domingo, 31 de enero de 2016

DEJAR DE DECIR "MUY BIEN": razones, y ejemplos prácticos para evitar premios y chantajes



Creo en una educación sin premios, ni castigos.Ya te hablé en el blog de algunas ideas y mótivos para evitar castigos, gritos y amenazas en casa (puedes leer aquí), y me faltaba esta segunda parte: Por qué y cómo evitar todo tipo de premios y chantajes. Así que allá vamos, ¿Estás list@?:

Las madres somos la pera marinera, (y las abuelas ya ni te cuento). Cuando el niño tira su pañal a la basura por primera vez, montamos una fiesta en toda regla. Vamos, que sólo nos falta el gorro de cumpleaños, y las serpentinas... Porque la música sí la ponemos "¡Mi niño es un campeón! ¡Mi niño es un campeón!". Esto, con frecuencia, viene acompañado con un pequeño bailecito...

¡Somos mucho!, me incluyo. Y es que, tenemos tal pasión de madres, que se nos va la pinza mucho, ¡pero mucho!, y ¡Ojo!, que perdemos cualquier sentido del ridículo; Que si se produce alguna pequeña hazaña del niño/a  por la calle, te puedes ver en cualquier lugar abarrotado, en plena hora punta, haciéndo un bailecito de los tuyos, y es que ¡ni te inmutas!

Las madres perdemos la vergüenza por nuestros hijos, eso es así.

Miremos la situación con objetividad. Que sí. Que nuestros niños son unos campeones, y lo sabemos, pero no hace falta que se lo estamos recalcando, y haciéndo fiestas toooodo el día.
Dejemos que valoren su esfuerzo.




Y no sólo eso, también somos unas impacientes insoportables...(Queremos que nuestros hijos se porten como adultos, y sean los primeros en hacerlo todo; en cuánto tarda un mes más en andar que el niño de la vecina, ya entramos en el grupo de facebook de turno; "¡¡¡Ayuda!!! mi niño tiene trece meses y no camina todavía ¿Qué puedo hacer?").

Somos tan impacientes, que intentamos forzar las conductas "positivas" del niño, desnaturalizamos su proceso evolutivo, no le dejamos que aprenda por sí mismo, que razone, que aprenda a pensar, a ver las consecuencias de sus actos.

¡Que levante la mano quien no le haya dicho alguna vez a su hijo.... "Venga, si te acabas rápido la comida, luego salimos al parque"  Hay muchas variantes " Si recoges los juguetes, vamos a jugar con los primos".
 
Y bueno, ya lo de los cuadros en la pared con las pegatinas con caras tristes y contentas, en función de cómo se porte el niño, ya es mucho. ¡Estamos etiquetando cada una de sus conductas!.






¿POR QUÉ EVITAR DECIR "MUY BIEN", PREMIOS, Y CHANTAJES EN CASA?




  • Porque estamos induciendo a los niños a buscar nuestra aprobación en cada paso que dan.
  • Porque impedimos a los niños pensar y razonar por sí mismos.
  • Porque dejan de valorar el esfuerzo, y pasan a valorar el premio.
  • Porque creamos personas dependientes, y adictas en cierto modo a los halagos.
  • Porque impedimos a los niños ver por sí mismos la grandeza en sí misma de sus logros y conductas positivas.
  • Porque interrumpimos la evolución y desarrollo natural del niño.
  • Porque les desconcentramos de su tarea.
  • Y la más importante; porque somos muuuuy pesados  ;)



ALTERNATIVAS AL MUY BIEN


Lo del "muy bien" es complicado. Aunque te lo propongas te sale sólo. Escupes "muy bien" en cada frase. y te quedas tan ancha. Es una especie de tic en el vocabulario, que se nos implanta a las madres, nada más nacer nuestro hijo. Es increíble la cantidad de "muy bien" que podemos llegar a decir al día.

No soy de extremos. Tampoco hay que estar nerviosos, y pendientes de que no se te escape ni un "muy bien"  todo debería ser natural; "¡Vaya! He dicho muy bien, voy a entorpecer el desarrollo de mi hijo".

Hay situaciones que realmente son un auténtico avance y logro para el niño, y no pasa nada por elogiarle y decirle MUY BIEN. A nadie le amarga un dulce.
Imagínate que consigues un premio importante, y nadie te da la enhorabuena, sería un poco chasco ¿Verdad? Lo importante es no estar toooodo el santo día con el "muy bien", para no crear niños dependientes de nuestros halagos y alabanzas.

Ponte en situación: El niño está en la playa haciendo un castillo, cava el agujero "muy bien cariño fenomenal", pone arena en el cubo "muy bieeennnn", hace una montaña "muy bieeennn". Consigue el castillo "muy bieeenn, muy bieeen", esto ya lleva bailecito de regalo y todo.
Aisss... somos pesados, es así. Les interrumpimos, no les dejamos actuar libres, y ver hasta dónde pueden llegar por sí mismos, les condicionamos todo el tiempo, les manipulamos.





Si no decimos MUY BIEN ¿Qué decimos? Aquí tienes algunos ejemplos prácticos para sustituirlo


(¡Ojo! no vale hacer trampas; genial, estupendo, fenomenal, chupi, y demás... es lo mismo que "muy bien"... jejeje):


-NADA: El silencio a veces es muy valioso, deja que el niño acabe su tarea, no le interrumpas. Ponte un esparadrapo, ¡¡¡¡shhhhhh!!!

-SONRÍE: Hay veces que el niño no busca un "MUY BIEN", ni una aprobación, pero sí un gesto cómplice, una sonrisa tranquila, sin hablar, sin decir nada más, le ayuda a saber que estamos ahí, que todo va bien.

-DESCRIBIMOS LO QUE VEMOS: Por ejemplo; "veo que has hecho pis en el orinal", "veo que has recogido todos los juguetes".

-LO CONSEGUISTE: Puedes empezar describiendo lo que ves, o decirlo, sin más. Sobre todo viene bien para evoluciones del niño. Has hecho pipi por primera vez en el orinal ¡LO CONSEGUISTE!

-PREGUNTAMOS CÓMO SE SIENTE: Te has puesto tu sólito el pantalón ¿estás contento? ¿Cómo te sientes?  Estás sonriendo ¿Por qué?

-GRACIAS: Cuando los niños hacen algo por nosotros, se lo agradecemos. Sólo se usa en este caso, no podemos utilizar gracias para todo, porque entonces lo convertimos en un "muy bien" encubierto (No vale; gracias por recoger los juguetes). "Me has traído una mantita ¡Gracias!"

-HABLAMOS SOBRE SU ESFUERZO: "Has dedicado un rato a recoger, y ahora todo está en orden." te has esforzado, ¿verdad?. Has puesto mucho empeño en exprimir este limón ¿Verdad?, has estado muy concentrado limpiando ¿A que sí?

-LE PREGUNTAMOS SOBRE SU ACCIÓN (sobre todo para situaciones en las que el niño acaba un trabajo concreto): "¿De qué color es la torre que has hecho? ¿Por qué decidiste poner esa pieza ahí abajo?  ¿Cómo se te ocurrió esta idea?  ¿Qué ha sido lo más difícil? ¿ Y lo más fácil?  ¿Cómo has aprendido esto? ¿Me enseñas a mi?  ¿Como has mezclado estos ingredientes? "

-LE HABLAMOS DE SUS PROGRESOS: ¿Te das cuenta? Antes no podías ponerte tu sólito los zapatos, y ahora sí 

-TRATAR DE  QUE SE CENTRE EN SU LOGRO (Esto son coletillas que te van a ayudar mucho): ¡Fijate!, ¡Mira!, ¿Te das cuenta?, ¿Has visto?, ¿Te has fijado?, ¿lo has notado?, ¡Vaya!





Si te das cuenta, en casi todas las alternativas al "muy bien", pedimos la interacción del niño; a través de preguntas, o con llamadas de atención. Se trata de que nos responda, que analice, que reflexione. Se trata de ayudarle a razonar, y a valorar sus actos, y logros.




 CHANTAJES Y PREMIOS


Los "MUY BIEN" son premios verbales, pero también jugamos con premios de otro tipo, que producen las mismas consecuencias, incluso más evidentes, que el "muy bien".




"Si te portas bien, luego te compro un helado".  "Si recoges, te pongo los dibujos". "Si le das un beso a tu abuela, te da un dinero...." 
En fin, cientos de chantajes que les hacemos a diario, que automatizan sus conductas, que les impiden valorar su esfuerzo, que hacen a los niños materialistas, egoístas, incluso.
Dejan de valorar sus logros para valorar los premios verbales, o lo que es peor, materiales.
¿Y si no hay premio? Pues es evidente, no hay esfuerzo. Así que entramos en una espiral de la que es difícil salir.

¿Qué hago para mi hijo me obedezca y me haga caso, si no puedo usar premios, ni chantajes?


-Háblale de las consecuencias naturales de sus actos: Hay una delgada línea entre consecuencia natural y castigo o premio, no siempre es fácil encontrar el equilibrio. Es fácil enmascarar castigos o premios en consecuencias naturales. Os hablaré de ello en otro post.
Por ejemplo; ¿Cuál es la consecuencia natural de no recoger los juguetes? Si te supone a tí, recoger durante media hora, y no poder dedicar tiempo a leer un cuento porque luego os tenéis que ir, esa sería la consecuencia natural. El tema es cuando, después, no hay nada que hacer, y el cuento no se lee como castigo. Es una delgada línea, y es fácil cruzarla.
-Deja que se equivoque: Es la mejor manera que tenemos de aprender, siempre que sus actos no supongan peligro, o falta de respeto, deja que se equivoque, que corrija por sí mismo. Es la mejor manera de aprender algo. ¿No crees? 
- Valora el esfuerzo, no el resultado: Si el niño se ha esforzado mucho en recoger, pero las cosas no han quedado bien recogidas, hay que valorar ese esfuerzo. Recalcarlo, háblale de que ves cómo se has esforzado. No le hables de su error. Es mejor que recojas de nuevo cuándo él no te vea, y al día siguiente recojas con él para que se fije cómo lo haces tu.
-Motívale y facilita su autonomía:  Que el niño se sienta útil en casa, en su entorno, en su vida diaria es importante, la actitud que tenemos frente a las cosas, condiciona nuestra predisposición, nuestro estado de ánimo.



UNA REFLEXIÓN FINAL...



Tenemos que tener paciencia, dar tiempo al tiempo. Muchos de esos sobornos y chantajes se producen porque queremos ir rápido, no tenemos paciencia.
Si dedicas tiempo a tu hijo, y le mantienes motivado, si el niño se siente atendido, seguro que empiezas a ver conductas más dóciles. ¡De verdad! ¡Funciona!  

Es complicado poner todas estas pautas en marcha, pero a medida que vas entrenando, lo vas haciendo de forma más natural. Es cuestión de intentar practicar, y cambiar el chip. Al principio te va a costar, pero si te mentalizas, poco a poco, irás viendo como lo consigues.

 

 Si te ha inspirado ¿me echas un cable?


Yo en esto de los premios no suelo tener nada de suerte pero mi hermana y mi marido me han convencido para que no tire la toalla y siga intentando dar más visibilidad a mi trabajo.
Me presento a los premios 20 blogs de 20 minutos en la categoría blogosfera.  Si te apetece apoyar mi esfuerzo para que la educación en nuestro país cambie sólo tienes que dedicar 5 minutillos de tu tiempo a darme tu voto. Así nos ayudamos mutuamente. ¡Es importante para mí! ¿Me ayudarías por faaavor?

Te resumo los tres pasos para votar. Es muy sencillito:

Paso 1. Si no estás inscrito ya, regístrate en 20 minutos pinchando aquí . Rellena estos campos en 1 minutito. (Esto es lo más "rollo", pero no se tarda nada. No te van a mandar publi ni nada, no te preocupes)

Paso 2. Confirma el correo que te han enviado en tu bandeja de entrada. Si no lo encuentras busca en la carpeta de correo no deseado.
Pincha en el botón verde que pone VOTAR A ESTE BLOG (las estrellitas de arriba no tienen nada que ver)




Los resultados de este esfuerzo, en tu hijo, no los vas a ver de hoy para mañana, el resultado será una semillita que germinará a lo largo de los años. PERO MERECERÁ LA PENA

SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO POR FA
 

 Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter, pinterest. Y ahora, también, en instagram, 
y canal de YOU TUBE















jueves, 28 de enero de 2016

SENDERISMO CON NIÑOS: LOS 8 CONSEJOS BÁSICOS


Siempre te hablo en el blog de la importancia de salir a la naturaleza con los niños. Que los peques tengan contacto semanalmente con la naturaleza es muy importante.
En la naturaleza los niños descubren el mundo, exploran, curiosean, se manchan, corren, gritan, tocan, escuchan, son libres...



En la naturaleza aflora la esencia de los niños
¡Estoy muy contenta!, hoy inauguramos nueva sección en el blog. Bueno, es una prueba, en realidad. Todo dependerá del feedback que me déis, si os interesa el tema;  HABRÁ NUEVA SECCIÓN. (Así que, espero tus comentarios ;))

Había pensado, como nombre para la nueva sección; "senderismo con tu peque".  Pero, luego, al repensar su contenido me dí cuenta de que también podría estar bien hablar de camping en familia (te hablé de algunos consejos básicos para ir de camping con niños, hace un tiempecito, puedes verlo aquí), juegos, actividades en la naturaleza para los niños... así que, para abarcar más temas, la sección se llamara:

 NATURALEZA CON TU PEQUE


Ahora visualiza un domingo cualquiera: te levantas, desayunáis, enciendes la tele, pones los dibujos. El niño/a  pasa una o dos horitas sentado, salís a dar un paseo, volvéis, coméis, el niño/a duerme la siesta, se levanta, juega, ve un rato la tele, coge tu móvil, curiosea por el ordenador de papá... Y a dormir.

Ahora, un domingo en la naturaleza: El niño lleva días pensando en la excursión, prepara su mochila emocionado, salís, salta charcos, explora, vive un aventura que recordará durante meses, coméis al aire libre,  el niño está tan emocionado que ni duerme la siesta, ve por primera vez una lagartija,  pregunta, se interesa, toca, corre, vive... ¡Y a dormir!.




Ya te he dicho esta frase en más ocasiones, pero creo que es tan revelodara....

Cuando pienso en los mejores momentos de mi vida, casualmente, no me viene a la mente ninguno frente al televisor.
Por cierto, puedes ver aquí, un montón de ideas para evitar la tele en niños.
Hoy, para inaugurar esta sección, te voy a hablar de:


Senderismo con niños

Consejos básicos para disfrutar a tope de la experiencia. 




1. PREPARADOS SEGÚN LA EDAD DEL NIÑO: 


 Si el niño no camina empezaremos con mochilas ergonómicas en paseos cortos y relajados. Uno llevará al niño, y el otro todo lo necesario (alimento, bebida, ropa de respuesto, pañales, toallitas, una gorrita, protección solar...). Más adelante, cuando dan sus primeros pasitos, pero no están listos para un paseo como tal, nos podemos pasar a las mochilas portabebés, (Aquí tienes una guía muy completa para elegir mochila).  EDITO: Me han llegado opiniones negativas y muy encontradas, sobre este tipo de mochilas. Os enlazo otro post que es muy interesante de brazos y abrazos. 
También te comento que he recibido buenas impresiones de la mochila TULA para portear a niños un poquito más mayores en la naturaleza.

A partir de los dos años y medio o tres (depende del niño), ya están listos para hacer alguna pequeña ruta fácil.
Nosotros solemos llevar la mochi (tenemos una manduca) o un pouch, que no ocupa nada, para poder cargarlo más cómodamente, si se cansa en un momento dado, ya es un poco grandecito, pero te sacan de un apuro, y ciertamente, una mochi o un pouch, no ocupan ni pesan, nada de nada).



¿Qué llevar para niños a partir de 2 años y medio o tres años? Calzado adecuado, protección solar, es imprescindible llevar ropa de repuesto porque los niños corren mil aventuras y se pueden mojar. Muy importante llevar calcetines y zapatillas de recambio, gorra, algo de comer y beber, y un pequeño neceser para curas.


2.ESTUDIA LA RUTA, LAS CIRCUNSTANCIAS, EL TIEMPO: 


Es importante que, además, de lo necesario lleves muy bien preparado el itinerario, con una ruta adecuada al numero de personas, posibilidades... Estudia bien el terreno, el tiempo que va  hacer (lleva ropa acorde), las distancias, si hay lugares de sombra, lugares para jugar, descansar, como acortar la ruta en un momento dado...
Hay rutas que son más recomendables para determinadas epocas del año, infórmate de cuándo es el mejor momento para hacerla.  Investiga en Internet experiencias de otras familias.





3. CREA EXPECTATIVA, PREPARAR JUNTOS LA EXCURSIÓN:


 Esto es clave, para que el niño recuerde el día durante mucho tiempo. Crear una expectativa, hablar sobre la excursión los días previos, ver alguna foto de la zona que vamos a visitar, contarle al peque alguna curiosidad, sobre el lugar, que estimule su interés, preparar juntos la mochila de la excursión.

 

4. EL NIÑO PARTICIPA COMO UNO MÁS:


 Para que el niño se sienta parte de la aventura, hay que tratarlo como a un igual, confiar en él. Deja que se prepare su pequeño kit de explorador, y lo lleve él mismo (otro día te daré ideas sobre qué meter en él), que se encargue de los prismáticos, el mapa, puede tomar decisiones sobre qué camino seguir, buscar piedras, señales... Se trata de que se sienta parte del grupo, que se motive.




5. INFÓRMATE, ENSÉÑALES, CREA HISTORIAS: 


Que la excursión no sea un peñazo, y se convierta, de verdad, en una auténtica aventura va a depender de cómo la enfoques. Infórmate del lugar que vais a visitar, fijate en los detalles en los que se fijan los niños, hablales de... "qué son esas flores", "¡¡vaya!! aquí hay una huella, quizá sea de un jabalí ¿habeis visto alguna vez alguno?", "este montículo es una casita para un topo", "las hojas están verdes porque reciben sol..." Trata de hacer el camino algo apasionante que les motive, puedes crear historias, juegos. Por ejemplo: "vamos a ver quién  encuentra... ¡¡una piña!!".


 


6. SIGUE SU RITMO, NO TENGAS PRISA, PARAROS A JUGAR, Y DISFRUTAR: 


Al final se trata de eso, de disfrutar, así que en la naturaleza, no hay prisas, no te marques unos kilometros a realizar, se trata de que los niños lo pasen bien, si te relajas, ellos también se relajarán, y todos disfrutaréis.
Busca zonas en el itinerario apropiadas para descansar cuando los niños lo requieran, para comer, para jugar todo el rato que quieran; praderas con hojas secas, playas, zonas de río, columpios naturales, zonas naturales divertidas, donde los niños puedan pararse, y simplemente disfrutar, jugar...


Si el niño se cansa, y hay que finalizar la excursión antes de tiempo. NO PASA NADA. Ten paciencia. Sigue al niño.


7. DEJA QUE EXPLORE, JUEGA, CONTÁGIATE: 


Esto es muy típico, si eres mamá lo dirás sí o sí alguna vez en tu vida; "no toques ahí que te manchas", "no pises ese charco..." "¡Cuidado, no te subas ahí!". Hay que tener mil ojos, estar super atentos, evitar cualquier peligro (siempre velar por su seguridad), pero seamos realistas, muchas madres somos paranoicas (me incluyo a veces). Los niños van a la naturaleza a disfrutar, si se manchan no pasa nada. Dicen que el grado de suciedad de un niño, es directamente proporcional a su grado de diversión. Deja que juegue con el barro, que pise ese charco, que suba a ese árbol, que tire piedras al río. Déjale ser niño.  (Ah!! Lleva ropa adecuada, y repuestos...jejeje)



8. CUIDA LA NATURALEZA, DA EJEMPLO: 


Los niños son auténticas esponjas. Es importante que aprendan a respetar el entorno, a valorar el mundo que les rodea, van a fijarse en cada detalle que hagamos. Por eso, es importante que cuides la naturaleza, respetes a los animales, no ensucies, recojas los desperdicios de comida, les hables de los peligros de los incendios...







La naturaleza es fundamental para los peques, hay que salir, y respirar. Vivir en contacto con el mundo, conectar con la naturaleza...  ¿Has oído hablar del trastorno por deficit de naturaleza? Puedes leer un artículo interesante sobre el tema aquí. La primavera pasada ya hablamos de ello en el blog, y os propuse el #retopequesynaturaleza. Puedes ver cómo hicimos el reto aquí. ¡Fue genial!
Así que tienes un fin de semana por delante, no pongas excusas, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. No hace falta que vayas lejos, sal a la naturaleza.




¡FELIZ FIN DE SEMANA! Nosotros mañana ¡nos vamos a Madrid!, a la GALA de entrega de los PREMIOS MADRESFERA. Ya te conté que hemos sido blog finalista en la categoría de EDUCACIÓN. Estoy muy emocionada, sinceramente, no me lo puedo ni creer. Es mi primer evento bloguero, ¡Madre mía! ¡Qué nervios! Para mí ya es un orgullo poder asistir como invitada y finalista. GRACIAS A TODOS LOS QUE ME VOTASTEIS UNA VEZ MÁS. Os mantendré informados en facebook del resultado, ¡¡prometido!!



SI TE HA GUSTADO EL POST

COMPÁRTELO POR FI




Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter y pinterest

miércoles, 27 de enero de 2016

COCINAS MONTESSORI: ambientes preparados, y las ideas más inspiradoras




Hace unas semanas ya, que me decidí a crear el grupo de facebook #cocinacontupeque para ir compartiéndo recetas sencillas para cocinar con niños, trucos, utensilios de cocina adaptados a los peques, ambientes de cocina preparados para formentar la autonomía de los niños en la alimentación...

Hoy te quiero hablar de esto último. Una cocina adaptada y preparada para que los niños puedan desenvolverse sin peligros, y de forma autónoma en ella.



Todos los niños deberían tener una cocina adaptada y segura a su alcance en casa.
Ojalá en cada cole hubiese también una,  y los peques tuviesen la oportunidad de acercarse a ella. ¿No crees?

Una cocina en los colegios debería ser algo mucho más prioritario que el aula de informática

En la cocina se aprende, se estimulan los sentidos, se desarrolla la motricidad fina y gruesa, la creatividad, la concentración, la memoria visual, el razonamiento...



Alimentarnos es algo tan primario que no entiendo cómo puede haber niños de 15 años que saben hacer raíces cuadradas, pero no saben freír un huevo. ¡Es cómo empezar la casa por el tejado!

Aprender a cocinar, y a comer bien desde niños, es algo que nuestra salud nos agradecerá toda la vida. 


He recopilado los mejores ambientes preparados de cocina que he encontrado por la red, para que te sirvan de inspiración para hacer algunos cambios y mejoras en tu cocina.

Si quieres saber todo lo necesario para empezar a cocinar con niños, (utensilios adaptados, trucos, libros e ideas), te recomiendo que eches un vistazo a este post.

En este otro, te dejé algunos tips para cocinar con niños y no morir en el intento.


Los 10 tips que considero imprescindibles para un buen ambiente preparado en la cocina para los niños son:

1-Peligros fuera del alcance de los niños (Cuchillos etc arriba, o cajones con seguridad)
2-Kit de limpieza a la vista, y alcance de los niños
3-Herramientas reales de cocina adaptadas, a su altura
4-Orden en las herramientas que ponemos a su disposición para cocinar, y en la cocina en general
5-Cajón con todo lo necesario para que el niño pueda poner la mesa
6-Zona de comida, bebida y snacks saludables al alcance del niño
7-Zona de mesita a su altura
8-Patrón de colores para identificar ingredientes básicos
9-Torre de aprendizaje, escalón, o algo que les permita subir y bajar de forma autónoma, y que, a poder ser, sea lo suficientemente ligero como para que lo muevan por sí mismos
10-Normas básicas y claras de seguridad y uso de la cocina 


Vamos allá, ahora con las ideas de ambientes preparados en la cocina. Son fotos que he encontrado navegando por la red. Debajo de cada foto encuentras las fuentes de su procedencia.


Crear una estación para el niño. Si tienes espacio suficiente para poner unas estanterías bajas, o un pequeño mueble, con el menaje del peque esta idea es genial. Observa que hay tres vasos, tres platos... En los coles Montessori, los peques encuentran  la cantidad precisa de platos, vasos, servilletas... que necesitan para poner la mesa. Es una forma más de facilitarles autonomía, y que los niños no tengan que estar pendientes de pedir platos, o vasos a los adultos. Todo siempre colocado en su sitio, cada cosa tiene su lugar, con un orden escrupoloso.

http://www.naturalbeachliving.com/2015/01/montessori-practical-life-chore-chart.html


  Si tienes despensa en casa, también puedes adaptar la parte de abajo al niño. Con snacks saludables, herramientas, su menaje de cocina...
Trata de que los snacks que estén a su alcance estén listos para consumir por el niño; la fruta lavada, botes que sepa abrir el niño.
Para ello, lo mejor es  entrenar, previamente,con ejercicios de vida práctica, para superar todas estas dificultades de forma individual. (Abrir y cerrar botes, colocar una tapadera, doblar los trapos de cocina... ) así cuando se enfrente a ello, lo tendrá todo controlado.


http://howwemontessori.typepad.com/how-we-montessori/2011/07/food-preparation-area.html


http://howwemontessori.typepad.com/how-we-montessori/2011/07/food-preparation-area.html


Este ambiente es de los mejores que he encontrado por la red. No me digas que este grifo para que el peque se sirva agua no es lo más. En la tienda "CASA" los ví hace tiempo muy parecidos.



http://howwemontessori.typepad.com/how-we-montessori/2011/07/food-preparation-area.html


¿Ves lo que te comentaba? Orden absoluto, ambientes nada recargados. Que le permitan al niño establecer un orden en su mente.
 
http://belleandbeaumontessori.blogspot.com.au/2015/03/beaus-montessori-kitchen-shelf.html

 Puedes dedicar un estante a snacks, y otro a utensilios y herramientas de cocina.  Si vas a ponerle cereales, galletas... que son complejas de abrir y sacar, compra algunos tupper (de apertura fácil), e id reponiendo a medida que se vayan agotando.


http://www.aneverydaystory.com/2012/09/05/montessori-practical-life-kitchen-set-up-for-preschoolers-and-toddlers/




Dejar la balda más baja del frigorifica para sus cosas. Así el niño puede coger sus cosas, llevando un escalón.



http://www.aneverydaystory.com/2012/09/05/montessori-practical-life-kitchen-set-up-for-preschoolers-and-toddlers/


Aprovecha cualquier espacio, por ejemplo aquí ves cómo utilizan la parte interior de una puerta para colgar el mandil del peque.


http://www.aneverydaystory.com/2012/09/05/montessori-practical-life-kitchen-set-up-for-preschoolers-and-toddlers/


Piensa como ganar espacio, y redistribuye tu cocina para acoplar, y preparar su zona al niño

https://threeoaksblog.wordpress.com/2011/07/09/kitchen-organization-part-3-es-space/


Si no tienes mucho espacio, piensa en muebles multifuncionales. Este mueble vale como zona de trabajo para el niño, tiene almacenaje, vale como mesa....Además, han aprovechado la parte lateral para colgar un pequeño kit de limpieza.


http://themontessorichildathome.blogspot.com.es/2013/11/a-space-to-work-in-kitchen.html


Destina una zona a organizar sus instrumentos de limpieza;  Algunos trapos, un cepillo... Lo ideal es empezar a practicar con cepillos sin mango (de mano), unos trapos de cocina, un bote con agua en spray para limpiar...
http://www.apartmenttherapy.com/montessori-at-home-roundup-167971

Puedes poner un par de estanterías, que siempre valen para todo. Este ambiente del blog Eten von mars me ha encantado. La unica pega que le veo es que la zona de limpieza está demasiado alta para el niño.
Las estanterias se pueden mover, y usar como zona de trabajo para el niño. Esto es algo que me gusta mucho, si hay posibilidad de espacio. Así el niño se puede mover y desenvolver mucho mejor, sin necesidad de andar subiendo y bajando para tareas como; cortar, machacar, remover, pelar...





http://athomewithmontessori.ca/2013/04/10/at-home-with-montessori-weekly-meetup-montessori-it-really-does-work/

Otra opción es usar cajones para organizar el espacio del peque. Esta es la opción que tenemos nosotros en casa, por la distribución de nuestra cocina.

http://www.howwemontessori.com

Y por último, aunque depende del espacio que se tenga en casa, si es posible, creo que lo ideal es tener una mesa adaptada a la altura del peque. No para que haga las comidas ahí, pero, así el niño puede elegir cuándo sentarse en su mesa, a comer algo, a beber un zumo...
Sentarse  a pelar una mondarina... Merendar, o almorzar algo a media mañana (cosa que los adultos no solemos hacer, pero los peques sí).


http://www.hellowonderful.co/post/MONTESSORI-HOME-TOOLS-FOR-YOUNG-CHILDREN


¿Y NOSOTROS...?

Y nuestro ambiente preparado en la cocina...

Tenemos los ingredientes básicos identificados por colores, y algunas recetas que repetimos con frecuencia se las tenemos preparadas de esta forma, para que le sea más fácil seguirlas.



Como te comenté antes su zona está distribuida en una cajonera, que es bastante amplia. En la parte de arriba tiene sus utensilios de cocina. Los tiene ordenados según la función que desempeñan.



En la parte de abajo tiene sus snacks saludables, y bebida.
Aunque no cocina solito, a veces, sí que se prepara algo para picar él solito. Se pela un platano, se bebe un zumo...
El peque es alérgico al huevo, así que, esta es una solución, que, además, nos viene genial, para evitar alimentos prohibidos, aunque parece que en casa nos hemos hecho todos alérgicos...jejeje, (hace meses que no pruebo un huevo.)

Nuestra cocina es diáfana, y está integrada en el salón. Tenemos esa suerte, así que todo fluye mucho más. La mesa de centro del salón es una gran mesa envejecida de madera y hierro que el peque usa para todo, hasta para sentarse a almorzar, o merendar, incluso, a veces, tiramos unos cojines en el suelo, y cenamos allí todos juntos.






También tiene a su alcance lo necesario para recoger estropicios. Mucho mejor que vocear, castigar, o estar todo el día con el NO en la boca, es invitarles a que participen en recoger los estropicios que hacen.
Es la manera de que se den cuenta de las consecuencias de sus actos. (Si quieres más trucos para evitar castigos puedes echar un vistazo a este post ).





Detalles de orden, con tanta insignificancia para nosotros, como que todos los trapos estén doblados de la misma forma, y para el mismo lado, para los niños son fundamentales en su aprendizaje.





Por último, como seguro que, ahora, ya estás a tope de inspiración para preparar el ambiente en la cocina para tu peque, te dejo un recopilatorio de ideas de mobiliario adaptado para los niños en el ambiente de la cocina. 
Son productos de woomo, ikea y Mamielo. Debajo de cada foto, te indico la tienda de dónde es el producto (y no, no me llevo comisión de ninguna...jejeje).




¿Cómo es el ambiente preparado para el niño en vuestra cocina? ¿Se te ocurre alguna solución más para fomentar la autonomía del niño en la cocina?




SI TE HA GUSTADO EL POST
COMPÁRTELO POR FI


Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, twitter, y pinterest

Blogging tips