martes, 5 de febrero de 2019

LLEGAR AL MUNDO ¿QUÉ NECESITO REALMENTE PARA EL BEBÉ?


La noticia de la llegada al mundo de un bebé trae un soplo de aire fresco a cualquier familia. Poco después de ver el positivo comienzas a imaginar cómo será tu nueva vida con él o con ella. Y es fácil que nos emocionemos comprando todo tipo de artilugios que pensamos que nos harán la vida "más fácil". Sin embargo, a veces tanto trasto sólo complica las cosas, a veces las compras inútiles sólo desnaturalizan los cuidados básicos, a veces esas compras solo nos nublan de lo esencial.

Reconozco que en su momento yo caí en "esas compras", muchos de esos trastos no se llegaron a estrenar.



Enero ha sido un mes intenso para mí a muchos niveles. Muchos conocéis a mi hermana; ella llevó durante algún tiempo la sección del blog "Cocina con tu peque" hasta que llegó su segunda hija y me dijo: "Marta, no me da la vida para preparar más posts y hacer fotos de las recetas". La entendí tanto que no pude pedirla más, siempre me acompaña en la sombra, me da ideas cuando no tengo inspiración, me habla de temas que a ella le gustaría leer en el blog y aunque estamos lejos es un gran apoyo diario para criar al otro lado del teléfono. (Qué necesario es tener un tribu alrededor que te aliente en tu camino).

Pues bien, en Enero llegaron al mundo sus dos bebés gemelos y tenía claro que quería estar a su lado para ayudarla un poco con la logística de sus otras dos peques. ¡Cuatro! No he sido consciente de cómo son los juicios hacia las familias numerosas hasta ahora. A ella le preguntan ¿Pero cómo cuatro? ¡Madre mía! Y a mí me preguntan ¿Y sólo vas a tener uno? Son tristes esos comentarios y juicios encubiertos. ¿Por qué tiene que haber un modelo de felicidad en familia?

Bueno, no me quiero ir por las ramas. El caso es que con su llegada tengo muy fresco todo el tema de preparativos y me apetecía escribir algo así, porque a mí misma me hubiese gustado leer una lista en la que hubiese un punto de cordura en cuanto a lo que se necesita REALMENTE y lo que no.

Con el tiempo vas dándote cuenta de  que la mayor parte de artilugios que has comprado son un estorbo y que el bebé para llegar necesita poco, de que los preparativos están más en la mente, en tu propio cuidado y en tu presencia consciente. He preparado un listado de las compras que realizaría a día de hoy para un bebé:

-Pañales.

-Toallitas (libres de tóxicos).

-Bodys que faciliten vestir y desvestir al bebé (diría que un mínimo de 8).

-Según la estación: unos 7 o 8 conjuntitos de ropa flexible, natural, cómoda, fácil de quitar y poner. Creo que es importante en casa tener una temperatura suficiente como para que el bebé pueda estar con una ropa que le permita moverse.

-Un jabón natural neutro (libre de tóxicos) para los baños.

-Cepillo para el pelo de cerdas suaves.

-Foular para portear al bebé.

-1 o 2 mantitas o gasas de materiales lo más naturales posibles (evitando fibras sintéticas).

-Algunas cestitas para tener ordenados los productos de higiene del bebé.

-Arcilla verde para el culito del bebé (puedes encontrarla en herbolarios).

-Algún cobertor impermeable para los cambios de pañal.

-Jabón natural para lavar su ropita neutro.

-Sillita para el coche.

-Algunas gasitas y suero fisiológico.

Voy a poner algunas cosas que aunque no las considero imprescindibles creo que pueden venir muy bien en determinados casos y que quizá para algunos modelos de familias sí sean imprescindibles:


-Cuna colecho y un par de juego de sábanas para ella + un protector.

-Un carro ligero (no es imprescindible, pero está claro que según el modelo de familia en determinados momentos puede venir bien. Reconozco que el bugaboo es uno de los más ligeritos en ese sentido, pero hay muchas opciones).

-Saco bugaboo en función de la temporada. Aquí te dejo algunas ideas de Janabebe.

-Alguna mochila o bolsa para llevar las cositas del bebé cuando estés fuera de casa.

-Un colchoncillo fino para los momentos diurnos del bebé en que esté despejado y quiera moverse y mirar.

-Un espejo irrompible que puedas colocar paralelo al colchoncillo bien anclado a la pared.



Esa sería mi lista de compras a día de hoy ¿Se podría reducir más? Por supuesto, mucho más. Está claro que quizá te estés planteando que hay muchas cosas que no están. Si no están es porque creo que su uso es tan reducido que no merece la pena invertir en ellas y que posiblemente solo te ocupen un espacio muy valioso en casa.


A nivel del hogar creo que es importante que en casa haya luz natural, que la casa esté limpia y despejada y que tengamos tranquilidad a todos los niveles. Me hubiese encantado que en su día alguien me hubiera dicho: Marta: no compres un limpiador de biberones, porque no lo vas a usar en tu vida, la mayoría de artilugios sólo se van a convertir en un estorbo: como verás no hay cuna, no hay cambiador, no hay bañeritas, no hay hamaquitas, no hay gimnasios de bebés, no hay moisés, no hay habitación del bebé...





Si quieres profundizar más  sobre los preparativos psíquicos para la llegada del bebé te invito a que leas este post: los 13 consejos básicos para la llegada del bebé.



¿Qué te ha parecido esta lista de preparativos? 

SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en Facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y YouTube




1 comentario:

  1. Es muy cierto a veces compramos cosas que nunca usamos,me pasó con mí primer hijo, ya con la segunda compré muy pocas cosas, y siempre acepto ropita que me dan la mayoría parece nueva

    ResponderEliminar

Blogging tips