jueves, 30 de noviembre de 2017

TRANSFORMA-TE CON LA ECONOMÍA DE CARICIAS





"Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo". 

El otro día pensaba en preparar algo especial de cara a Navidad a través de Pequefelicidad.
Algo inspirador, algo que contribuya al cambio. Muchas veces hablo con familias que quieren hacer un cambio, que quieren educar de otra manera y se sienten perdidas. No saben por dónde empezar. Caen en los mismos patrones una y otra vez y entran en una espiral de culpa. ¿Y si amplias tus miras? ¿Y si transformas la forma en que te relacionas con el mundo?




¿Has oído hablar de la economía de las caricias? El psicoterapeuta Claude Steiner desarrolló esta teoría que habla de la importancia de los signos afectivos para el desarrollo del ser humano. En la formación como educadora de masaje infantil vimos casos impactantes de unas décadas atrás en los que algunos niños abandonados en orfanatos morían por falta de afecto. Así, sin más. Resultaba increíble ver cómo generalmente sobrevivían siempre los bebés que estaban junto a la puerta de la habitación porque eran los primeros que veían las enfermeras y por tanto los que recibían la sonrisa o la caricia siempre.

Una caricia no sólo es contacto, también es una sonrisa, un abrazo, un guiño, un gesto de amor...
Normalmente preferimos el dolor a la nada. No hay peor desprecio que la indiferencia. En los niños muchas veces vemos que esto se manifiesta cuando destapamos las creencias que hay debajo de los comportamientos. Sus "malos" comportamientos no son más que la punta del iceberg del desaliento y las falsas creencias.





El amor que recibimos cuando somos niños nos marca para siempre. Pero ¡Ojo! también el amor que damos en nuestro camino como adultos repercute en nosotros en forma de energía positiva. Si doy una sonrisa recibo una sonrisa y eso repercute en mi bienestar y en mi estado de ánimo.

Si queremos cambiar la forma de relacionarnos con los niños e integrar un cambio en nosotros mismos deberíamos empezar por integrar una forma diferente de relacionarnos con los demás. Te propongo que nos hagamos una limpieza interior e iniciemos una economía de caricias con el resto del mundo paso a paso para limpiarnos y renovarnos, para cambiar nuestra mirada.




¿Y si comenzamos por hacer un bonito gesto de cara al mundo? Sería una forma de motivarnos, de recibir riqueza en forma de sonrisas. Y lo más importante, una lección para nuestros hijos.

He pensado cómo podríamos materializar esto y he encontrado una idea fantástica: "LA OTRA ECONOMÍA" Resulta que a través de la plataforma de  Divina Pastora Seguros han creado una website donde podemos aportar nuestro granito de arena. Me parece una idea genial de cara a Navidad.

Hay 4 proyectos solidarios de ONGs a los que puedes apuntarte para aportar. A mi me han parecido proyectos preciosos:


Ayuda a los refugiados:
Por un lado puedes apuntarte como voluntario en la Cruz Roja española como profesor de castellano, si tienes experiencia en la docencia, para ayudar a la integración a las personas refugiadas que han tenido que abandonar sus países. Solicitan voluntarios en horario de mañana en Todas las provincias españolas excepto Jaén, Tenerife, Las Palmas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Colabora con Down España:
Puedes colaborar con Down España en los proyectos de acompañamiento que tiene Down España. Proyectos que van desde el acompañamiento en viviendas de formación a talleres de fomento de autonomía o clubs de ocio o actividades deportivas.

Ayuda a recolectores y productores sin recursos en África y América Latina: 
Codespa organiza equipos para elaborar planes de negocio de las cooperativas. Es una forma de crear oportunidades, a través del trabajo, para que las personas sean creadoras y protagonitas de su propio desarrollo. Crean proyectos para ayudar a personas en situación de pobreza. Para ello crean y desarrollan proyectos de desarrollo económico. Les brindan formación de calidad y les devuelven la confianza en sí mismos. Se requieren personas con formación empresarial y experiencia que tengan disponibilidad para viajar a Bolivia, Perú, Angola, Nicaragua o Ecuador.

Colabora con la recogida del banco de alimentos:
Se necesitan voluntarios que estén en los puntos de donación habilitados en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación. Allí los donantes podrán entregar sus alimentos, así como en las mesas de recogida de empresas, centros educativos e instituciones que quieran colaborar.


Puedes inscribirte como voluntario en la web www.laotraeconomia.com seleccionando el proyecto solidario en el que quieres colaborar.


Además he preparado 5 puntos de acción concretos que podrás aplicar en tu día a día, desde hoy mismo y hasta Navidad:

  1. Antes de levantarte cada mañana piensa qué cosas concretas puedes disfrutar ese día y enfócate en ellas (también en el trabajo se puede disfrutar).
  2. Antes de entrar en un lugar nuevo (en el trabajo, en casa, en el supermercado...) dedica 3 minutos a cerrar los ojos y respirar. LLeva tu atención a la respiración y si vienen pensamientos, acéptalos y regresa de nuevo tu atención a la respiración.
  3.  Sonríe a las personas que te cruzas y conoces.
  4.  Agradece cada día, al menos, a una persona algo.
  5.  Reconcíliate y repara la última discusión que hayas tenido. Reconoce tus errores y busca una solución.


Que la llegada de la Navidad no sólo sirva para colmarnos de regalos materiales. Vamos a emplear estas fechas para crear algo bonito, para empezar a transformarnos, para modelar con el ejemplo a nuestros hijos. Para fomentar otra economía, la economía de las caricias.

Para acabar te dejo un extracto de un discurso pronunciado por la Dra. Montessori en 1936 en el congreso europeo realizado por la paz en Bruselas:

"...Debemos tener una visión más consciente de la misión del género humano.
La sociedad ha evolucionado sólo exteriormente. Se fomenta el interés personal y la competencia. Por ello cualquier tormenta puede suponer un desastre ante el torbellino moral del ser humano, que padece desde niño.

Lograr una educación capaz de salvar la humanidad no es en absoluto una tarea sencilla: implica desarrollar la espiritualidad del hombre, realzar su valor como individuo y preparar a los jóvenes para que comprendan la época que les toca vivir.
Las energías del niño están dispersas y reprimidas, los padres luchan inconscientemente con sus hijos en lugar de ayudarles. La falta de entendimiento del niño es la ruina del hombre. Precipita a este a un crecimiento insano a nivel moral. La personalidad humana se moldea mediante experiencias continuas.
La sociedad se puede organizar sólo si la educación ofrece al hombre una escalera de experiencias sociales a medida que pasa de un período a otro de su vida.

La paz es un principio práctico de civilización humana, la paz ha de hacer tomar al hombre conciencia de su propio poder, se basa en la naturaleza del hombre. Este principio debe guiarnos para construir de la paz y educar a los hombres para la paz."





Esta época del año es maravillosa para modelar, para empezar a transformarnos, para fomentar valores  de cooperación en los niños. ¿Te unes a la economía de caricias?


SI TE HA INSPIRADO
COMPÁRTELO POR FA
QUE LA OTRA ECONOMÍA ACABE MOVIENDO EL MUNDO


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook e instagram donde compartimos nuestros momentos diarios, lo que nos inspira y también algunos vídeos.

Además, estamos en twitter, pinterest y youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips