viernes, 12 de junio de 2015

COMO PLANIFICAR LAS PRIMERAS VACACIONES DEL BEBÉ





El verano se acerca ¡Yuhuuuu!, Soy una fan incondicional del verano, es época de diversión, de agua, de calor, de olor a mar, de arena, de ensaladas, de gazpacho, de pelito mojado secando al aire, de viajar, de familia, de amigos, de cenas, de noches en la calle…



Mis dos últimos veranos han sido muy diferentes al resto, hace dos, la estación estival me pilló con un bombo que no me dejaba ni verme los pies, y es que dí a luz un 27 de Agosto, imagínate, seguro que si has tenido a tu peque en verano me entiendes perfectamente, si no, creeme que hay que vivirlo para contarlo…  Y el anterior era mi primer verano con el peque, que tenía apenas un añito, recuedo que gateaba ya a gran velocidad (recorría la casa más rapido que yo)  y estando de vacaciones dió su primer pasito.


¡Como te cambia un hijo los planes, las prioridades, los veranos, lo que te hace feliz, la vida…!




Bueno, ya te puedes olvidar, de tirarte en la toalla  sin más preocupación que echarte cremita y aceite de coco. (Se me acaba de venir a la mente una escena que me ha hecho sonreir; el año pasado en Málaga quedamos en la playa con una amiga de mi hermana que tiene una niña de la misma edad, y tras un rato con los tres peques, de repente me di cuenta de que ni siquiera me había quitado el sujetador que llevaba aun debajo del bikini, con lo que yo era... en fin, jejeje). 




Aun recuerdo el primer día de playa con el peque, ¡¡Qué caos!! Acabé con arena en todos los poros de mi piel, en el pelo, en la boca…  Al peque le dió por traspasar toda la arena de la playa a las toallas y al pelo de su prima. 
Recuerdo que iba detrás de él para que le diese siempre la sombra, porque no se estaba quieto en la sombrilla. (me hubiese llevado incluso la sombrilla conmigo a cuestas, pero la gente me hubiese mirado raro, la típica madre paranoica, vamos). 



Luego hay otra cosa muy curiosa que te perseguirá en todos tus días de playa;
 EL NIÑO CROQUETA Y SU CÍRCULO VICIOSO;  Acabas de echar cremita al peque, y es el momento ideal para rebozarse por arena, aleee, ya tienes una pequeña croquetilla. (Con arena por todo el cuerpo, cara, y pelo...)  “¿Le baño? ¿Le dejo así rebozado?”le baño, pobrecito, como le voy a dejar lleno de arena…” (Además hay un extraño fenómeno,  por el cual todos los niños de alrededor parecen estar limpios, el tuyo es la única croquetilla de la playa ¿Cómo lo harán las demás mamás? )
Total que le bañas, (que sea lo que Dios quiera), "al menos que esté limpito" piensas, (qué ilusa), los lloros se suceden, (el agua de la playa no está a temperatura de la bañera), luego lo envuelves en la toalla, segundos de calma… y.... Vuelta otra vez a las andadas…"¡¡Oh dios mio!! Habría que echar crema otra vez, con el agua se le habrá quitado…" y vuelta a empezar la operación NIÑO CROQUETA. Es un círculo vicioso del que no conseguirás salir hasta que no acaben las vacaciones. Esto es así





El primer día nos pilló desprevenidos, el segundo ya fuímos con juguetes, piscinita… y la cosa fue mucho mejor, pero en vez de bajar a la playa un par de horas, parece que te vas a ir a vivir a la orilla del mar.  

Te dejo algunas pequeñas recomendaciones para tus primeras vacaciones con el bebé (en base a mi dilatada experiencia con un verano a mis espaldas, nótese la ironía):

PREPARA EL VIAJE CON TIEMPO:


DESTINO:


Busca un destino en el que el peque también pueda tener su esparcimiento, con lugares, actividades, restaurantes y alojamientos apropiados para peques. Si pretendes ir a patear monumentos con un bebé de 7 meses posiblemente los monumentos os acaben saliendo por las orejas a vosotros y al peque. Si eliges playa procura que haya planes alternativos para peques ya que no podrás estar de sol a sol en la playa como antes, y si tu destino es la montaña y la naturaleza, prepara pequeña rutas por la naturaleza en horas de poco calor, para que el peque no se canse demasiado y siempre a mano una crema de pantalla total.



ALOJAMIENTO:


 Si es tu primer verano con el peque te recomendaría que busques un aparta-hotel, o un apartamento directamente, más que nada porque será más fácil que os organiceis para el tema de las comidas. Tanto si el bebé toma papillas como si hace Baby led weaning, será más fácil preparar sus comidas frescas en casa tu mism@.  Nosotros, el año pasado preparábamos sus comidas en el apartamento casi todos los días por la mañana y lo llevábamos en una neverita portátil individual para tomar en la playa, o en algún pueblecito  que fuésemos a visitar (y no tener que volver a la hora de la comida al apartamento). En un hotel esto se puede complicar mucho más. No te olvides de preguntar por la opción de cuna, si no practicais colecho. (Truco de andar por casa; Al llegar al apartamento nosotros empujamos la cama de "matrimonio" contra la pared para que no haya peligro de caídas)


COMIDAS:


No me gusta que los niños coman la comida de fuera de casa, no me trasmite seguridad. Prefiero preparar yo algo saludable y llevárselo hecho, pero sí que me gusta que el restaurante al que voy tenga todas las facilidades para que nos sintamos todos cómodos, tronas, espacios amplios, cambiadores, espacios infantiles… Me hace especial ilusión encontrarme sitios así. Así que sería bueno investigar un poco antes qué restaurantes acondicionados te puedes encontrar por la zona.

AGENDA DE VIAJE (también para niños):



 

Cuando voy de viaje no sólo disfruto del propio viaje, si no también de los preparativos (¿Seré un poco friki?), y no me refiero a las maletas (que por cierto, odio hacer), si no a las investigaciones previas del lugar; actividades, costumbres, gastronomía… Yo me hago un planning diario con las cosas que voy a hacer cada día y me organizo el viaje para aprovecharlo al máximo (sí, lo sé, esto es de perfeccionista compulsiva). En mi agenda del verano anterior, me propuse que el peque tuviese todos los días su plan en las vacaciones;  ratito de juegos en la playa, parque temático, actividades… Esto no tiene que ser una cosa estricta, ten en cuenta, que con niños núnca conviene hacer demasiados planes, pero puedes llevar algo más o menos diseñado para tener en cuenta también sus necesidades.
En este post os hablé de las 40 mejores webs de planes con niños por España, podéis buscar allí vuestro destino, elegir la fecha e investigar los planes, restaurantes, alojamientos que están preparados para ir con niños.



CONSULTA EL TIEMPO:

Una de mis manías cuando voy de vacaciones es consultar el tiempo que va a hacer de manera compulsiva los días anteriores al viaje, quizá, este punto lo debería quitar de la lista (posiblemente), pero viene bien ir preparado para lo que te espera.

EQUIPAJE:


Primero preparo la maleta del peque, que es la más complicada. (una vez hecha, la mía ya parece pan comido) Te recomiendo que hagas otra lista con lo que te vas a poner cada día (según escribo  me estoy dando cuenta que hago muchas demasiadas listas para todo… pero funcionan jejeje)
Mete lo imprescindible para tí  porque te aseguro que aun metiendo lo imprescindible llevareis demasiadas cosas, tantas, como si os fueseis a mudar definitivamente a vuestro destino de vacaciones.
Ten en cuenta que habitualmente no sueles meter sombrilla, juguetes de playa, neverita, pañales de agua, pañales normales, toallitas, un pequeño botiquín por si acaso… En fin.
Mejor no dejarlo para última hora, esto es lo peor del viaje (bueno y el propio viaje en sí, aunque he de decir que de manera mágica mi peque se durmió las casi 6 horas de viaje en coche el año pasado. No duerme en casa pero sí en el coche, él es así, totalmente imprevisible.)

TIPS RÁPIDOS:


-A la playa; núnca te olvides de: Una buena sombrilla, protector solar para bebés de protección total, gorrito (no te desanimes si no lo llega a estrenar… jejeje), agua fresca, (procura hidratar mucho al bebé), snacks saludables (yo me lo llevaba en una neverita individual con unas pilas pequeñitas de hielo y se conservaba todo fresquito) y ya si metes algunos juguetes de playa y una piscinita hinchable lo bordas.
Yo doy pecho (por eso no comento nada de bibes)



-A la playa antes de las 12 y después de las 5 

-Para rutas por la montaña mejor una mochila ergonómica y siempre un gorrito para el peque



-Las vacaciones son para saltarse rutinas, pero trata de respetar sus horarios de sueño y comidas en la medida de lo posible.



-Sigue ritmos del peque.

-LLeva un botiquín con todo lo que pueda necesitar el peque; antitermico, suero fisiologico, gasitas, antimosquitos...



-Planes para todos (no sólo para los adultos). Busca planes para niños en el destino vacacional.



-Prepara canciones, picoteos, juguetes pequeños, cosas novedosas para hacer el viaje más ameno



-Viajar mejor de noche



-A la playa en coche (si estáis a pie de playa no es necesario, en cualquier otro caso sí, ya que tendrás que llevar muuuchas cosas) Muy útil las mochilas porta-bebés para que queden los brazos libres (carritos ni pensarlo)


-Muchísima crema de protección total de manera constante a los peques y sombra (en la medida de lo posible)



-Mucha hidratación continua



-Y recuerda… las vacaciones son para disfrutar, ¡que una sombrilla, unos cubos, unas cremas… no te amarguen la existencia!

Posiblemente vuelvas más cansada de lo que fuiste, pero ¿Sabes qué? Ver lo feliz que es tu bebé, sus nuevos descubrimientos en lugares diferentes, vivir experiencias distintas con él… te harán tan feliz que será lo único verdaderamente importante. 

Nosotros este año nos iremos a Málaga, si todo va bien, ya os iré contando con detalle. ¿Tú donde tienes pensado ir? ¿Cómo te organizas para preparar las vacaciones con niños? ¿Cúales son tus imprescindibles en la maleta?  Anímate a comentar, y no te olvides... SI TE HA GUSTADO EL POST COMPÁRTELO



DISFRUTA DEL PRIMER VERANO DE VUESTRA VIDA JUNTOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogging tips