martes, 29 de septiembre de 2015

CÓMO MONTESSORIZAR UN AULA PÚBLICA CON 13 PAUTAS ASEQUIBLES





Estoy cansada de oir que Montessori es un método elitísta, al que sólo unos pocos tienen acceso y un poco harta de las quejas que no aportan nada.

Soy de las personas que cree que entre todos podemos
conseguir lo que nos propongamos. Vengaa...que pasito a pasito se anda el camino.

Yo soy sólo una mamá con ilusión porque su hijo crezca con ganas e interés por aprender, y que disfrute de la esencia de ser niño, pero...
...Quiero demostrarte que es posible llevar Montessori a la educación pública de forma asequible.

Si puedo aportar algo de inspiración a algún profe, y que un aula pública haga algún cambio, para mí ya será el mayor de los logros. Desde luego, creo que un profe, de manera aislada, lo tiene complicado (que no imposible) para "montessorizar"  un aula. Pero es cuestión de aunar fuerzas con los demás profes del centro. Exponer tus ideas, convencer, explicar...  ¡Probar!. 
ENTRE TODOS SÍ QUE SE PUEDEN CONSEGUIR GRANDES CAMBIOS, lo más importante es que haya voluntad.

Hace un tiempo, Aguamarina, del blog "De mi casa al mundo" publicó un post que se viralizó en poco tiempo: Hay esperanza, la educación pública puede cambiar: 40 escuelas públicas basadas en pedagogías alternativas. 
 Si eres profe, y estás decidido a contribuir a este cambio, quizá puedas contactar con alguna de estas escuelas e intentar que te echen un cable. Quizá una visita de los profes a uno de estos proyectos convenza al profesorado para empezar a hacer las cosas de otro modo.

Si eres padre o madre, tranquil@;  Una buena educación Montessori de calidad no es elitista, puedes empezar por aplicar en casa su filosofía (que es completamente gratis... ;)):
Te dejo tres artículos para que tengas una visión general del método Montessori y sepas por donde empezar a aplicar el método Montessori en casa.




13 PAUTAS ASEQUIBLES PARA MONTESSORIZAR UN AULA PÚBLICA DE PRIMARIA:

 

1-REDISTRIBUYE EL ESPACIO:


¿Cómo están distribuidos tus alumnos?
Cuando pienso en una clase de primaria me vienen a la mente los pupitres colocados de forma individual, por filas, mirando hacia adelante.



En la escuela pública las aulas suelen estar colocadas siempre al revés de lo que es natural para el niño.  Los niños de infantil, normalmente, quieren explorar y conocer el mundo individualmente, cada uno sigue su ritmo. Sin embargo, en las aúlas públicas suelen estar colocados en grupo. Al revés de lo que sucede con los alumnos de primaria, donde ya hay una necesidad de sociabilizar, de poner en común.
Fomentar un trabajo cooperativo, aprender a tomar decisiones en un grupo, a gestionar unas tareas, a repartir trabajo es una enseñanza taaan valiosa, que simplemente la redistribución del espacio dará al aula otro sentido.
Montessoriza tu aula reorganizando los pupitres, puedes colocarlos en grupos de 6 por ejemplo.
¿Has pensado que quizá sería buena idea que tu mesa de profe estuviese en el centro del aula?  Con los alumnos, y no por delante de ellos. Puedes dar a tu mesa otro usos. Por ejemplo; para colocar material práctico sobre el tema que estéis tratando en clase. Muévete por el aula, observa, analiza en qué se fijan los alumnos, qué les interesa. Cuando estén trabajando trata de interrumpir lo menos posible.

Este es un ejemplo maravilloso de un aúla pública montessorizada en gran parte. La foto es de la web aprender con amor, que nos habla de una experiencia real Montessori en un aula pública.


Fuente: www.aprenderconamor.com

2. TRATA A LOS NIÑOS CON AMOR Y RESPETO:


Seguramente ya lo haces, pero siempre se puede mejorar. No cuesta nada recibir a cada niño de manera cordial y personal. Saludar a cada niño cuando entra y preguntar qué tal esta. Despedirnos de la misma manera. 
Es algo que, puede parecer una tontería, pero te ayudará a estar más cerca de ellos, cada uno se sentirá importante, darás al niño el protagonismo que merece. El niño es el auténtico protagonista del aula, no el profe. Si tenemos esto en cuenta iremos bien encaminados.



3-DA CALIDEZ AL AULA:


Sitúa  varias plantas naturales en el aula e invita a los niños a que las cuiden ellos mismos. Un buen ejercicio sería que ellos participen desde el principio en el plantado de las plantas.  Que se involucren, desde el principio, en su cuidado.



¿Conoces la cuerda de la belleza?  Te hablé de ella aquí. Es un recurso genial, también para un aula de primaria. Sería una forma de dar belleza al aula y de rotar distintas temáticas. Continentes, montañas, lagos, playas, volcanes... Cualquier temática que sea de interés y bella para los niños.



Puedes poner un banquito alargado a la puerta del aula y que los niños puedan cambiarse y ponerse un calzado más cómodo, para que se sientan como en casa.

No hace falte que recargues el aula llena de murales, recortables, colores.... NO. Eso no hace más que distraer, sobreestimular... Y es justo lo que NO queremos.
La belleza del aula está en cómo funciona, lo que se aprende en ella, los cuentos, los materiales...

No tengas miedo a un aula sencilla, natural, desnuda... Los niños y los materiales ya le aportan suficiente color.
  

4-INTRODUCE LA MESA DE LA PAZ PARA RESOLVER CONFLICTOS EN EL AULA:


Deja un rinconcito reservado, si es posible, al lado de una ventana, para poner un pequeña mesita con un par de sillas. Esa será la mesa de la paz.  En esta mesa los niños puedan ir a resolver sus conflictos de manera pacífica. Invíta a los niños a sentarse allí cuando estén cabreados, molestos y coloca en ella algunos elementos de relajación atractivos; como piedras pintadas, un árbol musical con canicas...
En la mesa de la paz los niños hablarán de cómo se sienten, y qué proponen para solucionar el conflicto. Siempre respetando el turno de palabra, que podemos marcar con un reloj de arena.
A la mesa de la paz se acudirá de manera voluntaria. Pueden participar a la hora de instalarla y les explicaremos cómo se usa. Si quieres saber un poquito más de la mesa de la paz y de cómo usarla puedes leer este artículo del blog de JAISA EDUCATIVOS, escrito por BEI de tigriteando.


Fuente: iheartmontessori.wordpress.com

5-UNA PEQUEÑA ZONA DE VIDA PRÁCTICA:


No hace falta tener una super aula  (seguramente que ya lo estás poniendo como excusa en tu mente, pues noooo, no hace falta). Bastará con crear unas estanterías con unos almuerzos saludables (una cesta con manzanas, pan para hacerse un sandwich, algunos cereales..).
 Pon a su disposición algunos platos y vasos, unas jarras con agua y deja que los niños tengan la libertad de levantarse a almorzar algo. (Pon menaje real, confía en los peques).

fuente: www.livingmontessorinow.com

Además en otra balda colocaremos todo lo necesario para la limpieza y el cuidado del aula (sprays con agua y jabón, regaderas para las plantas...)
En unos colgadores a su altura pondremos cepillos, fregonas, trapos,...Para que los niños puedan recoger sus cosas.


Puedes poner en un cesto algunos tapetes y manteles para que trabajen sobre ellos cuando usen material manipulativo. Así se acostumbrarán a recoger el material común. El mantel además delimita la actividad.


Dedica un cuarto de hora al final de la jornada a recoger y limpiar el espacio y que los niños dejen el aula a punto para el día siguiente.


6-AL SERVICIO EN CUALQUIER MOMENTO SIN PEDIR PERMISO:


Los niños no tienen que pedir permiso para ir al baño, ni levantar la mano. Pueden levantarse e ir sin necesidad de que toda la clase lo sepa, y sin necesidad de pedir permiso. Puedes crear algún sistema informativo que te indique que el peque va al baño, por seguridad.
Por ejemplo, el niño puede levantarse y coger una piedra azul a la que destinaremos un lugar específico de la clase, (por ejemplo en una cesta),  y dejarla encima de su pupitre indicando que ha ido al servicio. De este modo los peques respetarán el turno, irán de uno en uno... y tendrán la autonomía de hacerlo cuando quieran.


7-IMPARTE  UN TALLER A LOS PADRES DEL MÉTODO MONTESSORI:


Será más facil la implicación de los padres (taaan necesaria) si estos participan de un taller Montessori. Antes de montessorizar el aula informa a los padres. Enséñales cómo llevar el Método Montessori a sus casas. Muéstrales vídeos de cómo es la filosofía Montessori, de cómo funciona un aula Montessori. Enseñales los materiales manipulativos,  cómo se presentan, que características tienen que reunir estos materiales, de qué alternativas de materiales DIY pueden fabricarse...
Lo mejor es dar un taller con ideas prácticas, sencillas, que lleguen fácilmente a las familias, enseña que Montessori en una casa pequeña también es posible 


Fuente: www.montessori-palau.net

Puedes hablar de tus razones para amar el método Montessori y deja que se contagien de la magia. Estoy segura de que cuando conozcan el Método muchos padres se implicarán activamente para ayudarte  a instaurarlo en el aula, y de paso, habrás hecho una gran labor de difusión.
¿Te imaginas que cada profe impartiese un taller Montessori a todas las familias de su aula?
Además, estar cerca de los padres también te ayudará a comprender a los niños.


8-BUSCA MATERIALES MANIPULATIVOS:


Cuando trates un tema busca materiales manipulativos relacionados. Puedes situar los materiales en el medio de la clase (en lo que era la mesa del profesor que ahora hemos situado en el medio) para que los niños se acerquen, toquen, investiguen... Los materiales estarán a disposición de los niños. Los niños tendrán libre acceso a ellos. Podrán llevarlos a sus mesas.

Establece algunas reglas básicas para tratar el material;

-Devolver un material a su sitio antes de sacar otro. 
-Cuidado y respeto por el material.

Muchos materiales los puedes hacer de manera casera. Sólo es cuestión de imaginación.  Si te sobra espacio en clase, puedes colocar algunas estanterías a su altura donde los materiales irán rotando (si no hay espacio para todos simultaneamente)
Por ejemplo, si vais a tratar los accidentes geográficos puedes hacerlos tu mism@ con una bandeja y algunas piedras o arena...
Pide ayuda a los papis; seguro que hay más de un VOLUNTARIO dispuesto a echar una mano, sobre todo después de que conozcan lo que es el Método Montessori.
Es verdad que los materiales Montessori son caros. Pero los coles pueden ir haciendo poquito a poco un esfuerzo en ir consiguiendo materiales.

¿Y si en vez de gastar 300/400 Euros anuales en libros de texto todos los años los invirtiésemos en materiales manipulativos de calidad para nuestros niños?
 ¿¿Acaso las matemáticas cambian tanto de un año para otro...?? 

Si no sabes donde comprar material, o necesitas inspiración para materiales DIY, o formación... Te propongo que eches un vistazo al DIRECTORIO MONTESSORINO tienes excusa.
Tienes todas las tiendas Montessori clasificadas, blogs donde puedes encontrar inspiración, grupos de facebook para resolver dudas, referencias de formación....


9-CUENTOS Y LIBROS SOBRE EL TEMA A TRATAR EN CLASE:


Puedes situar un par de balditas en la pared alargadas y dedicar una de ellas a rotar cuentos y libros sobre el tema que vayáis a tratar en clase, para que los niños puedan abrir los libros, investigar, leer sobre el tema...
En la otra puedes poner libros y cuentos atractivos para los peques que generen interés sobre otras materias, otros temas...
Aquí  puedes ver a qué tipo libros y cuentos me refiero.




Puedes sacar libros de la biblio, o invitar a los niños a que traigan los libros que tengan en casa sobre el tema, o que busquen en la biblio.


10-DEJA QUE LOS NIÑOS PROPONGAN QUÉ QUIEREN APRENDER:


El orden de factores no altera el producto, puedes dar voz y voto a tus alumnos y que vayan decidiendo qué tema les interesaría aprender. No se va a acabar el mundo por no seguir el orden estricto del libro.
Hay mucho que ganar y poco perder...
¿Qué puedes ganar? Interés, motivación, atención, curiosidad de los alumnos...
Estoy pensando en algo que pudieses perder pero no se me ocurre nada ahora mismo. ;)


11-FOMENTA EL TRABAJO COOPERATIVO:


Deja que los niños formen sus equipos y que investiguen sobre lo que les apetezca LIBREMENTE..
No tengas miedo de darles esa libertad, puedes empezar con una hora a la semana, e ir incrementando el tiempo de trabajo en equipo a medida que veas sus progresos, si te piden ayuda dásela, facilítales herramientas para que avancen con su aprendizaje.  Motiva, ayuda cuando te lo pidan, fomenta su curiosidad... No interrumpas innecesariamente.
Seguro que el trabajo cooperativo tiene más frutos de lo que piensas.
Anota sobré qué tema quiere trabajar cada grupo y deja que sean ellos los que decidan a quién le quieren enseñar lo que han aprendido.

 

12-LIMITES CLAROS, AUTODISCIPLINA, Y SUPRIME LA FIGURA AUTORITARIA:


Establece unos límites y normas básicas del aula: Respeto por el aula, los materiales, los compañeros y uno mismo. Cuando un niño se esté saltando los límites puedes acercarte a él y explicarle tranquilamente lo que está pasando y qué consecuencias tiene para los demás. Propón alternativas y deja que sea el niño el que te diga como va a enmendar su error.
Trata a los niños siempre con respeto, no alces la voz en clase, no grites, ni te alteres. Evita los castigos y los premios en el aula. 
En la medida de lo posible, evita la competitividad entre los niños, y decir notas en voz alta


13-ELIMINA LOS DEBERES OBLIGATORIOS:

Los niños son niños, no lo olvidemos. Con las horas que dedican al día a aprender en el colegio debería bastar. Un niño no puede pasarse 9/10 horas al día dedicado a aprender, y hacerlo con interés. Hacer de manera aplicada sus deberes, repasar para un examen, quedar con otros niños para hacer un trabajo que les ha mandado un profesor, hacer tres ejercicios de matemáticas, hacer un resumen de conocimiento del medio.... NO.
Y rotundamente NO.  NO a los deberes. Es normal que los niños pierdan el interés en aprender. Lo raro sería que no lo perdieran. ¿No crees?
Si el niño quiere seguir investigando o leyendo sobre un tema del cole que le interese en casa, no hay problema, pero que salga de manera voluntaria de él.
Que las tardes las dedique a jugar, a correr...
¡¡OJO!! No estoy a favor en absoluto de que el niño se pase la tarde viendo la tele. La educación empieza en casa, y los padres somos los principales responsables de ella.
Como dice Cristina, del blog  Montessori en casa:El cambio empieza en tu familia.



Para que algo cambie en la educación pública de nuestros país los primeros que tenemos que cambiar somos nosotros.






Antes de terminar te recomiendo que eches un vistazo a este interesante artículo sobre Montessori en la escuela pública de "Familias en ruta"




Para acabar, te dejo algunas citas de María Montessori, que a mí personalmente me han hecho reflexionar como madre:


  • Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo.


  • Una prueba de lo acertado de la intervención educativa es la felicidad del niño.


  • Descubrimos que la educación no es algo que hace el maestro, si no que es un proceso natural que se desarrolla espontáneamente en el ser humano.


  • La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: Ahora mis alumnos trabajan como si yo no existiera.


  • Cada niño es único y necesita una libertad para crecer y explorar el mundo porque sólo de esta forma estaremos educando a los futuros hombres.







 MONTESSORI NECESITA PUBLICIDAD Y DIFUSIÓN.
AYÚDAME A QUE LLEGUE A TODOS
COMPARTE ESTE POST



¿Qué ideas se te ocurren a ti para montessorizar un aula pública de primaria?



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, pinterest y twitter

lunes, 28 de septiembre de 2015

DUDAS FRECUENTES SOBRE LACTANCIA: ENTREVISTA A MACA RUIZ (Asesora de lactancia)

 

 

 

DUDAS FRECUENTES SOBRE LACTANCIA: ENTREVISTA A MACA RUIZ (ASESORA DE LACTANCIA)



Hoy os traigo al blog la visión de una asesora de lactancia sobre algunos temas que causan dudas y hasta yagas en la lactancia; crisis de crecimiento, sensación de falta de leche materna, continuos despertares nocturnos del bebé para mamar, agitación del amamantamiento, lactancia prolongada y el momento del destete.

Macarena Ruíz es asesora de lactancia y se ha formado como doula, también es mamá y blogger. Hace una gran labor de asesoramiento  y gestión con su grupo de facebook: ASESORAS DE LACTANCIA ONLINE, donde casi 13.000 mamás plantean y resuelven dudas sobre lactancia materna a diario.


Macarena escribe un blog, es una fiel defensora de la lactancia materna, de la crianza consciente y respetuosa:



Bueno, hechas las presentaciones, os dejo con Macarena:


  • -¿Cual es tu misión como asesora de lactancia y doula?
Cómo doula no ejerzo. Llevo unos años formándome pero no he llegado a dar el paso.
Como asesora de lactancia, nuestra misión es ayudar a las mamás que acudan a nosotras con cualquier problema que tengan en su lactancia. Normalmente son problemas físicos pero también hay una parte emocional que no debemos olvidar, porque es la más importante, y de la que menos se habla.
  •   -¿Cómo te sentiste  con  la caza de brujas mediática, de hace unos meses, hacia las doulas?
Pues desprotegida. Aunque como digo, no ejerzo, sentí que se ridiculiza, se insulta, incluso se criminaliza a la doula.
Si hay algo que está a la orden del día en nuestra sociedad es la total desinformación. Nos creemos con derecho a opinar y juzgar de cualquier tema sabiendo sólo unas pocas cosas, que es posible que ni siquiera sean verdad.


  •  -¿En qué puede ayudar una doula a una mujer que va a ser mamá?
Resumiendo; en la parte emocional (que no sentimental, eso es rol de la familia) y en la parte logística. De hecho, la doula presta ayuda a toda la familia, no sólo a la madre, y también al personal sanitario que vaya a asistir el parto. Creo que la doula es una figura que sostiene y mantiene el ambiente idóneo en el parto. Como dice Jill Bergman, la doula debe proteger el trinomio mamá-papá-bebé.


  •  -Qué palabras les dirías a las mamás que tienen claro, antes de nacer su bebé, que no van a amamantar
Pues nada. Yo brindo ayuda y apoyo a la mamá que me lo pida, pero no me meto ni intento cambiar las decisiones de nadie.


  •   -Una de las cosas que preocupa mucho a las mamás los primeros meses de vida es saber que tienen suficiente leche, ¿Cómo estar tranquila si el bebé demanda y demanda y no se siente satisfecho?

Casi siempre la sensación de leche insuficiente es falsa.
Sólo hay unos pocos casos, y son cuando hay alguna enfermedad o factor físico de por medio, pero como digo, son los menos.
Si el bebé aumenta de peso correctamente, es que todo funciona bien.
Y en el caso que no, hay que buscar qué está fallando y solucionarlo.


  •   -¿Qué consejo darías a las mamás con bebes de menos de 6 meses que están pensando en empezar a "suplementar" con biberón?

Si todo va bien, no hace falta suplementar nunca. Y si hay que suplementar necesariamente, lo ideal es hacerlo con leche materna y sin biberones de por medio.
  • -Las crisis de crecimiento son periodos en los que el bebé cambia su demanda habitual y su patrón de tomas por completo ¿Cómo afrontar estas crisis para que no nos hagan tirar la toalla en la lactancia?

Pues con mucha paciencia, teniendo en mente siempre que son sólo unos días y que todo volverá a la normalidad, y sobretodo con mucha información, porque en estas etapas somos más susceptibles de hacer caso a consejos que no favorezcan la continuidad de la lactancia.
  •   -Sobre las tomas nocturnas. Hay bebés con continuos despertares que demandan la teta por la noche prácticamente cada hora. Creo que este es uno de los principales mótivos que hace a las mamás plantearse el destete. Desde tu punto de vista ¿Dirías que los bebés destetados pasan a descansar mejor? ¿Qué consejo les darías a estas mamás trasnochadoras?

Es muy normal la demanda en la noche, de hecho, la prolactina aumenta en la noche. Las cosas pasan porque la naturaleza es sabia, y debemos hacer caso a nuestros bebés.
Intentar que duerman del tirón y que no coman de noche va en contra de su biología, nacemos así programados, y hasta varios años después nuestro sistema del sueño no cambia, por lo que forzar a los bebés a dormir como adultos es una crueldad.

El destete no hace que duerman mejor. De hecho, dormirán igual pero probablemente le costará más tiempo retomar el sueño que cuando era amamantado, pues la leche materna contiene sustancias que ayudan a conciliar el sueño.

  • -La presión del entorno muchas veces nos puede. A partir del año ya nos empiezan a mirar "raro" cuando damos la teta al bebé, y ni te cuento si lo hacemos en público ¿Cómo afrontar estas situaciones con un bebé "mayor"? ¿Les hacemos entender que la teta se toma en casa? ¿Es mejor enfrentarnos al mundo y hacer oídos sordos?  Esta pregunta me la sigo haciendo a mí misma. Sobre todo porque no me gustaría que mi bebé sintiese por opiniones ajenas que tomar teta NO es algo natural.
Mi hija tiene 4 años y sigue tomando el pecho. Apenas pide ya en público así que es algo que nos ahorramos.
Esto es una opción personal, porque yo sé que científica, biológica y emocionalmente estoy haciendo lo correcto, pero es muy difícil convencer a los demás. En 5 minutos en la calle es muy complicado hacer entender a una persona que no estás loca por dar el pecho a un niño "mayor".
Cada una elige si quiere librar esas batallas o no.
Hay madres que sienten que al no dar el pecho en público están faltando a sus "ideas". Pero es comprensible porque al fin y al cabo se trata de nuestros hijos, y queremos protegerlos.


  •   -Agitación del amamantamiento ¿Qué es? ¿Cómo afrontarlo? ¿Este sería el momento para plantearnos el destete?
La agitación es un estado en el que la madre siente rechazo al amamantar
Normalmente, suele darse en situaciones concretas: niño de varios años, embarazo, lactancia en tándem...
Afrontarlo, siempre, siempre con ayuda. Contar con un experto en lactancia en estos casos es fundamental.
No hay que plantearse el destete porque no significa que se quiera destetar. Simplemente hay determinados momentos en los que no quieres dar el pecho.
  •   -Y ya que hablamos de destete, cuando la mami siente que es el momento y no puede más ¿Cómo planteamos al bebé un destete respetuoso sin que suponga un trauma para él y para nosotras?
Hay muchas teorías: no ofrecer, no negar, método padre, contar hasta 10,20,30.... Si el peque entiende...
Depende mucho de la edad.
Si sigue siendo lactante se deben ir sustituyendo tomas de pecho por biberón, con paciencia, porque a la mayoría de los bebés que sólo toman pecho les cuesta adaptarse a la tetina del bibe.
Si es más mayor, hay que dar dosis extra de mimos para que, poco a poco, se desligue de esa parte emocional que proporciona dar el pecho. Hay que tenerlo muy en mente porque para los peques es difícil.

  •   -NO OFRECER, NO NEGAR... Se supone que son las reglas de oro para el destete respetuoso y estoy de acuerdo, pero ¿y cuando no funcionan? ¿Cuando no hay ningún avance por donde debemos tirar?
Esta técnica es leeeeeennnnta. De años incluso...jejeje
A ver, un destete siempre es un sufrimiento para un niño, tenemos que tenerlo en cuenta. Podemos ir retirando tomas, explicándole que ya se hace mayor, que la teta está cansada...etc. 

No es lo que hagas, sino cómo lo hagas para que el peque esté apoyado y acompañado en el proceso. Es importante no enfadarse con él cuando no hay avances.

  •   -Destete en bebés de alta demanda ¿Hay algún truco? ¿Algún consejo que darías a las mamás que ya no pueden más y quieren destetar?
En estos casos el no ofrecer no negar es aún más ideal. Pero si no se puede esperar, hay que hacer lo mismo pero con dosis mega extra de cariño.
De todas formas, cabe resaltar que el destetar no hace que un bebé demande menos, sea, o no, de alta demanda.
Tenemos que pensar que la demanda será la misma, y planificar de qué manera vamos a cubrirla ahora que no podemos echar mano de la teta.




Estas son las respuestas de Macarena Ruíz a algunas de las dudas más frecuentes en la lactancia materna.

Muchas gracias a Macarena por participar en PEQUEfelicidad desinteresadamente.

Recuerda que puedes encontrarla en su perfil de facebook. --->  Maca Ruíz 





¿Qué pregunta le harías a Maca?


Si te ha gustado el post COMPARTELO POR FA


Puedes seguir el día a día con mi peque en mi perfil de facebook, twitter y pinterest.

viernes, 25 de septiembre de 2015

TODO LO QUE QUIERES SABER SOBRE RABIETAS EN BEBÉS DE ALTA DEMANDA








Niños de alta demanda... aghhh, como me disgusta poner etiquetas a mi peque, pero qué útil fue para mí la dichosa etiquetita.

Comprender que a mi peque no le pasaba nada, que no había ninguna circunstancia externa que le inquietara, me hizo afrontar la maternidad de otra forma, más relajada, más serena... Mi hijo es así, es intenso en todo, demandante, explosivo, activo, curioso... Está en su forma de ser. Me puedo relajar y centrarme en conocernos, aprender a entendernos, ahora sé que no tengo de qué preocuparme. Si quieres saber todo lo que he aprendido de mi bebé de alta demanda puedes echar un vistazo aquí

Dicho esto, podría decir que en los bebés de alta demanda las rabietas vienen de serie. Cuando mi niño tenía 3 o 4 meses lloraba y lloraba porque estaba cansado y le costaba dormirse, porque le irritaba una aglomeración, porque tenía calor, o no, o qué se yo...  En fin, que cualquier circunstancia era mótivo de un numerito que ríete tú de los gritos de psicosis.

¿Acaso eso no es una rabieta en toda regla?

Un día tras otro de rabietas por la más mínima circunstancia, creeme, es agotador. Cualquier situación se puede convertir en un cataclismo brutal; montar en el coche, despertarnos, poner una cazadora...
Esto crea una situación de tensión constante en uno mismo que hay que aprender a sobrellevar.

Algo que a mí personalmente me ha ayudado


Utilizar técnicas de relajación: Yoga, meditación, música relajante... Cualquier técnica que te ayude a tener paz interior  será útil para afrontar un día de rabietas desde el respeto, sin alterarte, sin que te acaben haciendo perder la paciencia.  A veces, dedicar 5 a 10 minutos al día a relajarnos, a conectar... son suficientes.

Y si, finalmente, acabas perdiendo la paciencia y un día gritas a tu bebé, y pierdes los nervios, támpoco es como para que te des con un látigo. Sí, señores, las madres somos así. No queremos ser madres, queremos ser perfectas, y nos olvidamos de que también somos humanas. Aprende de tus errores y trata de corregirlos, pero no te martirices por ellos.

Yo diría que, en los bebés de alta demanda, no es que las rabietas empiecen un poco antes de lo normal (hacia los dos años), ¡nooooo!, si no que vienen implícitas con el bebé desde que nace. Si acaso, diría que hacia los dos años se elevan a la décima potencia.
Cualquier circunstancia es motivo de rabieta. Lo que cambia es la manera de gestionarlas a medida que el bebé crece.
Pero amiga, ¡tranquila! Aunque son bebés intensos, inquietos, rabietosos... También son bebés con una alegría y una energía que rezuma por todos los poros de su piel. Y eso es lo que te va a dar energía para afrontarlo.


Con el paso del tiempo tu bebé de alta demanda te convertirá en una mamá de alta oferta 




¿Y sabes qué? Ahora ya estás lista para cualquier cosa. Puedes comerte el mundo si lo deseas. Porque va a aflorar la leona que hay en tí, ahora puedes con todo (Y lo sabes. Como diría Julio Iglesias)

¿Por qué se desencadenan las rabietas?

Sueño, frustración, querer tener algo que no puede, celos... Las rabietas se pueden desencadenar por muchos motivos. En los bebés de alta demanda muchas rabietas se desencadenan como llamada de atención, ("¡¡ehh!! mamá que estoy aquí, préstame atención") son bebés que "demandan" mucho, necesitan contacto, seguridad, atención constante. Si les dedicas TIEMPO DE CALIDAD conseguirás minimizarlas.
El peque está aprendiendo a gestionar sus emociones, a expresarse...  Nosotros debemos ayudarle y acompañarle en ese proceso.  Aunque no veamos un resultado palpable, a largo plazo,  le estaremos dando las herramientas necesarias para gestionar sus emociones y tener una respuesta sana y dócil a las dificultades que se le presentan en el día a día.

Aquí te dejo todas las pautas para minimizar y gestionar las rabietas. Esto es lo que me ha servido a mi, super mamá de alta oferta con experiencia ampliamente avalada de dos años de rabietas:

GESTIÓN RESPETUOSA DE RABIETAS EN BEBÉS DE ALTA DEMANDA DE 0 A 18 MESES:

Evidentemente, no puedo entrar a razonar con un bebé de 5 meses, pero sí puedo establecer un diálogo sencillo con un niño de dos años, así que estos son los consejos que aplicaría para gestionar rabietas de bebés hasta 18 meses.

Más vale prevenir: 

Si sabes que determinadas circunstancias siempre desembocan en una rabieta, trata de evitarlas en la medida de lo posible. Por ejemplo; Si sabes que cuando hay aglomeraciones el bebé se agobia y empieza una rabieta, evítalas.

 

Entorno tranquilo y de respeto:

Si el bebé presencia gritos, muchas discusiones a diario... Ese desasosiego irá calando poquito a poco en él, y tendrá más tendencia a reponder ante cualquier circunstancia de forma alterada


Establece rutinas diarias: 

 Los niños de alta demanda necesitan tener una seguridad en su día a día, porque los cambios y las transiciones son mucho mayor mótivo de irritabilidad. Saber qué viene después creará un hábito y evitará rabietas.
Si, todos los días después del baño, hay un masaje relajante probablemente sea más fácil sacarlo de la bañera sin que se desencadene una rabieta monumental.


No te saltes ni un sueñito: 

En los bebés de alta demanda el tema del sueño es especialmente conflictivo. Un bebé con sueño se pone irritable, un bebé de alta demanda con sueño se pone imposible. (Si te ha salido una sonrisilla, eso es que eres una mamá de alta oferta...)
El sueño es algo que les afecta muchísimo, así que es especialmente importante que el peque duerma todas sus horas, siestas, mañanadas... Lo que necesite para estar tranquilo.


Sí a la teta:

La teta es un remedio infalible, y más, cuando estamos hablando de un bebé con el que no podemos entrar a razonar o negociar. Si está en plena rabieta y le ofreces un poco de pechete. Es como decirle "tranquilo mamá esta aquí para consolarte, ¿quieres venir a relajarte aquí?". Es muy probable que en cuanto oiga la palabra teta, se encienda una bombillita en el peque, y se enganchará de inmediato, (¡¡tachaaannn!! magia). Es en ese momento cuando llega el silencio, la tranquilidad, los suspiros... Todo está bien... mamá está aquí.

 Distraer; cambiar totalmente de ambiente, de situación: 

Vamos con un ejemplo concreto:
 Puede que la rabieta se haya desencadenado porque quería un vaso de bebida de otra persona. Nos podemos apartar un poco de la situación y hablarle de un cuadro que hay en la pared y de lo bonito que es, por ejemplo. A mi eso me funciona genial para apaciguar la explosividad. Poco a poco, cuando el peque ya está calmado, hablo con él sobre la situación que ocasionó la rabieta, pero ya de forma calmada.
He de decir que esta táctica no siempre es viable, porque a veces el peque se tira al suelo y no puedo cambiar de situación, ni distraer.

Actitud tranquila y firme:

 Un bebé de 9 meses no va a entender que no se puede comer una pintura de dedos porque es peligroso. Lo primero hubiese sido prevenir (dar una pintura comestible), pero si la rabieta no se pudiese prevenir, lo mejor es quitarle el peligro de manera firme y tranquila, distraer con otra cosa con una actitud de calma, validar su sentimiento (se que estás enfadado), y ofrecer amor y cariño, (abrazos, teta, mimos, besos, canciones...) Cuando calme le podremos explicar que es peligroso llevar pintura a la boca. Aunque no lo entienda ahora,  algo interiorizará para el futuro.


Respeta su rabieta, valida sus sentimientos y muéstrate comprensiva:

 Los bebés de alta demanda tienen mucha energía, mucha intensidad en su ser, y necesitan canalizarla de alguna manera. Muchas veces la canalizan a través de una rabieta, porque todavía no saben gestionar sus sentimientos. Si el bebé no atiende a la teta, ni quiere abrazos... Lo mejor es estar a su lado para acompañarle, darle tiempo para que la rabieta vaya pasando, respetar sus sentimientos, y validarlos con nuestras palabras y gestos.
En los bebés el lenguaje no verbal es más comprensible, puede bastar con abrir los brazos para mostrarle que estás ahí para darle un abrazo. Mirarle a los ojos...

Conviértete en una hippie mami:

 Vamos a ver.. Si el bebé no quiere ponerse la chaqueta, que no se la pooonga. Cuando salga a la calle y tenga frío probablemente no te va a poner impedimentos. Si quiere ir a la calle con un cazo de la cocina, pues que vaya, ¿Qué importa? Hay que aprender a relativizar lo que es importante y lo que no.


Pide ayuda:

 En algunos momentos, especialmente en dias complicados, de  rabietas muy sucesivas, (va a haber muchos) vas a necesitar ayuda. ¡La vas a necesitar!, no somos super woman, no somos de piedra, y son situaciones que acaban afectando y derrumbando a cualquiera. Pide ayuda, delega, deja que el papá, la abuela... se acerquen a calmarlo y acompañarlo cuando no te veas capaz de hacerlo de forma serena.


No te enfades, no grites, no pegues:

Procura no entrar en la espiral. Sólo provocarás más rabietas, más confusión, miedo, imposición... Es difícil salir de esa espiral. Si comprendes que detrás de cada rabieta hay una necesidad, y que en gran parte de ocasiones se trata de una necesidad de afecto y de tiempo quizá te ayude a enfocarlas de otra manera. No puedes decir a tu hijo que no grite GRITANDO ¿Qué clase de ejemplo le queremos dar?
 Siempre digo que los gritos producen efecto inmediato, pero, a largo plazo, estamos creando un pequeño tirano, que acabará gritando para conseguir lo que quiere porque es lo que ha visto en casa.



No negativices sus conductas, evita el NO en la medida de lo posible:

 No hay cosa que enfade y fruste más a un niño que oir la palabra NO. En los bebés, que aún no pueden entrar a razonar, lo mejor es tener un ambiente y entorno adaptado. Para evitar estar todo el día con el NO en la boca, ya que por más que les expliques no entienden de peligros.


Delega otras obligaciones y dedica todo el tiempo posible a tu peque:

Sabes de buena tinta que un bebé de alta demanda te absorve el 80%  99% del día. No quieras poder con todo. El peque te va a demandar mucho y tu debes estar preparada para dárselo, sobre todo el primer año y medio de vida.  (10 minutos para una duchita serán unas mini vacaciones).  Evitarás muchas rabietas si asumes esto y delegas algunas obligaciones secundarias en otros; la casa, la comida,... Pide ayuda. Y dedica TIEMPO DE CALIDAD al peque. No vale estar sin estar, hay que estar y entregarse.



GESTIÓN RESPETUOSA DE RABIETAS EN BEBÉS DE ALTA DEMANDA A PARTIR DE 18 MESES: (diferencias en la gestión con bebés más pequeños)



Puedes aplicar todos los puntos del apartado anterior, pero añadiría algunos consejillos especialmente importantes para peques a partir de 18 meses ¿Qué se puede modificar?


Primero te voy a dar algunos tips especialmente importantes para  prevenir, que es lo primero en lo que tenemos que incidir:

 Ambiente preparado adaptado al niño:

Puede que este punto te resulte raro, pero es fundamental. Para PREVENIR  lo mejor es facilitar, en la medida de lo posible, un ambiente en el que el niño se pueda mover seguro y de forma autónoma (en el aseo, en el sueño, en la comida...).
Crear un ambiente donde  los peligros estén fuera de su alcance,  y donde no tengamos que estar todo el día detrás con  el NO en la boca.
Esto es fundamental a partir de los 12-18 meses; cuando el peque se suelta a andar y tiene más acceso a toda la casa, que recorre igual que un Rayito.
Con un ambiente adecuado que fomente la autonomía del pequeño y un clima de respeto en casa el pequeño se sentirá más motivado. Evitarás estar todo el día con el NO en la boca y la temida espiral de rabietas.


Los relojes no son buenos compañeros de los bebés de alta demanda: 

 El niño de alta demanda es muy curioso, muy activo, explosivo. Si en esa actividad normal, tratas de saltarte pasos, de correr, y no sigues el ritmo del niño probablemente aparezca la rabieta.
Procura ir siempre con tiempo, sin prisas...  Si sabes que cuando sale a la calle, le gusta pararse a ver un escaparate de juguetes, o a tocar una flor...  No pararte va a desencadenar una rabieta SEGURO.
 Ten paciencia y poca naaada de prisa.

Se firme y coherente con los límites que establezcas:

 Hay algunos límites básicos que debemos poner en nuestra crianza; sobre todo los que comprometan su seguridad, la seguridad de los demás, y el respeto por su entorno.
 No se pega, Hay que respetar a los animales, a las personas... Cuidar de las cosas y el entorno que nos rodea.  Esos podrían ser algunos límites. 
 Esas actitudes se tienen que cortar de raíz, desplazando al niño de la situación a otro lugar seguro, aunque esté en plena rabieta. No lo haremos enfadados, pero sí de forma firme y segura.
Siempre vamos a acompañar al niño en la rabieta para evitar que en su explosividad pueda lastimarse a él o a los demás.  Núnca le dejamos sólo en plena rabieta.

Hay que trasmitir esos límites de forma tranquila, segura y relajada (No dejes que aflore mamá monstruo). 

Para que el peque aprenda a tener una actitud cuerda y razonable, tiene que tener un ejemplo en el que mirarse.
Si uno de los límites es "el cajón de los cubiertos no se toca" esa regla tiene que imperar siempre. Con límites coherentes y razonables daremos coherencia y seguridad al niño.
No puede ser que cuando tu estés delante abra el cajón, sin decirle nada, y cuando lo abra sin tu supervisión le digas que "el cajón no se abre".
O bien, no estas enunciando el límite correctamente; "el cajón de los cubiertos no se toca sin supervisión", o bien, estas siendo incoherente con el límite.
Es probable que el niño entre en una rabieta. "Ayer pude abrir el cajón y hoy no" .


Nos movemos, corremos, descargamos adrenalina:


Un bebé de alta demanda, como cualquier otro, necesita actividad, pero el niño de alta demanda, tiene, incluso, mayor necesidad. Un niño AD es todo energía, explosividad, fuerza... Hay que canalizar toda esa adrenalina de alguna manera. Salir a la naturaleza es una buena idea, correr, saltar, gritar incluso... En definitiva se trata de desfogar toda la energía contenida para que no se canalice en forma de rabieta.  







El diálogo, el razonamiento, la conversación... 
 Pueden utilizarse ya para gestionar las rabietas con peques a partir de 18 meses:

Sí a la teta, pero hay vida más allá de la teta:

 La teta va a seguir siendo un aliado perfecto para calmar una rabieta, (no lo dudes). Pero poquito a poco podemos ir sustituyendo la teta por mimos, achuchones... Se trata de que el peque vaya comprendiendo que puede sentirse seguro con nosotros. Le apoyamos, y tiene otros refugios y consuelos.


Dialogar de forma sencilla, tranquila y pausada con el niño: 

 El lenguaje no verbal seguirá siendo importante.  Pero, además, ya podemos entablar sencillas conversaciones con el peque. Podemos negociar, preguntar, responder..
Ante una rabieta:
1-Valida sus sentimientos; "entiendo que estés enfadado"
2-Plantea una alternativa al motivo de su enfado;
 Por ejemplo, si se desencadena una rabieta porque el niño no quiere salir de la bañera "¿Qué te parece si salimos de la bañera y mamá te da unos mimos y te canta una canción?".
 Es muy probable que a esta primera pregunta te conteste que no.  Has metido en la frase "salir de la bañera"... así que la respuesta es "NO"
Podemos volver a preguntarlo de otra forma "¿De verdad que no quieres que te cante una canción?" Es probable que la respuesta ahora sea afirmativa. 
3-Si no funciona, quizá,  puedas utilizar la táctica de distraer, "mira que dibujo tan chulo hay en la toalla" ¿Quieres venir con mamá y lo vemos mejor? 
La cuestión es tratar de que haya comunicación, diálogo... Con la pregunta captas, de cierto modo, su atención, y la desvías del foco de conflicto.

Lo demás es cuestión de respirar, paciencia, amor y cariño.


No negativizar conductas y nunca generalizar malos comportamientos: 

Vamos a poner un ejemplo concreto, que parece que se entiende mejor.
Si el niño entra en una rabieta porque no quiere compartir un juguete: Nunca debemos decirle que es egoísta. El niño NO es egoísta. En un momento puntual no ha querido compartir, lo cual no quiere decir que sea egoísta.  
Estas negativizando una conducta puntual del niño, le estamos etiquetando. Si nosotros le etiquetamos, él también se va a auto-etiquetar, (con la frustración que ello supone).
Es muy probable, que en otra situación similar en el futuro responda de la misma forma.  Se va a enfadar y enrabietar de nuevo porque no va a querer compartir. (Es un niño egoísta; mamá se lo ha dicho). Con lo cual ooootra rabieta al canto.



Ante una espiral de rabietas cambia de aires y dedicaros un ratito a solas:

 Si estáis en casa sal a un parque. Si estás con más gente en un recinto cerrado, ausentaros; puedes ir fuera, estar un rato con el peque, jugar a algo, darle unos mimos, darle un poco de pecho, cantar una canción de los dos. Que sienta que a pesar de la aglomeración mamá está ahí, y que tienes tiempo para él. Los bebés de alta demanda,  lo son precisamente porque demandan mucho de nosotros, no sólo teta, si no atención, contacto, cariño...






¿De qué manera gestionas las rabietas de tu peque de alta demanda? Tienes alguna táctica que te funcione bien. Cuentamelo en los comentarios





SI TE HA GUSTADO EL POST COMPÁRTELO POR FI


Si quieres seguir el día a día con mi peque, puedes hacerlo desde mi perfil de facebook, twitter y pinterest












miércoles, 23 de septiembre de 2015

FABRICAMOS UNA LÁMPARA CASERA DE LAVA







¡Que sí! que la ciencia también es divertida, y tenemos que dar una oportunidad a los niños para que se acerquen a las maravillas de la ciencia.
Hoy os voy a hablar de otro de los experimentos científicos caseros que hemos hecho y que al peque le encanta. Si quierer algunos consejos para "ciencear" con peques en casa, puedes ver las reglas de oro para que un experimento tenga éxito aquí.
¿Tiempo que vas a tardar en preparar el experimento? 2 minutos escasos, ¡¡y el resultado es taaaan chulo!!


Se trata de fabricar una lámpara de lava.



¿Qué vas a  necesitar?

-Agua 
-Aceite de girasol
-Colorante alimentario
-Una pastilla efervescente (o muchas, si quieres que el efecto dure más)






Presta atención porque es muuuy fácil. 
Vertemos en un recipiente alargado transparente un poquito de agua.


A continuación le echamos colorante alimentario. Para que el efecto sea de "lava"; vamos a echar colorante rojo.  Unas gotitas bastarán. Removemos para que el agua quede bien mezclada.


Ahora, vamos a echar el aceite (la proporción es dos partes de aceite y una de agua).







Ya está, dejamos que quede reposado. Lo primero que vamos a ver es que, al tener los líquidos diferentes densidades, se crean dos capas, quedando el aceite arriba.

Ahora viene lo mágico, echamos la pastilla efervescente, y ¡¡¡tachaaaan!!! ¡¡¡Una lámpara de lava!!!
Las burbujas empiezan a emerger, se crea una especie de remolino chulísimo. El resultado del experimento es muy mágico. A Rayito le llamó mucho la atención. Nosotros gastamos un montón de pastillas efervescentes que teníamos en una caja pasada de fecha.  "Otra, otra mamáaa...."

La pastilla efervescente crea un gas, que forma burbujas que suben hacia arriba con un poco de colorante, haciendo el efecto de la lava, cuando la burbuja llega arriba el gas se escapa, entonces "la lava" vuelve hacia abajo.



En este vídeo puedes ver como lo hicimos y cómo funciona la lámpara de lava.

video



¿Quieres hacer el experimento aún más chulo? 

UTILIZA LA MESA DE LUZ

Busca tres recipientes transparentes iguales, en cada uno puedes echar el colorante de un color diferente;  rojo, azul y verde.
Los pondremos encima de la mesa de luz, las lámparas de lava brillan con sus colores.

Truco: Utiliza goma eva negra para cubrir la mesa de luz y recorta tres circulos en ella, que serán las bases de los recipientes para que sólo se vea el brillo de las propias lámparas.

Recuerda: Cuando vayas a hacer este tipo de experimentos en la mesa de luz pon un film transparente para protegerla de posibles derrames e imprevistos.



¿Te animas a hacer una lámpara casera de lava? ¿Qué te ha parecido el experimento?



SI TE HA GUSTADO EL POST COMPÁRTELO POR FA.



Si quieres saber más sobre el día a día con mi peque puedes seguirme en facebook, pinterest, y twitter

lunes, 21 de septiembre de 2015

Reto #elveranodemivida: EL RESULTADO FINAL






Bueno, pues ya se acabó. Decimos adios al verano, y decimos adios al reto #elveranodemivida.
 ¿El balance? Un verano espectacular, lleno de trabajo, pero lleno también de esfuerzo por disfrutar cada segundo con el peque, Esa era la intención, no dejar pasar los días en balde.




¿Hemos conseguido el reto? Nos han quedado 14 puntos por tachar en la lista, aunque hemos hecho muchas cositas que no estaban en la lista; hemos hecho experimentos caseros científicos, hemos cocinado mucho, hemos montado en barco por primera vez, en teleférico, hemos visitado muchos museos, hemos trasnochado, hemos visto la luna casi todas las noches...



Estoy super satisfecha con el reto, con el grupo de facebook; He visto como todos esos peques iban tachando puntos, y a todas las mamás contentas con ver esas primeras experiencias con sus peques. Así que no ha podido ser más positivo.

No siempre es fácil dedicar tiempo de calidad a los peques, y más con los horarios laborales que tenemos. Esto demuestra que si queremos; podemos. Nosotros apenas hemos tenido una semanita  de descanso, y trabajamos los dos a jornada completa. 
Me duele en el alma no tener más tiempo, perderme cosas... Pero estas son nuestras circunstancias. 
 
El blog, la casa, hacer la compra, dedicar tiempo al peque... A veces, tengo la sensación de que no voy a poder con todo, de que voy a explotar. No todo siempre es color de rosa, pero siempre trato de trasmitir y de quedarme con lo positivo.  
La pequefelicidad, muchas veces, está ahí, pero no sabemos que la tenemos delante. Hay que aprender a apreciarla, a dejar de anhelar el pasado, y a disfrutar más el hoy. La vida es ahora, y pasa taaan rápido como un verano.
Poco a poco, mejor o peor, lo vamos sacando adelante.
Hoy, al preparar el post y buscar todas las fotos del verano, me he dado cuenta de que sí que se puede, de que al final lo que cuenta es querer. Ha sido un verano genial. Ha sido #elveranodemivida  


Estas son las actividades que hemos conseguido tachar  de la lista del reto #elveranodemivida, a lo largo de tooodo el verano.





¿CÚANTAS ACTIVIDADES LOGRARÁS TACHAR DE LA LISTA?

76   


1-Comer un helado


2-Cenar al aire libre



3-Jugar con piedras



4- hacer una guerra de agua


5-Ver una noche estrellada tumbados sobre el césped



6- Jugar con hielo de colores



7- Hacer una montaña en la arena




8-Enterrar nuestro cuerpo en la arena con la cabeza al aire



9-Ir de acampada



10-Bañarnos en un río (de inmediato me vienen a la mente las típicas sandalias cangrejeras...jeje)



11-Coger pececitos pequeños en un caldero, observarlos, para luego liberarlos de nuevo


12-Hacer helados caseros



13-Jugar a los bolos
14-Ir a un cine al aire libre
15-Visitar un parque de atracciones




16-Hacer arte con la naturaleza, estampaciones con hojas, flores...






17-Escuchar y observar los pájaros


18-Examinar hojas y bichitos con un microscopio en detalle



19Pintar con tizas en el suelo


20-Recoger conchitas y piedritas chulas (son tesoros de verano inigualables)


21-Hacer un rincón de verano en casa (nos pueden servir los tesoros del punto 20) Puedes ver cómo lo hicimos aquí



22-Volar una cometa



23-Escalar un árbol


24-Ir a una estación de tren y ver los trenes



25-Hacer una guerra de cosquillas


26-Ver unos títeres/marionetas/teatro callejero



27-Bailar descalzos sobre la hierba con la música a toda pastilla


28-Contruir algo con materiales reciclados





29-Hacer una pequeña ruta de senderismo



30-Hacer un pintacaras
31-Bailar juntos la canción del verano (y lo que se tercie, la vida es un baile)


32-Hacer un circuíto para coches



33- Jugar con una cocinita en el exterior a hacer comiditas (con agua, tierra, piedras... 
ingredientes a elegir)



34-Trasvasar líquidos de colores de unos recipientes a otros para ver las mezclas de colores


35-Hacer la croqueta por el cesped o por la arena


36- Buscar cangrejos



37-Pintar un mural con el cuerpo



38-Saltar las olas del mar



39-Mojarse y saltar en el agua de unos aspersores
40-Hacer brochetas de frutas




41-Hacer música con cacharros de cocina



42-Sacar pipas de un girasol
43-Madrugar mucho y ver una puesta de sol abrazaditos



44-Cocinar nubes con un palito en una hoguera
45- Organizar un taller medioambiental casero donde podamos conocer las hojas, los bichitos



46-Jugar a pescar objetos en un balde con agua



47-Experimentar y jugar con globos de agua



48- Saltar en un hinchable/cama elástica hasta que nos quedemos sin fuerzas


49-Hacer pan
50-Nadar juntos en la piscina



51-Salir con la bici/triciclo... por los caminos de tierra



52-Pintar piedras y hacer un mandala



53-Construir una casita con telas y palos en el jardín/campo...
54- Hacer granizada de limón casera


55-Organizar una pequeña gymkana sencilla con pequeñas pruebas por el campo




 56- Hacer juntos una macedonia de frutas


57-Sumergir la cabeza dentro del agua en el mar  (no tengo otra foto del momento)
58- Lavar el coche con la manguera y jabón
59- Experimentar en una mesa sensorial con arena, conchas, agua...



60-Montar juntos a caballo



61-Preparar juntos un gazpacho
62- Jugar al escondite


63- Hacer una guerra de cosquillas (repe) 
64-Aprender a hacer chingoletas
65-Merendar viendo el aterdecer


66- Salir a dar un paseo en buscar de flores y hacer un jarroncito con las flores frescas



67- Ir a un parque a dar de comer a los patos/ palomas



68-Jugar a la goma
69- Hacer un ambientador casero con plantas aromáticas, lavanda, hierbabuena... o lo que encontremos
70- Saltar sobre la cama descalzos



71- Ir a un mercado local y comprar alimentos frescos



72- Contar historias bajo las estrellas



73- Ir a un museo




74- Visitar un paraje natural con animales (o un zoo)




75- Fabricar pompas gigantes con jabón



76-Hacer una cata de helados de distintos sabores
77-Pintar con agua



78- Fabricar y experimentar con arena lunar



79-Tumbarnos sobre el cesped y jugar a encontrar formas y figuras en las nubes


80- Plantar/cuidar una planta



81-Fabricar un regalo (hecho en casa) para alguien querido (hicimos este corazón juntos con pasta de modelar para papá)



82- Ver fuegos artificiales



83-Visitar un puerto marítimo, ver los barcos, los pescadores



84- Disfrazarnos





85-Montar en un tío vivo


86- Abrazarnos fuerte fuerte todos los días



87-Bailar por la noche en una verbena
88-Hacer una barbacoa al aire libre




89-Nadar en el mar con una colchoneta, flotador...


90-Disfrutar cada momentos juntos, apreciar cada instante de pequefelicidad y hacernos muchas fotos de cada recuerdo.





El grupo de facebook  EL VERANO DE MI VIDA: Actividades para peques de momento quedará en punto muerto, no sé qué haremos con él. Os iré contando en el blog. ¿Quizá planear algo para este Otoño?

Aquí te de dejo la lista de blogs que han seguido el reto, puedes ver cómo ha resultado su reto: 
Miles de gracias por participar, ha sido increíble ver cómo los peques iban tachando puntos.


9mesesyunavidanueva

mipequemundogira 

elsuenodeleo 

blwaprendiendoacomer

elracodelspetits 

terroncitodesal 

wendieland 

momentosfelicesyunicos

mamaoso 

sradiaz






 Os espero día a día en mi perfil de facebook, twitter y pinterest


¿Qué te ha parecido el reto? ¿Qué balance haces del verano? Vuestros comentarios son MI MOTOR.




  ¿Te ha gustado el post? COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES. Que la PEQUEfelicidad llegue a toooodo el mundo.
Blogging tips