viernes, 19 de junio de 2015

¿QUÉ DEBERÍA TENER EL COLEGIO IDEAL?


Los niños acaban ya el curso, y comienzan las vacaciones de verano.
Por mi mente lleva meses revoloteando una preocupación de madre inquieta. El peque está a punto de cumplir dos años, y el año que viene me veré buscando coles posiblemente. Ahora mismo pasa los ratos en los que papá y mamá trabajan con la abuela (que se tiene ganado el cielo, un aplauso por esas abuelas incansables que ejercen de mamás de día sin pedir nada a cambio).
El papi y yo trabajamos en un horario complicadoMe parte el alma cada mañana separarme de él. Pero desgraciadamente la conciliación en nuestra sociedad está muy lejos de lo que sería deseable para los peques (y para los papis). Reflexiones conciliadoras a parte…
En mi ciudad no hay ningún cole que pase mi control de calidad particular,  quizá sea demasiado exigente (seguramente) pero mi visión de la escuela ideal para mi peque dista mucho del tipo de colegios tradicionales, en los que los niños pasan 6/7 horas sentados en un pupitre mirando hacia una pizarra negra.
Me podría plantear hacer en casa una “homeschool”, hasta los 6 años, pero es demasiado pedir a la abuela.

¿Qué tendría que tener el cole de los sueños?


  • Espacios abiertos con mucha luz: Me imagino un espacio diáfano amplio con unas grandes cristaleras que comunicaran el aula interior con el aula exterior (en plena naturaleza)
  • Aulas con unos muebles naturales, adaptados a la altura de los pequeños. Llena de  estanterías con materiales manipulativos de aprendizaje (de todas las áreas, lenguaje, matemáticas, geografía, música…) accesibles a los niños, que ellos mismos pudiesen coger preparados en bandejas o cestas (en realidad sería un cole muy MONTESSORI). Algunas mesas para trabajar con varias sillas alrededor, para poder trabajar en equipos. Y cestos con tapetes y alfombras para que los niños pudiesen sentarse a aprender en el suelo o donde quisiesen.
  • Una cocina real adaptada a los niños; Que los niños pudiesen tener la oportunidad de prepararse su almuerzo, de servirse un vaso de agua, de ser responsables de los alimentos, de abrir el frigorífico para beber un vaso de leche. De preparar una receta cuando les viniese la inspiración. Con todos los materiales de vida práctica dispuestos a su alcance en una zona cercana; cepillo, trapos, para barrer o limpiar, si lo desean, su zona de trabajo una vez acabase la jornada…
Fuente: www.Nicholsteam.com
  • Rincón de los libros y los cuentos: Una biblioteca accesible, con cuentos adaptados y clasificados a la vista de los peques. Con cientos de cuentos, atlas, manuales sencillos, cuentos sobre los árboles, sobre los medios de transporte, sobre bichitos, animales, flores, ciencia…
  • Espacio de arte: Imagino una habitación con suelo y paredes lavables, con todo tipo de materiales artísticos a disposición de los peques para experimentar, pintura de dedos, acuarelas, un torno, una gran pizarra, un rollo de papel para hacer un mural en cualquier momento… Una habitación que tuviese una gran puerta acristalada al exterior donde poder seguir dando rienda suelta a la creatividad.
  • Una escuela en la que hubiese rincones temáticos de aprendizaje dinámicos (mesa de la estación, mesa espejo, mesa de luz, mesa de la naturaleza, mesa del mundo,  matemáticas…


  1. Fuente: Pinterest
  • El aula tendría una estética cuidada, con plantas naturales que pudiesen cuidar los niños, o flores frescas, que enseñase la belleza del mundo a los niños.
  • Espacio exterior: El aula exterior tendría tanta importancia como el aula interior, con grandes mesas sensoriales. Un huerto que los niños pudiesen cuidar con herramientas a su disposición, una zona para hacer todo tipo de experimentos científicos, zona de juegos con una gran casita de árbol, un arenero, una cocina exterior, una pared de escalada, toboganes, una pared de agua, una pared de música, grandes pizarras exteriores,  algunos animales de granja. Un gran espacio abierto verde donde pudiesen correr, jugar a la pelota…

  • Los acompañantes/guías de los niños serían unas personas cualificadas, con vocación, que adorasen a los niños, y que fuesen apasionadas en su trabajo, dulces, empáticas, pacientes…
  • No sería una escuela masificada, sería un cole con unos 35/40 niños y un guía por cada 10 niños más o menos.
  • Una escuela democrática; donde las familias pudiesen opinar  y tomar parte activa de la misma, incluso acompañar cuando fuese necesario (dentro de unos límites de orden, que estableciesen los guías).
  • Los niños serían los protagonistas de su aprendizaje, los guías sólo tendrían la misión de observar, fomentar su curiosidad y guiar al niño, pero siempre respetando sus ritmos, dentro de un orden.
  • Se organizarían salidas y viajes frecuentemente para que el niño pudiese descubrir el mundo de primera mano.
  •  Podrían convivir niños de diferentes edades en un mismo aula, fomentando siempre el respeto, la amistad,  el compañerismo, la solidaridad.
  • Sería una escuela libre de exámenes y notas, libre de deberes para casa. El niño no tendría otra meta más que aprender, aprender con ganas, por pura curiosidad y por puro placer de descubrir el mundo, porque aprender es bonito. Y eso es lo que se fomentaría en la escuela. Los padres tendrían un contacto directo con la escuela por lo que conocerían los avances del niño y los aprendizajes de primera mano.
  • Una escuela donde las guías facilitaran todos los materiales y herramientas para que el niño diera rienda suelta a su curiosidad. Donde no se pusiesen límites a las ganas de saber.


Soy consciente de que quizá pida mucho, pero es la escuela de mis sueños para mi hijo y los sueños son gratis así que... puestos a pedir...
Quizá el sueño pueda hacerse realidad y pueda tener un  poquito del cole soñado, con ganas e ilusión se hacen grandes cosas, sólo es cuestión de proponerselo. Si me sigues en facebook sabrás que últimamente estoy muy ilusionada. Un grupo de padres de mi ciudad hemos contactado via facebook, padres con la misma preocupación que la mía, que buscan un cole respetuoso donde se aprenda porque saber es un placer, (un aprendizaje basado en una nota de un examen que es efímero no vale para nada) padres a los que nos les importaría dedicar un esfuerzo, para que sus hijos aprendan con curiosidad y con ganas.

Ya hemos tenido nuestra primera reunión física, ahora queda mucho trabajo duro por hacer, pero creo que algo bueno saldrá de todo esto.
Ya hay gente que lo ha conseguido, ¿así que por qué no nosotros? Construir el cole de los sueños no es fácil, hay que lidiar con ayuntamientos, consejería de educación, requiere una importante inversión económica, tiempo, personal, mucha involucración por parte de todos los participantes del proyecto.

Hasta ahora lo único que puedo decir es que está siendo muy positivo para mí, tengo que dar las gracias desde aquí, a Eva Melchor que tuvo esta gran idea, gracias por tu iniciativa y por tu implicación, a todas las personas que nos están ayudando y que están dedicando su tiempo a orientarnos, a guiarnos en este proyecto tan chulo;

Gracias a:

Kristina de Jardí dels somnis en Alicante
Olga de Espacios Montessori En Granada
Eva Maria Giraldo (Valencia)
Colette Chaumier

Y todas las mamás que nos estáis orientando y apoyando para la poner en marcha este proyecto tan bonito.

Ojalá podamos conseguir

EL COLE DE LOS SUEÑOS


¿Cúal sería tu cole ideal? ¿Conoces algún proyecto parecido? Toda ayuda es poca, así que conoces o estás implicad@ en un proyecto parecido puedes contactar conmigo en pequefelicidad@outlook.com.

Si te ha gustado el post no te olvides de COMPARTIRLO










5 comentarios:

  1. Holaaa! Yo también tenía la misma preocupación que tú, ya antes de que naciera Nora... Siempre me ha interesado el mundo de la educación y estuve un tiempo llevando un blog de educación alternativa hasta que llegó Nora y todo mi tiempo fue para ella! ♡ Ahora mi intención es re-inaugurarlo en breve... Se llama lamaletadelossuenos. blogspot. com

     Investigando proyectos para el blog encontré una iniciativa de unas familias y unas maestras parecida a la vuestra. Enseguida me puse en contacto, fui a la primer presentación del proyecto y tuve el placer de hacerles un entrevista antes de que el sueño se hiciera realidad! Y así fue, se hizo realidad... Se llama NAU Escola y tiene la mayoría de cosas que indicas en tu lista del cole ideal! Será el futuro cole de Nora.  La verdad es que es genial saber que ya que tiene que ir al cole, por lo menos estará con personas que la respeten, la cuiden y le den la confianza y seguridad suficiente para desarrollarse como personas... Que se preocupen por los interés e inquietudes de cada uno, que les ayuden a creer en si mismas, dándoles las herramientas y los espacios necesarios para poder conseguirlo. Soy muy feliz de poder ser parte de una iniciativa tan bonita y que han desarrollado con tanto trabajo... :)

     Te dejo el enlace de su blog por si queréis echar un vistazo https://nauescolaes.wordpress.com/

    Y tambien el enlace a la entrevista que les hice antes de tener el cole, cuando sólo era un sueño que cumplir como ahora vosotr@s! http://lamaletadelossuenos.blogspot.com.es/2013/06/entrevista-la-cooperativa-de-nau-escola.html?m=1

    Mucho ánimo y suerte! Si necesitáis algo no tenéis más que decirlo!

    Un abrazo!! ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito que proyectos así salgan adelante, y que suerte tiene tu hija de contar con un sitio así para vivir y aprender en su infancia. Eso demuestra que los sueños se pueden conseguir con trabajo y perseverancia. Ojalá todos los niños pudiesen tener un cole así. Un abrazote enorme! Y gracias por tu ofrecimiento, quizá lo necesitemos. Un abrazo!

      Eliminar
  2. En Asturias tenemos la suerte de tener dos coles muy respetuosos, Andolina en Gijón y La Quinta l'Texu en Llanera. Échales un vistazo, te van a gustar! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Hola te invito a que conozcas la escuela de Mura, un pueblo muy cerca de Barcelona... Un proyecto muy interesante, sobre todo porque es pública. http://escolademura.blogspot.com/p/espais-de-lescola.html

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta escuela que propones y por añadir algo (y por de-formación profesional) diría que una zona de desarrollo de fuerza, como por ejemplo un minirocódromo, o una zona con barras a las que subirse, de las que colgarse, etc, completaría a mi entender un colegio en el que el desarrollo és integral y la salud también está presente :)

    ResponderEliminar

Blogging tips