lunes, 20 de julio de 2015

ALTA DEMANDA Y DESTETE ¿Dónde está el equilibrio?






Llevo unos días en los que una idea me ronda por la cabeza inevitablemente. Mi  peque está a punto de cumplir dos añitos, y no puedo quitarme de la cabeza el tema de destetarle. Hasta hace unas semanas, ni tan siquiera me lo había planteado, simplemente pensaba en un destete natural y progresivo, pero su alta demanda está acabando conmigo. Siempre he pensado que la lactancia es cosa de dos (mamá y bebé), y que en el momento que uno de los dos no estuviese a gusto sería el momento de acabar con ella. Una cosa es pensarlo, y otra cosa es hacerlo. Y es que me parte el alma ver lo que supone para él negarle su pechete.

No me gustaría estar todo el artículo justificándome, seguramente, me lloverán críticas por escribir esto, soy de las personas que piensa que para criticar algo de una persona, primero deberías haber estado en el pellejo de esa persona, y haber recorrido su camino con sus zapatos.

Dicho esto, os voy a contar, un poco, como he llegado hasta este punto y como me siento.

Mi bebé es un niño de  alta demanda, un niño intenso para todo, que absorve absolutamente todo mi tiempo y mi energía. Desde que nació, su refugio fue la teta, prácticamente, las 24 horas del día. Los primeros meses fueron un auténtico caos, no tenía tiempo ni para cosas tan básicas como puede ser darte una ducha, o comer…
Poquito a poco nos fuimos adaptando. Las noches han sido bastante duras siempre (aunque ha tenido temporadas mejores y noches hasta buenas).  Siempre hemos puesto por delante sus necesidades, las nuestras han quedado relegadas a un segundo plano. Creo que es lo normal, con un bebé.
Puedes echar un vistazo a cómo conseguí acabar descansando, a pesar de la alta demanda en este post
Superé el tema del cansancio físico, que es algo que siempre he llevado bastante bien.
A día de hoy, seguimos haciendo colecho, y dando teta a demanda. La demanda de teta no se ha reducido, más bien todo lo contrario, cuando estoy con él siempre quiere su teta, no me puedo sentar, porque entonces se le enciende una lucecita de disponibilidad e inmediatamente viene a tomar teta. Las situaciones, en publico, a veces se me hacen un poco incomodas, porque cuando quiere teta la quiere ya, me baja la camiseta, se enfada,… lo grita. Yo, lógicamente, lo entiendo, pero la gente que está alrededor no. Por lo que es un poco difícil de manejar.
Si hacemos algún plan con amigos, o familia, resulta complicado, porque él quiere su pechete a todas horas…
A todo eso uno que mama con tanta intensidad que creo que los pechos están más sensibles, incluso, que cuando nació, y quiere más y más.
A veces también pienso que la teta ha sido un obstáculo para el papi. No para el peque. Sé que en ningún caso lo es para los niños, al contrario. Pero el papá,  creo, que, a veces, siente impotencia de no poder calmar, y un poco de frustración. Muchas veces le da miedo quedarse con el niño a solas porque no se ve capaz, y se ve en segundo plano.
Físicamente me encuentro perfecta, aúnque es verdad que he perdido unos cuantos kilos respecto a antes del embarazo. Pero supongo que toda esa energía que absorve tiene que canalizarse por algún sitio.


Llegados a este punto, he intentado hacer alguna modificación en nuestras rutinas lo más respetuosa posible…  
No ofrecer, no negar… en teoría, la clave para un destete respetuoso, en mi caso no ha tenido ningún tipo de repercusión en el número de tomas, ni en la cantidad. Hace mucho que no ofrezco, pero él siempre pide, y pide y pide…
También he intentado hacerle entender que el pechete de mamá tenía que descansar un poco… pero no atiende a razones de ningún tipo.

Si alguna vez me he negado a dar teta, entra en un estado de rabia y nerviosismo fuera de lo imaginable. Hasta el punto que acabo sucumbiendo a la petición

Ahora, ¿Qué se supone que debo hacer?  

Me encuentro en un dilema interno muy grande, siempre he creído en una crianza respetuosa, siempre he puesto sus necesidades en primer lugar, por encima de cualquier cosa…
Me encanta verlo en su pechete, relajado, a gusto, tranquilo… Pero, por otro lado, se nos hace ya taaan cuesta arriba en casa, algunas situaciones diarias se vuelven tan complicadas, el desgaste ya es tan grande, que no sé en qué punto estaría el equilibrio. Sobre todo porque creo que para él la teta es tan vital que no sé como lo afrontaríamos. (Hablo en plural, porque para mí también sería igual de duro).

Releyendo el post parece un poco drama todo, támpoco quiero que se vea así, yo núnca lo he vivido así, siempre he tomado todas las situaciones con mucho humor y amor. La lactancia, para mí, ha sido genial.  Ser AD NO es negativo, es un bebé intenso, pero también lo es en alegría, en cariño hacia las personas que tiene alrededor, en vivir cada cosa que ocurre… Lo cual me encanta y adoro.

Estas semanas os iré contando como evoluciona la historia. De momento este post en modo deshaogo ya me ha servido, al menos, para eso, para deshaogarme, y si eres una mami en una situación similar quizá te sirva para sentirte un poquito comprendida. Creo que los consejos, desde fuera, son complicados. Haré lo que me dicte el corazón, lo que me diga mi instito. Probablemente no será una decisión fácil, pero las cosas importantes núnca lo son.





¿Y tu? ¿Dónde encontraste el equilibrio con tu bebé de alta demanda?


Si te ha gustado el post COMPÁRTELO, ES LA MEJOR MANERA DE EXPRESARLO





  

23 comentarios:

  1. Mi peque también es AD. Estaría a la teta a todas horas así que le tengo que ir restringiendo poco a poco. Empecé a restringirle en el coche (conduzco yo!!), así que ya sabe que cuando vamos en coche no hay teta. La segunda restriscción se la puse en la guardería (aunque no siempre la cumplimos), pero antes era teta nada más llegar y teta nada más buscarle...y si algún día había alguna fiesta en la guardería, en vez de jugar, cantar y bailar como los demás niños, se pasaba el raro a la teta y era bastante frustrante, para mí y para sus profes, de ahí la restricción. En casa he intentado el destete nocturno, con más o menos éxito, aunque nos lo saltamos cuando está malito... Y así poco a poco, pero si es por él estaría al pecho a todas horas y para mí es agotador. Estás cosas las voy contando en mi blog, por si te sirve de ayuda. Mucha suerte y paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me sirve de ayuda, todas las mamás que estamos pasando por la misma situación al menos podemos sentirnos comprendidas las unas a las otras, es tan complicado. Son sentimientos tan encontrados... Espero poder llevar a una conclusión pronto, te sigo un abrazote!

      Eliminar
  2. Me siento tannnnn identificada contigo!!! Tantisimo que podría haberlo escrito yo palabra por palabra... mi nena AD de 21 meses no puede verme sentada, cada vez me pide más y más, yo he adelgazado muchisimo, su papi está muy frustrado por lo incapaz que se siente de estar con ella sin poderle dar el pecho y yo me siento agotada y perdida porque el no ofrecer tampoco me ha servido de nada. Las noches son de mil despertares con colecho y solo sabe dormirse al pecho... necesito un respiro porque es demasiada la dependencia de mi y jamas en casi 22 meses pude ausentarme en sus horas de dormir... te seguiré y me gustaria saber de vosotros. Yo se que no es fácil y lo comprendo a la perfección. Animo y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, al menos saber que hay otras mamás en la misma situación reconforta y sirve para sentir apoyo. Así que sólo por eso ya ha merecido la pena hacer publicos mis sentimientos. Decida lo que decida lo contaré en el blog y os diré qué tal fue. GRacias de corazon!!

      Eliminar
  3. Yo acabé destetando, y no de forma respetuosa. Pero hacía tàndem y no podía más. Y tengo que decir que nuestra relación mejoró mucho desde entonces. El método? Explicarle un cuento, en el que un hada hacia un hechizo para que a los niños mayores no le gustara la telita. Un día me puse vinagre, lo probó y se rió, diciendo que había venido el hada y ya era mayor. Un par de veces y se desteto sin llorar... Espero que encuentres tu manera, es muy duro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arya, gracias por compartir conmigo tu experiencia. Supongo que sería durísimo. No le veo preparado para extrapolar un cuento a ese momento tan suyo y tan trascendental para él, no obstante la idea de explicarle el tema mediante un cuento creo que no estaría mal. Muchísimas gracias!!

      Eliminar
  4. Yo acabé destetando, y no de forma respetuosa. Pero hacía tàndem y no podía más. Y tengo que decir que nuestra relación mejoró mucho desde entonces. El método? Explicarle un cuento, en el que un hada hacia un hechizo para que a los niños mayores no le gustara la telita. Un día me puse vinagre, lo probó y se rió, diciendo que había venido el hada y ya era mayor. Un par de veces y se desteto sin llorar... Espero que encuentres tu manera, es muy duro

    ResponderEliminar
  5. Yo acabé destetando, y no de forma respetuosa. Pero hacía tàndem y no podía más. Y tengo que decir que nuestra relación mejoró mucho desde entonces. El método? Explicarle un cuento, en el que un hada hacia un hechizo para que a los niños mayores no le gustara la telita. Un día me puse vinagre, lo probó y se rió, diciendo que había venido el hada y ya era mayor. Un par de veces y se desteto sin llorar... Espero que encuentres tu manera, es muy duro

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy más o menos como tú. Mi hija no se si AD pero intensa es... ahora tiene 28 meses pero desde los 20 o así le empece a intentar acortarle fiera de casa. Si ibamos para casa pues "espera que ya llegamos y te doy en casa". Y en cualquier caso fuera no le dejaba hacer lo q tanto le gusta de tocar el otro pecho mientras mama (q tiene q estar sacado, no le vale meter la mano). Esto lo aceptó super bien, si queria sacar la teta de tocar le decia q no estabamos en casa. Poco a poco ha ido pidiendo menos en público, hasta q ya casi ni pide. A no ser q esteamos en un sofá. .. q ya es fijo.

    Ahora intento entretener y darle opción de hacer otra cosa pq es q como me vea sentada ahí va la teta y empieza a molestarme. De noche normalmente ya ha bajado mucho la demanda desde hace unos meses así q bien. Me da pena destetar pero necesito q baje la demanda poco a poco o me va a dar algo. El otro dia comentaba con una amiga asesora q es importante darle alternativa (lo q es cero descanso para nosotras y 0 sofa) y también si le dices q la teta esta mala o lo q sea... darle alternativa de muestra de cariño... en plan que quieres q haga cuando me duele la tetita? Te acaricio el pelo? Para q tenga ese momento especial unidos... pero no sea con teta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff el tema de la teta de tocar ya es caso a parte, a veces consigo que por la noche se despegue de la succión de la teta, se da la media vuelta, pero se queda agarrando con una mano el otro pecho, dando vueltas al pezón, como si estuviera sintonizando con un dial una emisora... A veces incluso no le digo nada, digo prefiero esto a que siga con la succión, si le quito la mano entra en colera. Si alguna vez he conseguido que se durmiera sin pecho ha sido, como dices, con sustituvos de cariño, eso lo entiendo completamente. El problema es que la mayor parte de veces no le valen... :( GRacias por tus palabras!!!! me ayudan mucho

      Eliminar
  7. Yo estoy más o menos como tú. Mi hija no se si AD pero intensa es... ahora tiene 28 meses pero desde los 20 o así le empece a intentar acortarle fiera de casa. Si ibamos para casa pues "espera que ya llegamos y te doy en casa". Y en cualquier caso fuera no le dejaba hacer lo q tanto le gusta de tocar el otro pecho mientras mama (q tiene q estar sacado, no le vale meter la mano). Esto lo aceptó super bien, si queria sacar la teta de tocar le decia q no estabamos en casa. Poco a poco ha ido pidiendo menos en público, hasta q ya casi ni pide. A no ser q esteamos en un sofá. .. q ya es fijo.

    Ahora intento entretener y darle opción de hacer otra cosa pq es q como me vea sentada ahí va la teta y empieza a molestarme. De noche normalmente ya ha bajado mucho la demanda desde hace unos meses así q bien. Me da pena destetar pero necesito q baje la demanda poco a poco o me va a dar algo. El otro dia comentaba con una amiga asesora q es importante darle alternativa (lo q es cero descanso para nosotras y 0 sofa) y también si le dices q la teta esta mala o lo q sea... darle alternativa de muestra de cariño... en plan que quieres q haga cuando me duele la tetita? Te acaricio el pelo? Para q tenga ese momento especial unidos... pero no sea con teta.

    ResponderEliminar
  8. Te leo y parece que estoy leyendo nuestra historia. Mi hijo tiene ya tres años y medio, y todavía no se ha destetado completamente pues mama al menos una vez al día, aunque ya hace unos meses que por las noches no (y prometo que a veces pensaba que jamás llegaría ese momento...). También mi niño es AD, la diferencia grande contigo es que cuando no había cumplido los seis meses tuve que reincorporarme a mi trabajo, y eso suponía dejarle de ocho a dos, cuando volvía a darle pecho (gracias a que le cuidaban los abuelos) y luego le recogía a eso de las cinco y media. Las tardes eran una maratón de teta, un no parar... hasta que con dos años y pico empezó a aceptar quedarse en el parque con el padre un ratito. Eso sí, cuando subía a casa, se podía tirar media hora tumbado mamando (algún que otro libro me llegué a leer así, era eso o no poder más...). Y las noches igual, sin parar, lo de despertar cada tres horas para mí era un ¡ja! Hubo un momento en que dejé de mirar el reloj, le dejaba dormir conmigo y gracias a eso en mi trabajo nunca supieron que mi hijo no "dormía como un bebé", porque había tomas en las cuales ni me llegaba a despertar, me giraba, le enganchaba, y a veces me despertaba por el dolor de espalda pues se había quedado dormido con el pecho agarrado, y vuelta a empezar, o ya más adelante le decía "ponte el chupete y a dormir" y a veces lo aceptaba... Lo peor fue el verano del año y medio (cumplido en junio), era ir por la calle y cada cincuenta metros "ama, agua" (que entonces significaba teta), a cada banco que veía con posibilidad de sentarme (pues ahí empecé a ponerle ese límite, cuando veas un banco me avisas...). Hice algún otro intento para destetarle parcialmente, pero el agotamiento me podía, y a pesar de algún que otro episodio de agitación del amamantamiento, pensaba: los niños crecen, ya pasará, la lactancia materna es buena para los dos y ya llegará su momento... Y parece que, efectivamente, ya está llegando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wuaoou!!! que historia, creo que es casi calcada a la mía, yo también trabajo, como tu. Incluso me tuve que incorporar antes que tu al trabajo, así que se de lo que me hablas cuando me comentas el tema de las noches, parece que lo hubiese escrito yo... la misma odisea. Es increíble la fortaleza que puede llegar a tener el cuerpo de una madre. Yo, a pesar de todo, siempre lo he llevado muy bien, y pocos días me he visto realmente cansada físicamente. Me sirven de mucho tus palabras, os mantendré al tanto de lo que decida hacer

      Eliminar
  9. Hola Marta!
    Yo soy de las que piensa que la teta es algo que tiene que hacer feliz a las dos partes, no sólo al bebé... En nuestro caso tomó pecho hasta los 9 meses; llegó un momento en el que yo me agobiaba mucho porque no sabía si había comido suficiente y pensé exactamente eso (que si me agobiaba no tenía mucho sentido). De cualquier forma un mes antes ya reduje la teta por la noche (en vez de aguantar más salía cada 1 hora y media o así y Yo trabajando estaba molida... Así que progresivamente le fui alargando las tomas nocturnas hasta que un día el mismo no necesitó el pecho para volver a dormirse).
    Te diré (#confieso) que alguna vez me he arrepentido.... Pero bueno, ya esta hecho y no tiene remedio.
    Piensa lo bien, cualquier decisión que tomes será correcta, pero una es menos irreversible que la otra.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es uno de los miedos que tengo, que decida dejar la lactancia y unos meses más tarde me arrepienta. Incluso pensándolo ahora mismo me da mucha penita. Ese momento tan nuestro de estar mirándonos, conectados, relajado... Lo adoro. Imagino que será cuestión de poner todo en una balanza y decidir que es mejor para su bienestar y el nuestro como familia

      Eliminar
  10. Hola Marta!
    Yo soy de las que piensa que la teta es algo que tiene que hacer feliz a las dos partes, no sólo al bebé... En nuestro caso tomó pecho hasta los 9 meses; llegó un momento en el que yo me agobiaba mucho porque no sabía si había comido suficiente y pensé exactamente eso (que si me agobiaba no tenía mucho sentido). De cualquier forma un mes antes ya reduje la teta por la noche (en vez de aguantar más salía cada 1 hora y media o así y Yo trabajando estaba molida... Así que progresivamente le fui alargando las tomas nocturnas hasta que un día el mismo no necesitó el pecho para volver a dormirse).
    Te diré (#confieso) que alguna vez me he arrepentido.... Pero bueno, ya esta hecho y no tiene remedio.
    Piensa lo bien, cualquier decisión que tomes será correcta, pero una es menos irreversible que la otra.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. hagas lo que hagas estarà bien... yo también pienso que si no se disfrutan esos momentos de lactancia es mejor dejarlo, tuve un periodo muy muuuy duro en que se despertaba entre 10 y 12 veces en la noche y yo nunca estaba descansada (fue también hacia los 2 anyos), estaba para dejar la lactancia pero, de la noche a la manyana, su suenyo volviô a ser profundo y, con 4 anyos y medio, sigue tomàndola antes de dormir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, cualquier decisión es tan complicada... No obstante OS contaré como evoluciona la historia! Un abrazo!! Y gracias!;)

      Eliminar
  12. Buenos días, no quisiera entrometerme pero sigo tu blog y me encanta. Soy mami de dos peques ( 3 años y 8 m) y maestra
    Te entiendo perfectamente ya q al mayor le si retira como decía el hasta los 2 años y medio y por suerte dejo el solito ( dicen q al estar embarazada cambia el gusto ) y digo suerte porque me sentía como te sientes tu y no era capaz de tomar la decisión de retirarle el pecho.
    Estoy dentro de un grupo de lectura y hoy han publicado este libro.
    No se como será pero cuando lo he visto me he acordado de ti. Espero que te ayude, no se ,pero sobre todo mandarte un beso enorme y muchísimo ánimo porque de principio a fin de tu entrada me siento identificada.
    La lactancia es muy gratificante pero a veces se hace muyyy dura ( llevo 3 años sin dormir también unas 3 h de tirón ). Te pego el enlace y ya me dirás
    http://www.dormirsinllorar.com/tienda/es/libros-infantiles/338-la-teta-cansada.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, desde el lunes la cosa va algo mejor, ya OS contaré la decisión que tomé, gracias por la reseña del librO!! Es genial, ahhh y para nada te entrometes todas tus palabras me ayudan, un abrazo!! ;)

      Eliminar
  13. Le di tetita ya que pone al mayor le si retira ( el corrector )

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Buenos días:

    Acabo de leer este artículo, con el cual me siento muy identificada. Mi peque tiene 3 años y casi medio, también es de alta demanda. Ha habido una etapa en que creía que se iba a destetar, pero no ha sido así; más bien creo que estamos en retroceso y las tomas nocturnas que había dejado ha vuelto a ellas. El cansancio físico ya lo tengo como dices casi superado, pero se suma que me molesta bastante el pecho y que le han de hacer la prueba a la intolerancia a la lactosa, que me plantee el destete de forma inminente. No conseguiría nunca que llegara a la prueba en ayunas. Me gustaría saber como os fue al final. Si lo lograsteis y como. Mi peque no entiende que a mi me duela, el dice que luego me cura e insiste e insiste. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Blogging tips