viernes, 8 de enero de 2016

MI HIJO PEGA ¿POR QUÉ Y CÓMO ACTUAR?



Hoy quiero hablar de niños (en franjas de edades desde 1 año y medio hasta los 4 y medio) que pegan, a otros niños, a sus padres, o familia...
Las madres somos unas dramáticas, eso es así. Si nuestro niño pega a otros niños ya empezamos a dar vueltas al tema, y a pensar que algo estamos haciendo mal, que el niño está asalvajado, y que vamos a tener un hijo que va a acabar en "hermano mayor".

Pues no, que no cunda el pánico. Que un niño pegue a otros niños, e incluso a los adultos que le rodean, es lo más normal del mundo, y forma parte de su evolución. Habrá niños que tengan más tolerancia a la frustración y pegarán menos, pero, por lo general, los niños se frustran ante cualquier adversidad con facilidad. Están empezando a comprender que el mundo no gira en torno a ellos, y no es fácil. 
Necesitan mucha comprensión, necesitan de nuestra empatía, de nuestra calma, firmeza, y serenidad.


 

¿Por qué pega mi hijo?


Por cualquier mínimo motivo que le cause frustración; un niño le arrebata un juguete, se le deshace una torre, alguien no abre una puerta, no le dan un vaso... Cualquier adversidad que se le presente puede ser motivo de pegar.
Su tolerancia a la frustración es muy bajita, a lo que añadimos que, están empezando a interiorizar que el mundo no gira alrededor de ellos, y a entender que las demás personas también tienen necesidades, igual que ellos. Eso no es fácil de asimilar.
Además, el niño no se comunica aun con la fluidez que le gustaría, con lo cual, a veces le resulta difícil dar nombre y canalizar un sentimiento de rabia, de tristeza, de frustración...  La respuesta física más inmediata e instintiva para el niño es pegar. Es algo así como "yo en contra del mundo".


¿Qué es lo que NO debes hacer nunca?


Hay veces que las cosas se entienden mejor cuando hablamos de lo que NO hacer. Hay 3 cosas que bajo ningún concepto debes hacer cuando un niño está pegando a otra persona.

Gritarle: Si un niño se está sintiendo frustrado, enfadado, triste (una mezcla de todo ello) lo que menos necesita es que le gritemos, por eso, la mejor arma es la paciencia y la serenidad. La forma en la que nos dirigimos a nuestro hijo, e incluso a los demás, en su presencia, es un ejemplo que absorve hasta puntos insospechados. Así que, cuenta hasta 3 antes de gritar.

Pegarle: Por supuesto, si el niño está pegándonos, no podemos responder pegándole porque entraríamos en una espiral de ira, rabia, incomprensión... Piensa que en esos momentos es cuando más necesita tu cariño. Probablemente si le das un azote, empeores la situación, y establezcas un precedente para que su respuesta sea "pegar" ante futuras adversidades. ("mamá responde pegando ante una complicación, así que debe ser lo natural")

Dejarle hacer/ Tomar la situación a risa/ No darle importancia: Y el otro extremo sería dejar que el niño pegue sin corregirle, tomarlo a risa... El niño está teniendo una explosión interior de sentimientos de tristeza, enfado, agobio... así que, reírnos en un momento así, no procede en absoluto. Ponte en su lugar, sería muy cruel que alguien hiciese eso contigo.
Tampoco podemos dejar que pegue sin corregirle, o ignorarle, el niño necesita que alguien le ponga nombre a sus sentimientos y límites.
Los niños necesitan límites claros, eso les va a dar seguridad. Libertad no significa libertinaje. Uno de los límites es el respeto a las personas y a las cosas, así que, en ningún caso, se puede tolerar que un niño pegue.

En ningún caso se puede tolerar que un niño pegue


¿Cómo actuar si mi hijo está pegando a otros niños?

 

Lo primero es velar por la integridad física de los niños; así que lo primero que yo haría sería retirar al niño de la zona de conflicto hacia otro lugar, puede ser retirarle unos metros.
Probablemente irá muy enfadado y enojado. Algunos tips para hacerle comprender que lo que ha hecho está mal son:

Actuar con serenidad pero con firmeza; No te puedes andar por las ramas, hay que ser tajante pero sin gritar ni enfadarse.
Mirarle a los ojos cuando le hablamos: Esto te ayudará a captar su atención, a conectar con el niño
Validar sus sentimientos:  Esto es clave, "¿Estabas tan enfadado que has pegado a la niña?"
Ponerte en su lugar: A veces yo también me enfado
Ofrecerle una solución alternativa: Pero no podemos pegar, y hacer daño a los demás, entiendo tu enfado pero ¿y si compartís el juguete?
Pegar no está bien
Abrazo/ cariño
Reparar el daño causado: Resulta mucho más producente intentar reparar el daño, que pedir perdón. El niño no entiende bien que es eso de "perdón" que lo soluciona todo. Así que, lo mejor es intentar reparar el daño; Por ejemplo llevar una tirita para curar a la niña, lavarle con un poquito de agua, ponerle un poquito de hielo... Que el niño se implique en reparar el daño causado con su acción.





¿Cómo actuar si nuestro hijo nos pega?


Me pongo en cualquier situación cotidiana, el niño quiere algo peligroso y como no lo puede tener mamá se lo quita, así que va a pegar a mamá.

Lo primero es tratar de bloquear al niño para que no nos siga pegando; Sujetando sus manos, manteniendo la distancia...
Mirándole validamos sus sentimientos ¿Tan enfadado estás que has pegado a mamá?
Es muy probable que intente volvernos a pegar, pero hay que ser firme. ¡Estas enfadado, pero no se pega!
Incluso muchas veces los niños se muestran aparentemente desafiantes y se ríen, antes de intentar volverte a pegar. Si tienes sangre en las venas esto ya te saca de tus casillas, la sangre te empieza a hervir ( y piensas; "pero esta criatura del demonio que está hecha para las maldades..." pero no, tranquila, respira...) .
No es una risa de verdad, es una risa nerviosa, de las que nos salen cuando no sabemos por donde tirar, no es que disfrute haciéndonos daño, es que está tan nervioso que cree que si se ríe quizá algo cambie, es la antesala a un llanto desconsolado.
Puede que todavía tengamos que repetir varias veces que sabemos que está enfadado, ponernos en su lugar, "a veces yo también me enfado".
Llegará un momento en el que conectará con nosotros. Justo cuando se cruzan sus ojitos con los nuestros, en ese momento estallará, es el momento de darle un abrazo.
Y mostrarle que estamos ahí, y que le entendemos.
Se trata de ir poniéndole nombre a lo que le pasa y mostrarle que hay otros caminos y otras formas de canalizar un enfado. Se le puede reiterar que no está bien pegar, cuando está llegando la calma para que lo vea con perspectiva.

-Validamos su sentimiento
-Empatizamos
-Ofrecemos alternativas
-Mostramos las consecuencias de sus actos




¿Qué recursos puede ofrecerle para evitar que canalice su enfado pegando?




-LA MESA DE LA PAZ:

 
La mesa de la paz es un recurso Montessori genial para solucionar conflictos. 
Normalmente se ubica en una zona luminosa y tranquila, a poder ser cerca de una ventana. No es un lugar de castigo, ni mucho menos. Es un refugio, una zona de paz, de calma. El niño puede acudir a ella cuando le apetezca de forma individual, (cuando se sienta agobiado, enfadado...) o puede acudir con otra persona con la que haya tenido un problema.
La mesa de la paz no es un rincón de pensar, ni mucho menos. No se acude obligado. Se invita al niño a que la visite de forma voluntaria.
Normalmente suele haber encima un reloj de arena, un objeto relajante... Por ejemplo unas suaves piedras de río, un collar de cuentas... y también una pequeña campanita, que se tocará cuando llegue el acuerdo, la paz, la calma...
En la mesa de la paz no se grita, se respeta el turno de palabra, los niños pueden orientarse con el reloj de arena, también pueden pasarse una piedra que represente el turno de palabra, e incluso poner una manita en la mesa que represente su turno.
No es una mesa de reproches, ni de insultos. Es una mesa donde expresamos y canalizamos nuestros sentimientos. Así que una buena forma de comenzar las frases es: "Me siento...".  y se pueden terminar "creo que podríamos solucionarlo...." 
Los niños expresan cómo se han sentido y ofrecen soluciones, negocian, empatizan y llegan a acuerdos, que solucionan sus problemas y diferencias.
Al principio un adulto mediará y supervisará el trascurso de la negociación, pero poco a poco, la figura del adulto irá desapareciendo.
Los niños pueden usar la mesa de la paz de forma individual, para sentarse allí cuando estén enfadados, agobiados... Pueden estar el rato que necesite para llegar a la calma.
¿Cómo debe ser la mesa de la paz?
Lo suyo es que la mesa de la paz trasmita precisamente eso... paz, serenidad. Por eso, lo ideal es que sea de tonos naturales, neutros, podemos poner un flor fresca encima.  Tiene que estar adaptada a su altura, y a ser posible tener un par de sillas.


Ojalá todos los adultos solucionásemos nuestros conflictos de esta manera, seguramente el mundo sería  muy distinto.

Si quieres saber más y tener inspiración sobre mesas de la paz te recomiendo que eches un vistazo a estos post:

RESOLVEMOS NUESTROS CONFLICTOS EN LA MESA DE LA PAZ (MONTESSORI PARA TODOS) 

QUÉ ES Y CÓMO SE UTILIZA LA MESA DE LA PAZ (MONTESSORI EN CASA) 

LA MESA DE LA PAZ EN EL HOGAR (TIGRITEANDO)




 

-CUENTOS SOBRE GESTIÓN DE EMOCIONES:



Poner nombre a sus sentimiento les ayudará a identificarlos y gestionarlos mucho mejor. Un cuento que nos encanta a nosotros es el "Monstruo de colores" ya te conté aquí cómo trabajabamos con él en casa.




Cuando estoy enfadado de la editorial ANAYA



La serie de SM sobre emociones también está muy chula. Te puede ayudar el título "cuando estoy enfadado"



-OBJETO DE DESHAOGO: 


Se trata de buscar un objeto que sea relajante, que trasmita tranquilidad, y que ayude a evadir al niño y a transformar su rabia y enfado en calma. Tienes muchas opciones. Cada niño encontrará la calma en un objeto diferente seguramente.
Por ejemplo;
-Un frasco de la calma (brillantina, pegamento y algo de agua) que ayude a los niños a relajarse al mirarlo.
-Un collar de cuentas
-Un árbol musical
-Un cojín especial personalizado para el niño
-Una bola de cristal 
-Un instrumento musical como un arpa...


En kireei puedes encontrar como hacerlas de forma casera. Pincha aquí


Perdonar la calidad de la foto del frasco, pero es de hace mucho tiempo y no encontré otra mejor.




ARBOL MUSICAL DE GRIMMS

ARPA PARA NIÑOS. LA ENCUENTRAS EN JUGAIA





Pues eso, tranquila, a medida que el niño aprenda a expresarse, que conozca un poco mejor el mundo y a sí mismo irá aprendiendo a gestionar sus emociones. Lo mejor que podemos hacer nosotros como padres es ser pacientes, comprensivos y estar a su lado. Sobre todo dar ejemplo y tener una actitud tranquila.

¿Y si no tenemos el día?


A veces es complicado, porque hay días en los que nuestra paciencia como padres tiene un umbral bajo muy bajo...  Hay días en los que todo se tuerce, las rabietas se desencadenan, el niño parece mostrarse desafiante, y tu piensas, "este niño me está echando un pulsito", pues para dura yo...

Si no que me lo digan a mí...  Recuerdo que el otro día le estaba montando en el coche y sin comerlo ni beberlo me dió un tortazo de los de campeonato, de los que suenan y todo, después soltó su carcajada...
Ahí estaba yo con una cara de tonta, cabreada no... lo siguiente.
Lo que vino después fue una rabieta de campeonato porque no quería montar en la silla.
La gente nos miraba con cara de "menudo par de desquiciados", y llovía, y nos teníamos que ir porque el coche estaba mal aparcado...  aisss... Hay días que son así...
Respiro y respiro pero hay veces que no dominamos la situación... pero paciencia, no dejes que la culpa se apodere de tí, yo creo que vamos por el buen camino. ;)



¿Cómo afrontas este tipo de situaciones con tus hijos? ¿Se te ocurren más ideas para evitar que un niño pegue?


Estoy nominada a los premios madresfera en la categoría de educación. Si te ha gustado el post, si sigues el blog ¿Me das tu voto por fi? Sólo tienes que entrar en este enlace, rellenar dos campos de nada y entrar en tu email para validarlo. Es importante para mí, así que sería una bonita forma de decir 'gracias Marta'. Confío en ti ;)





SI TE HA GUSTADO EL POST 

COMPÁRTELO

 

Sí quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter y pinterest.

40 comentarios:

  1. Gracias por la entrada, muuuy útil. Comparto vía facebook! ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada, muuuy útil. Comparto vía facebook! ;)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante tu artículo y la forma de enfocarlo. Hace tiempo busqué información por internet porque a mi niño le dio por morder, y me encontré un artículo que lo primero que decía era que un niño que es feliz y que vive en un hogar donde recibe amor nunca iba a morder, cosa que me indignó mucho porque era como decir que si mordía era porque no era feliz ni se sentía querido. En fin, que yo creo que hay niños que por distintas razones pueden tener épocas donde, como tú dices, tienen poca tolerancia a la frustración y tienen reacciones como pueden ser pegar o morder y seguro que son felices y tienen familias que les adoran. Muchas gracias por compartir las pautas y darnos ideas de cómo actuar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pequefelicidad... Muy útil! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy útil. Me has dado mucha tranquilidad. Necesitaba leer algo así porque he llegado a pensar que el explicarle las cosas, ponerme en su lugar y abrazarle no me estaba sirviendo de nada.
    Comparto en mi página de Facebook.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, claro que sirve. Algún día germinará esa semillita que estas plantando

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Habla con él, comunicaros mucho. Preguntale sobre su día a día en el cole... Intenta sacar info para extraer conclusiones. Es una humilde opinión. Siempre hablo desde mi experiencia

      Eliminar
  8. Muchísimas gracias por el artículo, me ha parecido super interesante. Mi niño está en plena exaltación de sentimientos y no sabía como gestionarlo, después de leer el post me he dado cuenta de que lo estamos haciendo todo al revés. Pondremos en práctica tus consejos. Me ha encantado. comparto

    ResponderEliminar
  9. Mi hijo de 4 años me sorprendió el otro día cuando estaba muy enfadado se puso a romper papel, hojas de un cuaderno viejo...le dije que me parecía buena idea, si estaba tan enfadado que no sabía que hacer...
    con el pequeño ahora viene lo peor..se acerca a los 2 años y tiene muucho carácter! :)

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. Precioso!
    Información clara transmitida con cercanía, con cariño hacia quien te leemos: me has hecho sentir parte de una tribu de mamás y peques que se quiere mirar a los ojos! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonitas palabras, me alegra que se haya sentido así de cercano. No pretendo otra cosa ;)

      Eliminar
  12. Qué interesante. A nosotros aún no nos ha pasado nada similar (menos mal) pero supongo que la mejor forma de afrontarlo es tal y como nos comentas... Y sí, hay días difíciles, qué se le va a hacer...! Pero hay que intentar siempre guardar la calma...

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado!!! Lo voy a compartir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Es curioso, todos somos distintos, pero creeis que el mismo remedio sirve para todos...o...solo querian vender el libro? Los niños son personas y cada persona necesita atencion personalizada, las palabras que a uno le enfadan, a otro pueden agradar. No hay formulas mágicas. Ni mesas mágicas...o...tambien la querian vender?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena estas palabras con tanta malicia. Te informo de que no me llevo ningún tipo de comisión ni contraprestación con ninguno de los productos enlazados en este post. El amor, la empatía y el cariño son un lenguaje universal y sí, valen para cualquier niño y adulto. A muchos adultos les falta eso precisamente, empatía y amor ;).

      Eliminar
  15. La mesa de la paz no es un recurso Montessori, se le ha puesto esta etiqueta pero NO es Montessori. El artículo va dirigido a gestionar esta conducta en niños de etre 1 año y medio y 4, podrían explicar como se sientan a gestionar (de manera voluntaria) y razonar canalizando sentimientos niños de esta edad...??
    Resolver conflictos mediante el dialogo es lo ideal pero sinceramente y a todos los niveles, sobre todo el neurologico, tengo curiosidad por como se hace esto antes de los 6-7 años,
    Gracias de antemano por responder!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un recurso que se usa en muchos centros y coles Montessori y así me consta, si su origen no está en Maria Montessori para mi sería interesante saber cuál es, en cualquier caso creo que eso no es demasiado relevante. En el post explico como fluye el momento "pegar" e ideas para conducirlo y empatizar con el niño, todo desde el respeto al pequeño. Lo que quiero trasmitir es que la respuesta es el cariño el amor y la empatía. Hay varias ideas de recursos explicadas que se pueden adaptar según la edad, la mesa de la paz también se usa de forma individual para relajarse, pero si no hubiese explicado su uso para resolver conflictos seguramente hubiese quedado un poco cojo... No crees??

      Eliminar
    2. Mi duda surge en el caso en que no es la frustracion lo que motiva el golpe, sino la sensacion de placer que obtienen algunos niños viendo a otros sufrir. La actitud desafiante que desarrollan cuando se les solicita que intervengan en la reaparacion del daño. Tengo muchos estudiantes con estas situaciones y realmente quisiera saber si hay alguna estrategia que pueda ayudar a manejar estos momentos, de mas esta decir que incluso con intervencion sicologica y de familia no hay avances.

      Eliminar
  16. Gracias por transmitirnos tu experiencia, conocimiento y hacer diario. Me parece muy necesario conocer otras maneras de afrontar los problemas que se plantean durante la crianza (sobre todo para familias primerizas).
    En mi caso, no me resulta nada fácil gestionar la agresividad de mi hijo de tres años. Tiene muchísimo carácter y es francamente frustrante ver como vuelve a ocurrir lo mismo una y otra vez.
    He comenzado a seguirte hace poco pero me apetece saber mas para tener mas opciones. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciad Conchi,espero leerte mucho por aquí. Un abrazo

      Eliminar
  17. Mi hijo (casi 3 años) pegó a su hermana (2 meses), sin más, no estaba enfadado, pasó por su lado y le dio un tortazo en la cabeza. Que puede significar esto y como debemos afrontarlo?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. son sentimientos de frustacion, ahora esta compartiendo a mama, a papa, a los abuelos, a los amigos de papis, ya la atencion no es solo para él. Asi que investiga sobre ello.

      Eliminar
  18. Hola. Yo no me había informado de estas opciones cuando mi peque, que tendría un año y pocos meses, le pegó a una niña pequeña. Le grité, todos se asustaron, y el resultado ahora es que no sólo no pega, sino que otros niños le pegan ahora y él ya no se defiende, sólo llora, y eso tampoco me gusta. ¿Qué puedo hacer? (aparte de tratar de que no frecuente tanto a los niños pegalones)

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por el post! Estaba perdidísima y me ha ayudado a orientarme! Felicidades

    ResponderEliminar
  20. Hola, me ha encantado tu blog en general, recursos, materiales... pero este no tiene desperdicio, que perdida estaba y ahora lo tengo más claro... comentarte que hay un cuento muy útil para las emociones, que está muy bien, quizás ya lo conozcas, se llama el monstruo de los colores.
    Comparto por Facebook este post.
    Gracias

    ResponderEliminar
  21. Hola
    Donde puede ver la historia de los "monstruos de colores".
    Muchas gracias y es justo lo que estaba necesitando.

    ResponderEliminar
  22. HOLA MEGUSTO MUCHO LO QUE ESCRIBES SOBRE LOS NIÑOS Y COMO SOLUCIONAR PROBLEMAS , COMO YO QUE TENGO PROBLEMAS CON MIS HIJOS Y SIEMPRE GRITAMOS TODOS BUENO AVECES EMPIEZA EL Y SIGO YO Y ASI MIS HIJOS TAMBIEN SE PORTAN MAL YO QUIERO SOLUCION PARA MI Y MIS HIJOS Y QUE MI ESPOSO TAMBIEN QUIERO QUE SEA TOLERANTE CON MIS HIJOS Y HASTA E BUSCADO AYUDA SICOLOGICA PARA QUE TODO ESTO SE RESUELVA QUIERO QUE HAYGA PAZ EN MI CASA Y MIS HIJOS VIVAN FELICEZ AYUDA POR FAVOR GRACIAS COMO TOLERAR TODO EL AMBIENTE

    ResponderEliminar
  23. Muy útil! Yo personalmente soy muy explosiva y ha sido todo un reto controlarme ante las rabietas de mi bebé! Creo que en parte soy responsable.... Si no me controlo yo, como se va a controlar el? Lo mejor es hablarle y no pegarle, así estaremos enviando el mensaje correcto, las cosas se solucionan hablando, no siendo violentos

    ResponderEliminar

Blogging tips