miércoles, 11 de octubre de 2017

SIGNOS PARA BEBÉS.Tu bebé puede aprender a comunicarse sin recurrir al llanto



Hoy en el blog tenemos una invitada especial. Se trata de Miriam Escacena, de Comunicación con bebés. Miriam hoy viene a hablarnos de un tema que a mi personalmente me parece apasionante y me hubiese gustado haber descubierto mucho antes. Los signos para bebés. Miriam va a lanzar su libro -COMUNICACIÓN CON BEBÉS- en España a través de una campaña de micromecenazgo. Cuanto me hubiese gustado haber conocido esta herramienta en su día con mi bebé. ¿Te apetece descubrirla?



¿Sabías que tu bebé no necesita recurrir al 

llanto para comunicarte lo que necesita?




¡Muy buenas de nuevo! Estoy infinitamente agradecida a Marta por darme otra vez la oportunidad de colaborar en su hermoso blog.

En mi primer artículo hablaba del poder del tacto e introducía brevemente el masaje infantil, y en el segundo de los cuentos sobre la piel. Todo mi trabajo se centra en fomentar el vínculo afectivo con nuestros peques, ya que creo firmemente que los primeros años de vida, (en especial de 0 a 3), son los más importantes en el desarrollo del ser humano, que sentarán las bases para un desarrollo saludable que les permita construir unas vidas plenas. Me da muchísima pena cuando veo a alguna mamá que por miedo a “malcriar” lucha contra su instinto y deja llorar al bebé porque la presión de la sociedad nos ha grabado casi con fuego que si cogemos mucho a los niños luego nos “toman la medida” o se “acostumbran”.

En realidad, un bebé sólo quiere sentirse seguro, y no hay nada mejor que el regazo de su madre, que es lo que busca desde que nace. Su cerebro no está suficientemente desarrollado como para tener la habilidad de “chantajearnos”, y cuando llora, es porque realmente tiene una necesidad por cubrir, ya sea hambre, sueño, o necesidad de afecto. A veces lo único que quieren es estar cerquita y sentirnos, porque la mejor forma de conocer el mundo es desde los brazos de mamá o papá. ¿No crees? ¿De verdad alguien piensa que nuestros hijos querrán seguir durmiendo con nosotros con quince años? Pues hay que disfrutar del momento, porque luego el tiempo pasa volando y cuando no nos damos cuenta ya no quieren que les demos un beso al despedirnos de ellos en el cole delante de sus amigos.


Hoy voy a hablaros de algo que descubrí casi por casualidad con mi hija mayor: el baby signing o los signos para bebés. Los bebés están deseando comunicarse desde que nacen, pero necesitan entre uno y dos años para poder hacerlo con palabras.

Sin embargo, desde aproximadamente los seis meses comienzan a desarrollar su motricidad fina, se descubren sus manitas y les fascina su movimiento. Comienzan a mantenerse sentados y a señalar cositas para que se las demos, y un poquito más tarde empieza la fase de gateo. En esta época les encanta imitarnos, y si por ejemplo les sacamos la lengua tratan de hacerlo ellos también, dan palmas cuando les gusta.. etc.. ¿Verdad que todos aprenden a “tirar besitos” o decir adiós con sus manitas cuando les enseñamos?

Pues de la misma forma podemos enseñarles muchos más gestos sencillos para que ellos puedan comunicarnos sus necesidades y deseos, como por ejemplo que tienen hambre, sueño, el pañal mojado, dolor de oídos, que quieren ir al parque, jugar con la mascota.. etc  Incluso cuando están comenzando con la alimentación complementaria pueden decirnos que les apetece mucho más un plátano que la pera que teníamos pensado darles, ¿y por qué no?

Nosotros también podemos explicarles que ha llegado la hora del baño o de irse a la cama, los signos que primero se aprenden suelen ser los de las rutinas y ayudan enormemente en el día a día.
 
Lo más bonito de todo esto es que el hecho de poder establecer una comunicación temprana antes de que nuestros peques desarrollen el habla es una experiencia preciosa, porque nos permite adentrarnos en la cabecita de nuestros bebés, saber qué piensan y cómo perciben su pequeño mundo, y esto es algo maravilloso, un regalo para recordar toda la vida.



Desde que lo descubrí con mi hija mayor lo único que lamenté fue no haberlo probado antes, por eso decidí formarme como instructora y aportar mi granito de arena en la difusión de esta técnica, leí mucho sobre las investigaciones que se realizaron en EEUU en la década de los ochenta (aquí puedes leer un estudio de Acredolo y Goodwyn) y desde entonces he formado a cientos de familias y he tenido la oportunidad también de implantar el programa de baby signs laguage en varias escuelas infantiles.

Este año he podido hacer realidad algo que me hacía enorme ilusión: publicar mi primer libro, ya que aunque el mundo de la web 2.0 nos permite llegar con nuestros cursos a alumnos de cualquier parte del mundo siempre hay alguna familia que por uno u otro motivo no puede hacerlo o que le gusta más aprender de forma más  autodidacta siguiendo una guía de aprendizaje, así que me animé y desempolvé mi sueño del cajón del olvido.



El libro fue publicado en México este verano, ya que nos habíamos expatriado allí toda la familia por trabajo durante un par de años, y ahora el siguiente paso es poder lanzar la segunda edición en España así como la versión digital en Amazon junto con unas flash-cards muy chulas para trabajar con los peques.




Afortunadamente cada vez está más al alcance de nuestra mano poder cumplir el sueño de publicar, (si a ti también te entran mariposas en el estómago en este post conté como lo logré yo), y al contrario de lo que puedas imaginar a priori puedes lograrlo siendo una mamá emprendedora como yo.

En mi caso todo está siendo posible gracias a una campaña de micro-mecenazgo y la verdad es que el proceso es super emocionante, tanto por la cantidad de compañeras blogueras y emprendedoras que me están apoyando ofreciendo sus productos de forma altruista como recompensas a los mecenas o dando difusión al proyecto, (¡como Marta! 😉), como por la cantidad de personas que quieren apoyar y están participando de una u otra forma.



Estoy enormemente agradecida a la vida por esta oportunidad y feliz de poder seguir difundiendo mi mensaje al mayor número de hogares:

“Que ningún bebé en el mundo tenga que recurrir al llanto para expresar sus necesidades”.


¿Conocías los signos para bebés?


SI TE HA GUSTADO EL POST

COMPÁRTELO



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips