cama. Cuando le decimos que se vaya a dormir nos dice: "cuando se acabe toda la arena" y cuando se acaba se va a dormir sin quejarse (mucho) por lo que es una ayuda enorme

    ResponderEliminar
  8. Doy fe que funciona,con mi hijo de 8 años uso uno de 15 minutos para que sepa cuánto tiempo tiene que estar sentado en la mesa sin levantarse para hacer una tarea del cole. A los 15 minutos puede darse una vuelta por la casa, preguntar o enseñarme lo que está haciendo... Luego vuelve el tiempo 15 minutos y así hasta terminar las tareas. Antes era un no parar y una falta de concentración terrible, más pendiente de si podía bajar a beber agua que de la tarea que tenía delante. Para los dientes usamos desde hace años el de 2 minutos (tiempo recomendado por mi dentista) y mi hija de 13 años tiene el de 20 minutos para saber cuándo debe estar lista para coger el bus del instituto, el reloj normal con ella no funciona, este sí... Misterios de la adolescencia! 😂

    ResponderEliminar
  9. Nosotros tenemos exactamente los mismos y les damos el mismo uso, para que él entienda mejor el tiempo... Porque muchas veces le resulta abstracto. En general, funcionan bastante bien!

    ResponderEliminar

Blogging tips